Blogia
mQh

todo está guardado en la memoria


El municipio entrega hoy las llaves simbólicas del museo. Concretado el cierre del bar temático emplazado en lo que fue durante la dictadura la sede del Ejército en Rosario, arranca ahora la construcción del Museo. Los militantes de derechos humanos tienen sensaciones ambiguas sobre esta histórica jornada.
[Lorena Panzerini] Argentina. A pesar de la "alegría" que expresaron miembros de organizaciones de derechos humanos de Rosario por la recuperación de la casona de Moreno y Córdoba, donde funcionará el Museo de la Memoria, muchos criticaron al municipio por las demoras permitidas para la entrega del inmueble a los propietarios del bar Rock & Feller`s. Al mismo tiempo coincidieron en tener "diferencias" con el proyecto original que desde la dirección del museo se pretende llevar adelante, en el lugar donde funcionó el Comando del II Cuerpo del Ejército, durante la última dictadura. "Tenemos una satisfacción tremenda, porque no podíamos concebir que allí funcionara el Rock & Feller`s; fue terrible", aseguró Norma Ríos, miembro de la comisión y titular de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Rosario. Hoy, a las 19, las agrupaciones se autoconvocan en un acto en el que la municipalidad hará entrega simbólica de las llaves de la casona de la emblemática esquina a la Comisión Directiva del Museo, luego que ayer, los propietarios del bar hicieran lo propio con el municipio, tras la prórroga que se les había concedido en enero pasado para continuar la actividad gastronómica por otros 60 días.
En ese marco, Ríos, quien junto a Iván Hernández Larguía, Ema Lucero, el obispo Federico Pagura, Marta Díaz y Susana Llera forman la Comisión Directiva del museo, reflexionó sobre los años de lucha que lograron que hoy la emblemática esquina sea recuperada para emplazar allí el Museo de la Memoria, y aunque consideró que el proyecto que realizará la dirección del museo es "bueno", aseguró que por su parte espera que "los contenidos sean importantes sobre la propia historia de aquella gente que militó durante toda su vida. Porque hasta ahora se sabe que sería un lugar para la memoria colectiva, pero pretendemos que sea un museo vivo, que no sea estático, y que la gente participe, porque los derechos humanos se siguen violando todos los días, aunque ya no estemos en la época del proceso", señaló.
Según explicó Viviana Nardoni, coordinadora del Museo de la Memoria, el proyecto, que llevará alrededor de seis meses hacer realidad, consiste en varias temáticas dentro del edificio. "Habrá un espacio latinoamericano; otro dedicado a las madres en general, por ser bandera de resistencia a las dictaduras; otro sector dedicado a los niños apropiados y a los nietos recuperados; un centro documental; y un espacio de relax, dedicado a las Madres de Plaza de Mayo", enumeró, entre otras características. Sobre el balcón, afuera, se levantarán nueve columnas donde "estarán plasmados los nombres de los muertos por la dictadura, y la novena columna estará vacía, porque hay más fallecidos y en algún momento estarán escritos sus nombres allí", dijo. También habrá espacios de homenaje -uno para Julio López a varias personas; y un sector para que los artistas muestren sus obras.
Por su parte, Elida Luna, integrante del espacio Juicio y Castigo, como familiar de víctimas y querellante de la ex causa Feced, aseguró no entender "en qué consiste la entrega de las llaves a partir de ahora; pero está claro que en la casona nunca debería haber existido un bar", señaló. Pese al beneplácito por la recuperación del lugar, Luna comentó que hay varias diferencias con el director del Museo de la Memoria, Rubén Chababo: "Realizó una reunión en la que dejó en claro lo que significa el lugar para las autoridades locales; y explicó que la esquina de Moreno y Córdoba pertenece a la municipalidad, y que el director es él, y me pareció que no es una explicación para los organismos de derechos humanos de la ciudad que hemos luchado tanto para que se recupere el espacio", dijo. Además, comentó: "Desde que se presentó el proyecto, nunca nos han participado. No tenemos los mismos intereses; porque no hay que olvidar que desde allí salían las órdenes de represión para Rosario y toda la región". Si bien consideró que será un museo "muy importante para los ciudadanos y los chicos de las escuelas", no compartió la idea de algunos contenidos.
Al mismo tiempo, Juane Basso, integrante de la Agrupación Hijos y del espacio Juicio y Castigo, coincidió con que "no está claro" cómo funcionará el museo. "Nunca pudimos participar de las reuniones que informaban en qué consiste el proyecto", dijo. Luego indicó: "Tenemos muchas diferencias con el director", dijo; y en ese marco, argumentó que éste, "alguna vez dejó traslucir cierta visión que rozaba con la teoría de los dos demonios, y eso es inaudito", comentó Basso. Además, criticó que "la visión de la gestión de Chababo es mucho más universalista sobre la lucha por los derechos humanos, que no negamos, pero desde la ciudad debería estar apuntado a nuestra historia reciente, contada por los sobrevivientes, que son quienes mantienen el puente con la historia".
El acto está previsto a las 19, en Moreno y Córdoba, donde las organizaciones celebrarán la recuperación del espacio.

5 de marzo de 2010
1 de marzo de 2010
©rosario 12
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres