Blogia
mQh

testigo identificó a lofiego


Era su verdugo. "Decía, ’a éste dénle tranquilo’".
[José Maggi] Argentina. Uno de los dos testigos que declararon en la tarde de ayer aseguró haber estado detenido en la Fábrica Militar de Armas de Fray Luis Beltrán. Roberto ‘Chino’ Hyon llegó a esa conclusión por datos comunes que tiene con quien fuera uno de sus compañeros de encierro: el contador Eduardo Azum. "Me llevaron a un lugar del que en principio no tenía precisión. Era en el campo, donde escuchaba los gallos, ruidos de animales, creía que estaba en la zona de Ibarlucea porque cuando me largaron me dejaron en ese lugar. Pensé primero en La Calamita porque me liberaron en la zona noroeste. Pero después, por personas que estuvieron secuestradas conmigo, pude saber que era la Fábrica de Armas de Beltrán. Estuve allí la primera quincena del mes de agosto de 1976, escuchaba las torturas, aparecía mucha gente que la traían de San Lorenzo, de esa zona".
"Había gente de San Lorenzo y Fray Luis Beltrán, la mayoría peronistas de la zona. Me tenían tirado en el suelo en un colchón, prácticamente no nos daban de comer, todos los días nos torturaban, nos tiraban en un elástico de cama, y nos picaneaban y este enfermo de Lofiego nos pegaba con un latiguillo. Se hacia llamar el Doctor y el Ciego, ese fue el que me puso el estetoscopio en el pecho y le dijo a los otros, ’a éste dénle tranquilo que va a aguantar’", relató.
Hyon recuerda especialmente "a una mujer a la que escuché gritar y llorar, a la que hicieron pomada, que era de la zona de San Nicolás y militaba en Vanguardia Comunista. Se escuchaba todo porque todo pasaba en la misma casa, por llamarla de algún modo".
Según relató "con Azum hablamos sobre Hugo Parente, porque los tipos estos que nos torturaban, algunos se hacían los buenos y otros los malos. Y uno me dijo: ’Quedáte tranquilo Chino, tu viejo está bien, pero a vos te batió el Hugo Parente’, al que conocía pero no veía a desde hacía tres o cuatro años. Azum se había hecho amigo de Parente porque les gustaba cantar y se iban juntos a las peñas".
Roberto Hyon recordó que fue "secuestrado en los primeros días de agosto de 1976. Una banda asaltó la casa de mis padres e hirió gravemente a mi papá con dos tiros en el estómago y también con dos tiros a mi hermano menor".
Refiriéndose al único de los miembros del grupo de tareas que pudo individualizar, recordó: "Me acuerdo que como a los 3 o 4 años, después que pasó eso me fui al norte y una vez que volví estaba mirando una exposición de libros en la plaza frente a la Biblioteca Argentina y me encuentro con un amigo de Jujuy, estudiante de medicina. Estaba parado como mirando a la biblioteca y escuché una voz que me estremeció el cuerpo, era la voz de uno de los que más me habían torturado, era un enfermo. Le pregunté a mi amigo quién era y me dijo: ’Ese es el hijo de puta de Lofiego’, me contestó. No pude darme vuelta para mirarle la cara, me dio un escalofrío, pero no hizo falta esa voz era inconfundible: era la de mi torturador".
Un detalle: Hyon nunca había denunciado su secuestro hasta que hace cuatro años cuando el rostro de Lofiego ganó la tapa de los diarios por su detención, Hyon padre, lo reconoció como uno de los que irrumpió violentamente en su casa de pasaje Hertz, en los primeros días de agosto de 1976. Entonces junto a sus hijos Roberto y Walter -que ayer también declaró- decidió ir a la justicia federal.
4 de noviembre de 2010
©página 12
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres