Blogia
mQh

de sepulturas vencidas a la fosa común


Macabra cifra: 625 exhumaciones en un año. Grave falta de espacio en camposanto de la ciudad obliga a retirar antiguas osamentas.
[José Luis Ramírez M.] Antofagasta, Chile. A 625 ascendió el número de exhumaciones solicitadas por la Administración del Cementerio General de Antofagasta a la Seremi de Salud durante el 2008, situación que da cuenta de la grave carencia de espacio que afecta al principal camposanto de la ciudad, cuyos encargados se han visto en la obligación de recurrir a la penosa práctica de retirar restos antiguos para dar cabida a los nuevos fallecidos.
Las exhumaciones son realizadas siguiendo lo dispuesto en el artículo 38 del Reglamento General de Cementerios, donde se expresa que vencido el plazo de ocupación de una sepultura, y si nadie reclama los restos, éstos pueden ser trasladados a una fosa común, liberando así el terreno que antes ocupaban.
Según consta en los registros de la seremi de Salud, las resoluciones que autorizaron la remoción de restos fueron emitidas el 29 de enero, el 22 de agosto y el 31 de diciembre de 2008.
En la primera de ellas se aprobó la exhumación de 263 cuerpos, en la segunda de 264 y en la última de 98 fallecidos, todos con derechos de sepultación vencidos.

Recursos
La nueva administradora del Cementerio General, la ingeniero industrial Nelly Caballero González, se mostró asombrada por la alta cifra de exhumaciones practicadas a lo largo del año y dijo que durante su ejercicio intentará sacar el máximo provecho a los recursos existentes para reducir esta necesidad.
"Es una cifra demasiado alta, tenemos que buscar alternativas y reestructurar el cementerio. Mi idea es generar espacios para que no tengamos que llegar a las exhumaciones, que siempre deben ser el último recurso", recalcó.
Nelly Caballero criticó a las anteriores autoridades municipales y del propio camposanto por no haber previsto a tiempo el inminente colapso del cementerio antofagastino.
"Debió preverse que el crecimiento de la ciudad en algún minuto iba a provocar este problema. Eso no se hizo y ahora vemos las consecuencias", puntualizó la nueva encargada.

Política
En cuanto a la política que aplicará a futuro con la remoción de restos humanos, enfatizó que este tipo de labores sólo se realizarán si son indispensables y previa revisión legal de todos los antecedentes disponibles.
Entre los proyectos prioritarios anunciados por Nelly Caballero está la construcción de nuevos pabellones de nichos, la construcción de un horno crematorio y la rápida habilitación de otro cementerio fuera de la ciudad, iniciativa que representaría la solución definitiva al permanente déficit de sepulturas.

Bolsas
De acuerdo a un documento interno emitido en noviembre pasado por la Administración del cementerio, el procedimiento de exhumación de restos consiste en abrir el nicho o la sepultura, retirar el ataúd, extraer los restos, depositarlos en una bolsa y etiquetarlos, para después llevarlos a una fosa común.
Las urnas vacías luego son trasladadas en camioneta a una quebrada existente al interior del cementerio, donde son quemadas sin autorización sanitaria.
En febrero de 2006 las autoridades de salud cursaron una fuerte multa a la Administración del Cementerio General por la quema irregular de ataúdes, sanción que a fines del año pasado se repitió debido a una denuncia gráfica realizada por El Mercurio de Antofagasta.

8 de enero de 2009
©mercurio de antofagasta
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres