Blogia
mQh

poch dice que no mató a nadie


Ex militar trasandino niega participación en ‘vuelos de la muerte’ durante dictadura argentina. Julio Alberto Poch está acusado de haber lanzado gente viva al mar durante la última dictadura de ese país (1976-1983).
Argentina. El ex piloto y oficial retirado de la Armada argentina Julio Alberto Poch, extraditado por España hace dos semanas, volvió hoy a negar su participación en los ‘vuelos de la muerte’, en el marco de una causa en la que está acusado de haber arrojado gente viva al mar durante la última dictadura (1976-1983).
El juez federal Sergio Torres indagó durante cinco horas al ex teniente de fragata, quien había pedido ampliar su declaración indagatoria, en el marco de la causa por su presunta participación en 950 casos de violaciones a los derechos humanos cometidos en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) durante el último gobierno militar, según fuentes judiciales.
Poch también está imputado en los casos que tuvieron como víctimas a la joven sueca Dagmar Hagelin, a las monjas francesas Alice Domón y Leonie Duquet, y al periodista argentino Rodolfo Walsh, informó el Centro de Información Judicial (CIJ).
Su abogado defensor, Gerardo Ibáñez, dijo a la prensa antes de la indagatoria que Poch iba a "acompañar mucha documentación" en su declaración.
"Él no tuvo nada que ver porque como piloto naval solamente guiaba aviones de ataque que son monoplazas", aseguró el letrado, quien agregó que en 1977 su cliente "estuvo en los Estados Unidos" realizando cursos de capacitación y ahora acompañó los respectivos "libros de vuelo".
En un plazo de diez día el juez Torres resolverá si procesa, sobresee o dicta la falta de mérito de Poch.
El 7 de mayo, el ex piloto ya había negado cualquier participación en los "vuelos de la muerte" y aportó testimonios de ex compañeros suyos de trabajo que negaron las acusaciones.
Poch fue detenido el 22 de septiembre pasado en el aeropuerto internacional de Manises, España, a raíz de testimonios de sus compañeros de la compañía aérea holandesa Transavia, que lo denunciaron a la policía de ese país y dieron origen a la investigación judicial.
Declararon que Poch presumía en conversaciones con ellos de haber actuado en los "vuelos de la muerte" arrojando con vida al mar a quienes él consideraba como "terroristas de izquierda".
El ex piloto, de 57 años y con doble nacionalidad (argentina y holandesa), negó haber trabajado en la ESMA pero reconoció que piloteó aviones para la Armada.

21 de mayo de 2010
©la tercera 
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres