Blogia
mQh

represor en la mira


El fiscal santafesino Martín Suárez Faisal pidió que se establezca su responsabilidad al frente de la seccional 4ª entre el 77 y el 79, tras la denuncia de su antecesor.
[Juan Carlos Tizziani] Santa Fe, Argentina. El juicio al ex jefe de la comisaría 4ª, Mario Facino por el secuestro, torturas y asesinato de la militante de las Ligas Agrarias, Alicia López, puso bajo la lupa a otros represores. El fiscal Martín Suárez Faisal pidió que se investigue al comisario Ricardo Ferreyra, quien reemplazó a Facino en la jefatura de comisaría 4ª a fines de 1976 y al grupo de tareas del Ejército que operaba en la seccional. "La famosa patota", según la llamó Facino sin dar nombres porque al único que acusó fue a su sucesor: Ferreyra. Suárez Faisal dijo que en las audiencias surgió "la responsabilidad de otras personas", por lo que solicitó al Tribunal Oral que remita al juez federal en turno las declaraciones de cinco testigos y del propio imputado para que "se instruya causa penal o, en su caso, se amplíen las investigaciones en trámite" por crímenes de lesa humanidad.
El fiscal pidió que se despachen al juez en turno los testimonios de José Ernesto Schulman, Graciela Roselló y Alejandro Córdoba, quienes vieron con vida a Alicia López en una celda tumba de la 4ª. Más los de Hernán Gurvich, el ex policía José Dalmacio Vázquez y el propio Facino, quien "repetidamente refirió a la actuación de lo que él llamó ’La patota’" en la comisaría que estaba bajo su mando, precisó Suárez Faisal en el alegato ante el Tribunal.
El comisario Ferreyra ya había sido señalado en el juicio al ex juez Víctor Brusa, cuando declaró como testigo. El abogado querellante Horacio Coutaz solicitó al Tribunal Oral que "se investigue su responsabilidad (la del sucesor de Facino) por los delitos cometidos en la 4ª durante los años 1977 y 1978 respecto de las víctimas" que declararon en las audiencias. Lo mismo planteó el Ministerio Público Fiscal. Y el Tribunal hizo lugar al requerimiento y remitió copias de los testimonios al Juzgado en turno.
Ahora, en el juicio por el asesinato de Alicia López, Facino apuntó a Ferreyra, quien estuvo al frente de la comisaría 4ª durante casi tres años, "desde el 23 de diciembre de 1976 y hasta noviembre de 1979", afirmó. Sin embargo, Ferreyra dijo en el juicio a Brusa que él "no tenía la fecha exacta" en que estuvo a cargo y creía recordar que había sido desde "fines de 1977 hasta mediados de 1980". Entre "el 23 de diciembre de 1976" que recordó Facino y "fines de 1977" que admitió Ferreyra hay una diferencia que no parece casual. Los dos también dijeron que uno reemplazó al otro.
Facino tomó el testimonio de otro ex policía Raúl Gómez para tirarle a Ferreyra. En los últimos meses de 1976, Gómez estuvo detenido en la comisaría 4ª por otras cuestiones, pero se movía con cierta libertad y hasta ayudaba en la cocina. "Gómez tenía contactos con todos, andaba por los calabozos, inclusive le daba la comida a los otros presos. Y dijo que no vio gente encapuchada y golpeada, como sí había visto en la comisaría 1ª (donde había estado antes). ¡Qué casualidad! ¿Saben quién me relevó a mí en la comisaría 4ª? El comisario Ferreyra, que había sido subjefe de la seccional 1ª", dijo Facino. Y siguió: "Yo no sé qué poder tuvo el comisario Ferreyra para que no se lo indagara y detuviera como estoy detenido yo. Ferreyra estuvo a cargo de la seccional 4ª desde el 23 de diciembre de 1976 hasta noviembre de 1979. Hay muchísimas declaraciones de gente que fue torturada (en ese lapso)".
Uno de los testimonios que recordó Facino fue el Roberto Cepeda, secuestrado en la provincia de Córdoba el 11 de mayo de 1977 y luego trasladado a Santa Fe. "Cepeda estuvo en la comisaría 4ª en 1977, no en 1976 y dijo que zafó de la situación porque un día escuchó la voz de una mujer que era muy apreciada por él. Era la mujer de Ferreyra, el comisario", insistió Facino.
En el juicio a Brusa, Cepeda relató las torturas que había padecido. "Cuando yo ingreso a la comisaría 4ª tenía un golpe brutal en la cabeza, que no paraba de sangrar. Me había colocado un pullover que se pegó con sangre. Cuando me lo sacan, me arrancan el cuero cabelludo. Estaba realmente muy mal, tirado en el suelo, hecho un estropicio. Escucho entonces la voz de una mujer que conocía, que venía del patio y así, casi inconsciente, grité el nombre de esa persona. Era una ingeniera agrónoma, a quién yo había ayudado en sus últimas materias en la Facultad de Esperanza y era la pareja del jefe de la comisaría 4ª. Tal vez, esa persona tuvo algo que ver con que haya salvado mi vida. Esa fue la persona que le dijo a mi familia que yo estaba vivo y allí inmediatamente me llevan a la Guardia de Infantería Reforzada", recordó Cepeda.
Facino dijo que Brusa nunca "pisó la comisaría 4ª" cuando él era el jefe, hasta fines de 1976. "Jamás", insistió. "No hay una sola persona que pueda decir que Brusa estuvo en la seccional 4ª tomando declaración o esas cosas cuando yo estaba de jefe. Brusa participó cuando estuvo Ferreyra. Y acá, Ferreyra negó que Brusa hubiera estado. Hay declaraciones firmadas por el juez y tomadas en la seccional 4ª", recordó.
El 25 de noviembre, cuando declaró como testigo en el juicio a Brusa, Ferreyra dijo conocer al ex magistrado. "Lo conocía porque era del Juzgado Federal". "¿Se presentaba en la comisaría 4ª?", le preguntó entonces el fiscal Suárez Faisal. "Alguna vez podría haber pasado, pero no para realizar alguna actividad judicial", contestó Ferreyra.

2 de agosto de 2010
©rosario 12 
rss


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres