Blogia
mQh

ahora no quieren hablar


"No sentí gritos de tortura".
Argentina. El capitán médico Carlos Capdevila no aceptó responder preguntas, pero se explayó sobre los testimonios que lo incriminan. De paso lento, voz suave y mirada extraviada, dijo que estaba medicado, aseguró no recordar su número de documento, pero no tuvo problema para memorizar a qué días de la semana correspondían ciertas fechas de 1979. Admitió que trabajó en la enfermería de la ESMA, pero aseguró que "no he sentido nunca gritos de tortura". Sugirió que las declaraciones en su contra fueron "inventadas" y que según los testigos "todos estábamos torturando en todos lados".
El prefecto Juan Antonio Azic, quien en 2003 intentó suicidarse, tampoco recordó su documento. "Niego todo lo que se me acusa, me niego a declarar y a responder preguntas", fueron sus únicas palabras en público. Comenzó entonces otro debate, sobre si esa frase se podía considerar como una declaración indagatoria. La mera hipótesis "ofende al sentido común", dijo el fiscal Pablo Ouviña. El tribunal ordenó leer sus testimonios anteriores y difirió para el futuro la decisión sobre la cuestión procesal. Manuel García Tallada fue aún más breve. "No voy a declarar", dijo, y escuchó sus relatos anteriores, cuando admitió que "desde el almirantazgo hacia abajo, toda la institución conoció y participó" de la guerra sucia.

13 de marzo de 2010
©página 12
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres