Blogia
mQh

fatídica reunión con un compañero


Adriana Arce declaró en el juicio contra Barcos.
Santa Fe, Argentina. Una sobreviviente de la dictadura, Adriana Arce, ofreció ayer al Tribunal Oral de Santa Fe que juzga a un ex agente civil del Ejército, Horacio Barcos, las pruebas que vinculan su martirio en el centro clandestino de la Fabrica de Armas con el secuestro y las torturas a su ex colega ya fallecido, José Alberto Tur y a la esposa de éste, Amalia Ricotti, en mayo de 1978. Arce abrió la segunda jornada en el juicio a Barcos, a quien no reconoció por fotografías, pero presentó en la audiencia un informe de inteligencia elaborado por la Unidad Regional II de Rosario que revela que ella y Tur estaban bajo la lupa y eran investigados por el aparato de inteligencia del Segundo Cuerpo de Ejército. Los dos compartían la militancia en el Sindicato de Trabajadores de la Educación de Santa Fe (Sintes) y Arce fue secuestrada el 11 de mayo de 1978 cuando regresaba a Rosario en ómnibus después se haberse entrevistado con Tur en Santa Fe. El matrimonio cayó unos días después, el 16 de mayo, en manos de un grupo de tareas que operaba en un centro clandestino al que llamaban "Fabrica" (sic), donde fueron torturados hasta el 31 de mayo de 1978. Lo llamativo es que el Tribunal no aceptó el documento que ofreció Arce porque era una fotocopia simple, pero dejó abierta la posibilidad para que la querella lo incorpore como prueba en el juicio si logra una copia certificada.
Arce relató su militancia en el gremio docente que formaba parte de la Ctera. "Representaba a maestros y profesores de todos los niveles, públicos y privados. Alberto era profesor de San Carlos y delegado en el departamento Las Colonias, ahí lo conocí", dijo Adriana. Después del golpe de 1976, comenzó la represión contra la actividad docente. "Nos allanan el gremio y nos roban toda la documentación", recordó. "En 1978, creíamos que la cosa se estaba normalizando. Entonces, viajo a Santa Fe para reunirme con Alberto Tur porque junto con (el ex secretario general de Sintes) Carlos de la Torre recorríamos la provincia para saber qué compañeros habían desaparecido".
"Vine a Santa Fe. Salí de la escuela donde trabajaba en Rosario, a las 12.30, el 11 de mayo de 1978", expresó Adriana. "Pero a la salida de la escuela vi en la esquina un Fiat 1500 rojo, con dos hombres fuera del coche, uno alto y otro más bajo que simulaba estar vomitando. Me llamaron la atención".
"Subí al colectivo a Santa Fe. Y también subió una persona del norte por el acento, mal vestido, mayor, que se acercó y dijo tonterías, pensábamos que se estaba haciendo el gracioso", continuó el testimonio.
"Llegué a Santa Fe. Me bajo del omnibus y me encuentro con Alberto que me estaba esperando. Cuando íbamos llegando a su casa, volví a ver el Fiat 1500" que había visto en Rosario. "Le dije a Alberto que ese vehículo estaba en la puerta de la escuela cuando salí. Se me paró el corazón. Recuerdo que me dijo: ’Que el miedo no nos coma la cabeza’"
Arce dijo que pasó toda la tarde en la casa de Tur. A la noche, Adriana regresó a Rosario en otro micro, donde volvió a cruzarse "con el mismo señor medio borracho" del viaje de ida. Y al llegar a la estación de ómnibus, la secuestró un grupo de tareas que la llevó al centro clandestino Fábrica de Armas.

12 de marzo de 2010
©rosario 12
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres