Blogia
mQh

denuncian desaparición de indígenas


Según la prensa local decenas de nativos deambulan por esa ciudad y otros puntos de la región para encontrar a sus familiares desaparecidos.
Perú. El dirigente de la comunidad awajun, Nérida Díaz, denunció hoy desde el centro parroquial de Bagua Grande, la desaparición de 100 aborígenes durante la represión lanzada el viernes por el gobierno del Presidente peruano, Alan García, quien sigue hablando de influencia "extranjera" en las protestas.
Por su parte, el ministro del Interior (s), Wilson Hernández, desmintió la existencia de fosas comunes y el hallazgo de otros 15 indígenas asesinados, tras una denuncia de nativos, en el marco de una crisis en la región en la que abundan denuncias de crímenes atroces y amenazas a medios locales de difusión.
Representantes de Bolivia, Chile y Venezuela condenaron la violencia y solicitaron investigaciones que lleven al castigo de los responsables de la matanza de indígenas.
El ex mandatario Alejando Toledo, pidió a García que identifique a los supuestos "extranjeros" que según dijo están "conspirando" contra el país, mientras diputados oficialistas apuntaron al Presidente de Bolivia, Evo Morales, y al dirigente nacionalista Ollanta Humala.
Hernández, quien se encuentra también en esa localidad, a unos 40 minutos de Reposo, en Amazonas, respondió que las autoridades están buscando a los "supuestos" desaparecidos.
Vladimir Portilla, comisionado de la Defensoría del Pueblo en la ciudad de Bagua Grande, dijo hoy tras un recorrido por la periferia de esa localidad, que no encontraron a los indígenas cuya desaparición es denunciada por sus familiares.
Los representantes de la Defensoría señalaron no haber registrado denuncias por violaciones a los derechos humanos entre 36 detenidos en la localidad, cuya situación jurídica es vigilada por el Ministerio Público.
En tanto, el periodista Carlos Torres, de la radio La Voz de Bagua, relató hoy que decenas de nativos deambulan por esa ciudad y otros puntos de la región, para encontrara a sus familiares desaparecidos.
La Defensora del Pueblo, Beatriz Merino, descartó que hayan sido hallados entre 12 y 15 cadáveres, y dijo que en la zona no se encontró ningún cuerpo ni fosa común, pero estas afirmaciones contrastan con denuncias que van multiplicándose con el paso de las horas.
Merino reclamó un diálogo urgente entre el gobierno y las comunidades nativas para evitar la violencia, como así mismo le pidió a la policía y a la justicia identificar a los responsables de las muertes de nativos y uniformados.

8 de junio de 2009
©la tercera
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres