Blogia
mQh

ce contra prohibición del burka


¿En qué va la prohibición del uso del burka en Europa? La utilización del burka en espacios públicos es uno de los temas de debate más usuales.
Europa. La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa aprobó este miércoles una resolución que se opone a prohibir el velo integral (burka o niqab), aunque dice que incluso el pañuelo "podría representar una amenaza para la dignidad y la libertad" de la mujer.
La resolución del informe "Islam, islamismo e islamofobia en Europa" considera "indispensable" proteger a las mujeres contra toda exclusión de la vida pública por la obligación de su comunidad o familia a llevar una prenda religiosa.
La prohibición total del burka y el niqab "impediría a las mujeres que lo desearan libremente el derecho de cubrir su rostro", según la resolución. Apunta incluso a un "efecto contrario" si las mujeres se ven obligadas a permanecer en sus casas, dejar los centros de enseñanza y renunciar al trabajo fuera de su comunidad.
Según el ponente del informe, el legislador danés Morgens Jensen, el islamismo "no se puede combatir con una prohibición de los símbolos del extremismo y de la desigualdad entre mujeres y hombres". Recuerda el texto, aprobado por una unanimidad de 112 votos, que el velo integral se percibe como un símbolo de sumisión de las mujeres a los hombres, que restringe el papel social de las mujeres".
El texto señala que las restricciones legales se justifican por razones de seguridad o por las funciones públicas o profesionales que imponen una neutralidad religiosa. La resolución también demanda a Suiza una moratoria sobre la prohibición general de construir minaretes de mezquitas y revocarla cuanto antes.
Durante el debate, ha participado el representante del secretario general de Naciones Unidas para la Alianza de Civilizaciones, Jorge Sampaio, que ha señalado que "la democracia en Europa no va bien". Sampaio ha asegurado que la Alianza de Civilizaciones está llamada a ser el pilar de la ONU del buen gobierno democrático de la diversidad cultural.
Los retos de ese buen gobierno, según Sampaio, son la mundialización, el flujo permanente de población y la diversidad cultural. Sampaio elogió el informe a debate, porque supone "un paso adelante al abrir el debate sobre islam e islamofobia, que es un tabú en la UE". La resolución califica las mutilaciones genitales como un "trato inhumano y degradante" y deplora que algunos gobiernos permitan la pena de muerte e infrinjan duras penas a quienes critican al Islam, según una interpretación de la "sharía" (ley islámica).
La ley para prohibir el velo pasa primer trámite en Parlamento francés
Mientras se da esta discusión sobre los alcances de la medida, el proyecto de ley para prohibir el burka en todos los espacios públicos de Francia, incluida la calle, pasó este miércoles sin ninguna oposición un primer trámite parlamentario en la comisión legislativa de la Asamblea Nacional (cámara baja) francesa.
Pese a que los socialistas han manifestado sus reticencias a que la prohibición se extienda también a la calle, los diputados de este partido presentes en la comisión no se pronunciaron en contra, sino que se abstuvieron en la aceptación a trámite del texto.
En favor de esa tramitación se declararon tanto los parlamentarios del partido del presidente francés, Nicolas Sarkozy, de la derechista UMP, como los de sus socios de Gobierno del Nuevo Centro (NC). El pleno de la Asamblea debe discutir entre el 6 y el 9 de julio próximos esta proposición, que prevé multas de 150 euros o un cursillo de ciudadanía para las mujeres cubiertas con velo integral, pero sobre todo penas de hasta un año de cárcel y multas de 15 mil euros para los que las obliguen a ir así vestidas.
De acuerdo con el dispositivo, las multas contra las mujeres que lleven el niqab o el burka no se empezarían a aplicar hasta un año después de la entrada en vigor de la ley, para dar así tiempo a una fase de "pedagogía" para las recalcitrantes.
El diputado socialista y ex ministro Jean Glavany indicó que todos los diputados de izquierdas y de derechas están "de acuerdo sobre la prohibición", pero que hay "una divergencia sobre los medios" y sobre los espacios en los que se tiene que aplicar.
Glavany justificó su oposición a algunos extremos de la propuesta de ley, presentada por el Gobierno y defendida por Sarkozy, recordando que el Consejo de Estado ha advertido de que puede entrar en contradicción con algunos principios constitucionales o del Convenio Europeo de Derechos Humanos. "Una censura del Consejo Constitucional o del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sería un premio inestimable para los integristas", argumentó el diputado socialista. La UMP espera que durante la tramitación parlamentaria se logrará el consenso de todos los partidos y considera que la interdicción general en todos los espacios públicos es jurídicamente sólida.

Y en España
El Senado español aprobó también una moción de la oposición conservadora que pide al Gobierno la prohibición en los espacios públicos del velo.
La iniciativa, presentada por el opositor Partido Popular (PP) y apoyada por los nacionalistas catalanes, aboga por realizar "las reformas legales y reglamentarias necesarias" para prohibir el uso de estas prendas en los espacios públicos que no tengan una finalidad estrictamente religiosa.
La moción en la Cámara alta del Parlamento contó con la oposición del gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE), apoyado por nacionalistas vascos y un pequeño partido catalán. Con esta votación, el Senado rechazó también una enmienda del PSOE que proponía regular el uso de estas prendas a través de la colaboración con las comunidades musulmanas, de la educación en el respeto a la dignidad personal y la igualdad entre hombres y mujeres y de la sensibilización social y la formación.
En defensa de la moción presentada por el conservador PP, la senadora Alicia Sánchez Camacho acusó a los socialistas de no querer "afrontar un debate que está en la calle" y de no tener una posición clara sobre este tema en el seno del Gobierno.
Por el contrario, la senadora socialista Patricia Hernández subrayó que su partido está "en contra de los debates interesados, electoralistas, simplistas, y oportunistas" porque confía en las instituciones y en las leyes vigentes que defienden la libertad, la igualdad, la seguridad y el orden público.
El ministro español de Justicia, Francisco Caamaño, se opuso hace unos días al "burka" por razones de dignidad y de seguridad en los espacios públicos, y anunció que la Ley de Libertad Religiosa tratará de forma general lo relacionado con el uso de estas prendas.
El "burka" es una túnica que tapa a la mujer completamente, de pies a cabeza, y que tiene una rejilla a la altura de los ojos para permitir la visión, y el "niqab" es un velo que sólo deja los ojos al descubierto.
En España no existe legislación sobre el uso de los velos islámicos en los espacios públicos y las formaciones políticas han intensificado el debate sobre la conveniencia de aprobarla.
En las últimas semanas varias ciudades de la región de Cataluña (noreste) han prohibido ya el uso del burka y el niqab en los recintos municipales, como Barcelona, Lérida, El Vendrell y Reus. También se ha sumado la localidad andaluza de Coín.
El debate sobre el uso de velos integrales se había limitado hasta ahora a corporaciones locales, pero este miércoles irrumpió de lleno en el Parlamento.
Sin embargo, expertos consultados por Efe citan la desproporción que existe entre el debate social y mediático que ha generado la utilización de esas prendas y el "escasísimo" número de personas que se podrían ver afectadas por su prohibición.
Advierten por lo tanto de que se trata de un debate "artificial" y de que no existe ni demanda ni conflicto social que justifique su regulación en España, pero no dudan tampoco en criticar su uso y el reconocimiento implícito de la sumisión de la mujer al hombre que supone su utilización.
La antropóloga Yolanda Aixelá avisa además de que este debate está contribuyendo a dar voz y visibilidad a un grupo muy minoritario en España, que puede provocar un aumento de la "islamofobia" y de que está perjudicando "muy seriamente" a las pocas mujeres que visten el burka o el niqab.
Recientes acontecimientos han hecho que se intensificara el debate sobre la conveniencia de aprobar una norma en este sentido.
Hace unos meses el juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez expulsó de la sala a una testigo que se negó a levantarse el burka para declarar en una vista, después de explicarle que en los tribunales españoles es obligatorio declarar con el rostro descubierto. Cinco días después declaró mostrando la cara.
En abril, un instituto público de Madrid prohibió asistir a clase a Najwa, una alumna que usaba el pañuelo "hiyab", y que finalmente se trasladó a otro centro donde sí se le permite llevar esa prenda.
Durante el último lustro ha cobrado auge en Europa el debate sobre el uso del velo islámico, según la antropóloga Yolanda Aixelá, que mantiene que de esa manera, a través del velo de las mujeres, se visualiza el Islam y su presencia en las sociedades. Se calcula que en España residen más de un millón de musulmanes. Según fuentes oficiales, 775.000 marroquíes residen legalmente en España, lo que la convierte en la comunidad extranjera más numerosa de ese país.

8 de julio de 2010
©cambio 
rss



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres