Blogia
mQh

amplio apoyo para ratificación de cpi


Después de años de esfuerzos se logró promulgación de Estatuto de Roma. Chile puede perseguir crímenes de lesa humanidad. Presidenta dijo que ahora se reduce "el espacio de impunidad".
[Lorena Ferraro L.] Santiago, Chile. Ayer se logró uno de los objetivos prioritarios promovidos por gobiernos de la Concertación y distintas agrupaciones ligadas a la lucha por los derechos humanos. La promulgación de la adhesión de Chile al Estatuto de Roma que establece el funcionamiento de la Corte Penal Internacional (CPI).
En una ceremonia en La Moneda, donde estaban representados todos los sectores políticos del país, así como personalidades y entidades ligadas a los derechos humanos, la presidenta Michelle Bachelet puso la rúbrica que integra, finalmente, a Chile entre las naciones comprometidas con la CPI. La mandataria manifestó que desde ese momento "Chile se une formalmente a la voluntad política universal de perseguir los crímenes de lesa humanidad de manera efectiva y eficiente, y eso implica reducir el espacio de la impunidad".
Enfática, indicó que esta decisión es parte de "la conciencia y la voluntad de los pueblos del mundo que se han unido para hacer efectiva la justicia, que reclaman la dignidad esencial del ser humano en todo tiempo y en todo lugar".
La promulgación de ayer deja atrás diez años de espera desde que Chile firmó el tratado hasta la ratificación por parte del Parlamento, en lo que era considerado por muchos sectores una deuda histórica del país. Por eso, la mandataria recordó que al "reconocer oficialmente la jurisdicción de la Corte Penal Internacional, cumplimos un compromiso político internacional e incorporamos a nuestro ordenamiento jurídico interno uno de los instrumentos internacionales más simbólicos y relevantes de los últimos años".
En un patio de Las Camelias copado de invitados, muchos de ellos pertenecientes al mundo de los derechos humanos, Bachelet valoró que finalmente todas las bancadas del Senado aprobaran el Estatuto.
Como un gesto a senadores de la Alianza que participaron en la aprobación, entre ellos Sergio Romero (RN) y Hernán Larraín (UDI), la Presidenta afirmó que "estamos construyendo colectivamente la historia y un futuro basado en una cultura de los derechos humanos, un pilar fundamental en una democracia que crece y se consolida".
El camino hacia la promulgación del Estatuto fue una constante de los gobiernos de la Concertación que la mandataria valoró ayer, en especial por la firma inicial, en 1998, del ex presidente Eduardo Frei y el "impulso con gran tesón" que le diera luego Ricardo Lagos.
Hasta ahora, Chile era el único país de de Sudamérica que no había ratificado el Estatuto y, al hacerlo, se suma a otros 108 países del globo que han adherido al tratado.
Con la ratificación, Chile adhiere a la corte y a la atribución de ésta para juzgar -aunque no de modo retroactivo-, el genocidio, los crímenes de guerra y los de lesa humanidad, como la esclavitud, la tortura, la desaparición forzada de personas y el exterminio.
El aparato judicial es autónomo de cualquier instancia política y de Estado, incluso de las Naciones Unidas, y está integrado por jueces y fiscales cuya función es juzgar a individuos, no gobiernos.

Apoyo Transversal a Adhesión de Chile a la CPI
Eduardo Frei: El candidato presidencial de la Concertación destacó ayer que a pesar de que "hubo mucha reticencia para llegar a aprobarlo (el TPI) en el Congreso, al final todos sabemos que las buena ideas, los buenos proyectos y la conciencia universal priman por sobre las consideraciones particulares".
Así, agregó el senador DC, "después de 10 años se logró en el Parlamento avanzar y aprobar este proyecto".
"Chile fue uno de los primeros que lo firmó y éramos uno de los últimos países en aprobarlo, así que estábamos dando una fea figura internacional".

Sergio Romero: Para el senador de RN en materia de derechos humanos, "efectivamente ha habido una política de Estado. Pusimos siempre al país como objetivo central y también a la jurisdicción como correspondía, haciendo dictar una norma para tipificar los delitos de lesa humanidad, de genocidio y de crímenes de guerra".
"Aunque tomó un poco más de tiempo, no cabe duda de que es lo que había que hacer. Quiero destacar que la Presidenta haya mencionado, como corresponde, el aporte trasversal que hubo (a la aprobación) del TPI".

Guillermo Teillier: El timonel del Partido Comunista celebró la promulgación de la adhesión de Chile al Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional aunque "lamentó que se haya demorado tanto".
"Fuimos el último país en América del Sur en suscribir este acuerdo", afirmó Teillier en alusión al único tribunal con competencia para juzgar a personas que cometen graves crímenes contra la humanidad.
En esta dirección, aseveró que "me parece muy bien que podamos de una forma más segura interponer reclamos cuando se violen los derechos humanos en nuestro país".

Hernán Larraín: El senador gremialista se mostró satisfecho con la promulgación y reafirmó que el país "aprendió la lección" en materia de derechos humanos.
"Quisiera manifestar mi enorme satisfacción por el hecho de haber logrado este tratado. Eso significa algo muy claro: no queremos más violaciones a los derechos humanos, no queremos más golpes de Estado, hemos aprendido la lección y esperamos que Chile pueda dar un ejemplo al mundo en esta materia, que sólo por el derecho y la democracia se consigue la paz", destacó.

7 de julio de 2009
©la nación 
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres