Blogia
mQh

otro represor tras las rejas


Identifican y detienen al suboficial Carlos Galián.
[Diego Martínez] Argentina. A los 66 años, luego de media vida libre e impune, fue detenido el lunes en Ciudadela el suboficial naval retirado Carlos Galián, ex jefe de los guardias que custodiaban a los secuestrados de la ESMA, quienes sólo lo conocían por su nombre de cobertura: Pedro Bolita. Según testimonios obrantes en la causa, Galián acompañaba a las víctimas en los "traslados", término que la Armada usaba para referirse a la ejecución en los vuelos de la muerte. También se encargaba junto con el finado prefecto Héctor Febres de retirar de la ESMA a los niños nacidos en cautiverio. Galián fue identificado luego de una paciente investigación realizada por secretarios del fiscal federal Eduardo Taiano y del juez federal Sergio Torres. El magistrado ordenó su captura el sábado, luego de que seis sobrevivientes no dudaran en identificarlo al ver su foto. Pedro Bolita se negó a declarar ayer y ahora pasa sus días en el penal de Ezeiza.
Emilio Assales, alias Tincho, también suboficial de la Armada, fue secuestrado el 11 de enero de 1977. Luego de un mes en cautiverio en el Casino de Oficiales, le inyectaron un somnífero que tardó en hacerle efecto porque era corpulento. Alcanzó a ver que sus compañeros vomitaban, se desmayaban y eran sacados a la rastra hacia el playón trasero. Lo subieron a un camión y lo trasladaron hasta el área militar del Aeroparque Jorge Newbery. Lo obligaron a subir a un avión y antes de despegar le preguntaron por el número que le habían asignado en la ESMA. Recién entonces los secuestradores de la Armada se percataron de que aún no había sido interrogado por el Servicio de Inteligencia Naval y ordenaron devolverlo a Capucha.

–Quiero al sur –le insistió al suboficial a cargo del traslado, según le contó luego a un sobreviviente.
–Vos no sabés de lo que te salvaste, pibe –le respondió Pedro Bolita.

El represor que ahora tiene nombre y apellido también está denunciado por haber retirado a varios niños nacidos en cautiverio. Sara Solarz de Osatinsky declaró que Pedro Bolita fue el encargado, a mediados de 1977, de llevarse con paradero desconocido a un niño recién nacido, hijo de Ana de Castro, y a una niña hija de María del Carmen Moyano de Poblete, ambas desaparecidas. El 7 de septiembre de 1977, junto con el prefecto Febres, se llevó al hijo de Cecilia Viñas, que fue a parar a manos del capitán Jorge Vildoza, prófugo desde 1986. Idéntica tarea tuvo a su cargo en enero de 1978, cuando retiró del tercer piso de la ESMA a la hija de Susana Beatriz Siver de Reinhold, una niña a quien su mamá llamó Laura, y al niño que dio a luz Liliana Pereya. Finalmente, según declaró Ana María Martí, en marzo de 1978 Pedro Bolita se llevó a Juan Cabandié, que recuperó su identidad y hoy es legislador porteño.
Según relató una fuente judicial, la tarea de identificar a Bolita se inició con un par de datos: sus ojos achinados y el lugar de nacimiento, Jujuy. Se analizaron decenas de legajos, se acotó el universo por la ciudad de origen y se estudiaron las escasas fotos disponibles. En un expediente secundario encontraron una foto nítida que acrecentó la esperanza de identificarlo. Durante la semana pasada fueron citados a declarar siete sobrevivientes. Seis no dudaron en reconocerlo. Gailán fue detenido el lunes a la tarde por agentes de la Policía Federal. Vivía en una casa humilde, de dos ambientes, en Magallanes al 700, en Ciudadela.

24 de marzo de 2010
©página 12 
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres