Blogia
mQh

no sabe que está preso


Felipe Romeo, acusado por la triple A, sigue internado en estado crítico. El director de El Caudillo, órgano de difusión de la banda terrorista que lideraba José López Rega, estuvo prófugo dos años. Ahora es vigilado por el Servicio Penitenciario en el Hospital Fernández, pero es muy poco probable que mejore.
[Irina Hauser] Argentina. Felipe Romeo, director del semanario El Caudillo, órgano de difusión de la Triple A, sigue en grave estado de salud e internado en el Hospital Fernández, donde lo encontró Interpol. El autor de la consigna "el mejor enemigo es el enemigo muerto" había estado prófugo de la Justicia durante dos años. Como se encuentra inconsciente, con insuficiencia respiratoria y serios problemas cardíacos, ni siquiera se enteró de que está vigilado por el Servicio Penitenciario Federal. La posibilidad de que su cuadro revierta y pueda ser indagado era ayer muy remota para los investigadores. Según dijeron a Página/12 allegados a la causa, Romeo estaba en Brasil e ingresó al país por tierra el domingo. Al parecer, lo trajeron familiares y amigos por su situación de salud y lo dejaron en el hospital. Nadie se habría quedado con él. El juez Claudio Bonadío –que subroga a Norberto Oyarbide– cuenta con los partes médicos del establecimiento porteño pero ayer pidió un informe al Cuerpo Médico Forense.
Romeo, de 63 años, se escapó después de que este diario revelara, en enero de 2007, que vivía en Buenos Aires reciclado como restaurador de edificios antiguos. Oyarbide acababa de reabrir la investigación sobre los crímenes de la Triple A –iniciada en 1975– a raíz del hallazgo en España del ex subcomisario Rodolfo Almirón, uno de los jefes de la banda y ladero incondicional de José López Rega. Mientras Almirón fue extraditado en marzo y está preso en el penal de Marcos Paz, Romeo logró burlar la orden de captura. Hace algunos meses, cuentan en tribunales, Interpol lo identificó en Brasil, pero concretó el arresto recién ahora, cuando lo ubicó postrado en terapia intensiva en Buenos Aires.
La revista El Caudillo salió en 1973 y la firma de Romeo era casi la única que aparecía. Financiada por el Ministerio de Bienestar Social en tiempos de López Rega, sus textos proponían un constante llamado a la violencia y celebraban los atentados y asesinatos de las Tres A, como mostró –entre otras– la publicación de un cínico "réquiem" por el homicidio del diputado Rodolfo Ortega Peña. "El mejor enemigo es el enemigo muerto" fue una de las frases acuñadas por Romeo, ex miembro de la Guardia Restauradora Nacionalista. El semanario publicaba fotos y "prontuarios" de políticos, intelectuales y artistas considerados "enemigos" de Perón que había que perseguir y eliminar. "Las fuerza de seguridad –pregonaba–- tienen que despojarse de todas las trabas mentales y legales que les atan las manos. El Código Penal en muchos casos es insuficiente, el paredón es más efectivo."
Si la salud de Romeo mejorara sería indagado y llevado a prisión, pero parece difícil. Está acusado, igual que Almirón y Miguel Ángel Rovira, otro ex policía detenido, de doce asesinatos.

15 de enero de 2009
©página 12
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres