Blogia
mQh

juicio por crímenes de la calamita


Fariña y Amelong indagados por los crímenes de La Calamita, el centro de detencin clandestino de Granadero Baigorria. En el marco del juicio oral que se sigue por terrorismo de Estado en Rosario, los dos represores quedaron confirmados como responsables de decenas de crímenes de lesa humanidad, cometidos durante la dictadura militar en La Calamita.
[José Maggi] Argentina. Los represores Jorge Fariña y Juan Daniel Amelong debieron responder esta semana ante la justicia federal por 21 casos de secuestros, 11 de ellos seguidos de torturas y por lo menos 10 homicidios cuyas víctimas pasaron por el centro clandestino de detención La Calamita -en Granadero Baigorria-, que estaba bajo responsabilidad del primero como Jefe de Operaciones Especiales de Inteligencia del Ejército. Fariña y Amelong fueron indagados por el juez federal Marcelo Bailaque y la fiscal Mabel Colalongo por:

- El secuestro y las torturas de Luis Alberto Megia y Viviana Adela Nardoni ocurrido el 3 de julio de 1977 en la calle Zeballos entre Moreno y Dorrego, desde donde fueron trasladados a La Calamita y de allí al Servicio de Informaciones.

- El secuestro de Elena Sarnari ocurrido el 4 de julio de 1977 en Tucumán 1059, quien fue llevada a La Calamita y finalmente liberada el 6 de julio del mismo año.

- El secuestro de Francisca Daniela Domínguez ocurrido el 8 de julio de 1977, quien fue liberada cinco después.

- El secuestro de María Amelia González y Ernesto Víctor Enrique Traverso, ocurrido en Oroño 1567 el 26 de febrero de 1977, y por las torturas y homicidio de este último. María Amelia fue liberada 14 días después.

- El secuestro de María Luisa Rubinelli y Aníbal Morcabel, ocurrido en Ituzaingo 71 el día 28 de febrero de 1977, y por las torturas y homicidio de este último. María Luisa fue liberada tras 38 días de cautiverio.

- El secuestro seguido de torturas y posterior homicidio de Guillermo White, ocurrido a mediados de febrero de 1977 en la ciudad de Santa Fe desde donde fue trasladado a La Calamita.

- El secuestro seguido de torturas y homicidio de Jorge Luis Ruffa ocurrido el 28 de febrero de 1977 en la calle 1º de Mayo 3223.

- El secuestro y amenazas de Carmen Cantelejo y Patricia Coria, así como el secuestro seguido de torturas de Diego Aníbal Walter Fuhr y de Daniel Angel Luis Fuhr ocurridos entre el 7 y el 9 de abril de 1977 en Servando Bayo 2283. Los cuatro fueron liberados en el mes de junio de ese mismo año.

- El secuestro de Laura Repetti y de su compañero Rubén Daniel Flores, ocurrido el 7 de junio de 1977 en Gorriti al 500. Laura estuvo detenida tres dias, pero su compañero continúa desaparecido por lo cual se lo imputó a Fariña por este delito.

- El secuestro, torturas y homicidio de Juan Carlos Gesualdo ocurrido el 28 de abril de 1977 en Avellaneda 495 .

- El secuestro, torturas y homicidio de Fernando ‘Pipa’ Agüero.

- La privación ilegítima de la libertad de Eduardo Francisco Ferreyra, que comenzó en Corrientes el 17 de marzo de 1977 y continuó en La Calamita para finalmente ser liberado siete días después en cercanías de Pergamino.

- También fueron imputados por la desaparición física de Raquel Negro, la esposa de Tucho Valenzuela.

- Amelong y Fariña también debieron contestar por el caso de Alberto Barber Caixal secuestrado el 14 de setiembre de 1977 en un bar rosarino, y por su posterior desaparición física.

- El secuestro, las torturas y el homicidio de Héctor Larrosa, cerró la lista de la indagatoria.

Juan Daniel Amelong respondió que como miembro de un organismo de inteligencia militar estratégica, no estaba relevado de violar el secreto de la información requerida. Por lo cual evitó responder sobre los hechos concretos.
En tanto Jorge Rubén Fariña se excusó con argumentos más sencillos: Dijo que estaba "muy cansado para entender todo lo que se me dice". De igual modo negó los cargos y adjudico todo a "una venganza". Fariña cuestionó con estas palabras las condiciones de detención en las que se encuentra. "Se me niega el acceso directo a mis seres queridos y me han variado cuatro veces los lugares de detención, empeorándome cada vez más las condiciones de vida". También se quejó porque pretende volver a un penal dentro de una unidad militar donde las condiciones son otras. Es que en el Penal de Marcos Paz le toca compartir encierro con Jorge ‘el Fino’ Palacios el frustrado jefe de la Policía Metropolitana de Mauricio Macri y con Ciro James, el fallido espía pincha teléfonos de la misma organización.
26 de septiembre de 2010
©rosario 12
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres