Blogia
mQh

murió walter fredrick morrison

Padre del Frisbee. En 1957 el inventor vendió a Wham-O los derechos del disco volador que empezó como tapa de una lata de cabritas, pasó por ser un molde y es ahora un icono del juego.


[Dennis McLellan] Murió Walter Fredrick Morrison, cuya invención del disco volador de plástico después de la Segunda Guerra Mundial se convirtió en un icono recreativo estadounidense conocido como Frisbee. Tenía 90 años.
Morrison murió el martes por causas naturales en su casa en Monroe, Utah, informó su hijo Walt.
Wham-O Inc. ha vendido más de doscientos millones de Frisbees desde que Morrison vendiera a la compañía los derechos de lo que en 1957 llamó el Pluto Platter.
"La fundamental contribución de Fred a la industria del deporte y de los juguetes ha llevado sonrisas a más de doscientos millones de rostros y continúa haciéndolo hasta el día de hoy", dijo Kevin Martzolff, vicepresidente de diseño y márketing en Wham-O, en una declaración. "Estamos agradecidos de su invención del Disco Frisbee y su actual asociación con Wham-O durante más de cincuenta años".

Morrion nació el 23 de enero de 1920 en Richfield, Utah, y se trasladó a California a los once. En 1937, él y su novia y futura esposa, Lucile, empezaron a jugar con una enorme tapa de una lata de cabritas para divertirse durante una fiesta de Acción de Gracias.
Cuando la tapa se estropeó, usaron un molde, que descubrieron que volaba mucho mejor.
Un año más tarde, se estaban arrojando un molde en la playa de Santa Mónica cuando alguien los vio y les ofreció veinticinco céntimos por el molde.
"Eso los puso a sacar cuentas, porque si puedes comprar en la tienda un molde por cinco céntimos y venderlo por veinticinco en la playa, es que hay un hueco en el mercado", contó Morrison al Virginia-Pilot en 2007.
Pronto se los pudo ver regularmente en la playa, vendiendo moldes por veinticinco céntimos.
Continuaron con su modesto negocio después de casarse en 1939 y de la Segunda Guerra Mundial, en la que Morrison sirvió en la Fuerza Aérea del Ejército como piloto P-47 en Europa, donde pasó un tiempo como prisionero de guerra.
De regreso en casa en 1946, Morrison bosquejó un diseño para un disco volador de acuerdo a principios aerodinámicos que bautizó como Whirlo-Way.

En 1948, después de modificar sus dibujos y experimentar con varios prototipos, Morrison y su socio de entonces, Warren Franscioni, empezaron a producir los primeros discos voladores de plástico que -como consecuencia de los avistamientos de ovnis entonces- eran llamados Flyin-Saucers.
"Íbamos a ferias, para mostrarlo", contó Morrison al Virginia-Pilot. "Ahí es donde aprendimos que se podían vender esas cosas, porque la gente se las quitaba de las manos".
En 1955, después de otras innovaciones a su diseño, Morrison empezó a producir un nuevo disco, que llamó el Pluto Platter.
Después de que Morrison vendiera en 1957 los derechos a Wham-O, la compañía bautizó al disco como Frisbee.
"Pensé que el nombre era horroroso. Terrible", dijo en 2007 a la Press-Enterprise of Riverside.
Pero Morrison, que en 1982 contó a la revista Forbes que para entonces había recibido cerca de dos millones de dólares por pago de derechos, cambió de opinión más tarde. "No lo cambiaría por nada del mundo", dijo.
Un nuevo diseño en 1964, de Ed Headrick, empleado de Whma-O, agregó surcos en la superficie superior del Frisbee, lo que mejoró el vuelo del disco. La compañía empezó a fomentar el Frisbee como un producto deportivo, espoloneando la creación del golf Frisbee y del equipo deportivo conocido como el Frisbee definitivo.
Carpintero toda la vida que también fue durante un tiempo un inspector de edificios del ayuntamiento de Los Angeles, Morrison se dedicó más tarde a criar caballos de carrera como hobby en su granja en Utah.
Interrogado en 2007 sobre el secreto del lanzamiento del Frisbee, Morrison dijo a la Press-Enterprise que "todo está en la muñeca".
"Un buen lanzamiento exige práctica", dijo. "Tienes que cogerlo firme y bien y lanzarlo rápidamente".
Pero, concedió, "esas malditas cosas pueden ser impredecibles".
Su esposa le precedió en la muerte. Además de su hijo Walt, le sobreviven sus hijas Judy y Christie; y cuatro nietos.

20 de marzo de 2010
12 de febrero de 2010
©los angeles times
©traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres