Blogia
mQh

montaban atentados terroristas falsos


Gobierno colombiano retira a jefe de operaciones del Ejército. Según fuentes, la decisión de retirar a Guilermo Quiñónez se basó porque el uniformado habría protegido a delincuentes.
Bogotá, Colombia. El gobierno colombiano retiró del servicio al general Guillermo Quiñónez, jefe de operaciones del Ejército, quien se convirtió en el cuarto uniformado de alto rango retirado durante este año, se informó hoy oficialmente.
Quiñónez fue retirado mediante un decreto que firmó el presidente Alvaro Uribe y el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, quien fue criticado por el ex oficial por la decisión que tomó de separarlo de su cargo.
"Aunque tuve la oportunidad de solicitar el retiro, deseando servir a mi país hasta el último minuto y por el compromiso con mi institución, decidí permanecer hasta el final porque pienso que de lo contrario estaría en algún modo aceptando una acusación injusta y falsa", declaró el ex oficial en un comunicado.
Según la prensa local, la decisión de retirar a Quiñónez del Ejército se basó porque al parecer el uniformado estaba protegiendo a delincuentes.
De otro lado, la Procuraduría de Colombia destituyó a dos mayores del Ejército por "participar en montajes de actos terroristas y hacer que se pagaran con dineros del Estado", en hechos ocurridos hace dos años en Bogotá.
Un reporte del Ministerio Público señaló que en agosto de 2006, antes y después de la posesión del presidente Álvaro Uribe, se presentaron cinco hechos y que "existen suficientes pruebas para establecer la responsabilidad de los oficiales en los hechos que tenían como propósito sembrar el pánico en la ciudad".
Según el reporte, los uniformados prepararon varios "actos terroristas" y después los efectivos se dieron el crédito por la desarticulación de esas acciones que inicialmente fueron atribuidas a los rebeldes.
 "Los oficiales del Ejército efectivamente incurrieron en la falta disciplinaria calificada como gravísima, cometida a título de dolo, al ’realizar objetivamente una descripción típica consagrada en la ley como delito sancionable a título de dolo, cuando se cometa en razón, con ocasión o como consecuencia de la función o cargo, o abusando del mismo’", precisó un reporte de la Procuraduría.
 Según medios locales, durante los tres últimos meses la Fiscalía General ha abierto cerca de 200 investigaciones sobre los llamados "falsos positivos", como se denomina en Colombia a los casos de ejecuciones en los que civiles son mostrados por militares como guerrilleros abatidos.
El pasado 15 de noviembre, el gobierno colombiano anunció que fueron destituidos 13 militares por la desaparición y posterior muerte de varios jóvenes que fueron presentados como rebeldes abatidos en combate.
 Otros 27 militares, entre ellos tres generales, fueron destituidos el pasado 29 de octubre por lo ocurrido con varios jóvenes que desaparecieron a comienzos de año en la central población de Soacha y fueron encontrados muertos en septiembre en la ciudad de Ocaña, en el este del país. Según las autopsias, los fallecimientos se presentaron pocas horas después de las desapariciones.

21 de diciembre de 2008
©la tercera
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres