Blogia
mQh

recuperar la dignidad


Para Lifschitz, el Museo de la Memoria es "entrañable" para recuperar la dignidad donde hubo horror.
[Lorena Panzerini] Argentina. "El Museo de la Memoria es uno de los proyectos más entrañables de mi gestión", dijo el intendente Miguel Lifschitz, durante la conferencia previa a inauguración del nuevo espacio que funcionará en la casona de Moreno y Córdoba. Desde allí, el Comando del Segundo Cuerpo del Ejército impartió órdenes de vida y muerte, entre 1976 y 1983, y este viernes abrirá sus puertas como el nuevo sitio para que la sociedad no olvide el genocidio, y se base en la memoria para marcar el camino hacia el futuro. Lifschitz apuntó a que con la puesta en marcha del museo "la sociedad de Rosario rinde homenaje a los desaparecidos, torturados, familias destruidas, madres, abuelas, y todos quienes lucharon y fueron protagonistas". El director del Museo de la Memoria, Rubén Chababo, aseguró que "se necesita mucho trabajo para devolverle la dignidad al espacio". Hasta ayer, no se había confirmado la presencia de la presidenta Cristina Fernández, para la apertura del viernes.
Lifschitz indicó que el museo, cuyo edificio se recuperó en marzo pasado, "será absolutamente inédito e innovador. Se reflejará nuestra historia y la memoria de este último tiempo hacia el futuro; porque el destino fundamental es para las generaciones futuras y para los que nacieron en democracia y no conocieron esa realidad".
El espacio se convertirá en el primer museo de la memoria en el país enmarcado en los ejes planteados por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). "Nos toca concluirlo en 2010, el año del Bicentenario nacional; pero en los 90 transitábamos una etapa en la que parecía que toda la lucha por recuperar la memoria, justicia y castigo a los genocidas responsables de la masacre de aquellos años, entraba en un cono de sombra: estaba vigente la ley de Obediencia Debida, del Punto Final; fueron los años de los indultos", recordó el mandatario. "Parecía que el debate comenzaba a cerrarse y echar un manto de olvido sobre todo lo que había ocurrido en la última dictadura militar", dijo. Y en ese sentido, reconoció el trabajo de las organizaciones de derechos humanos, que insistieron con la búsqueda de justicia. "Afortunadamente impidieron que ese debate se cancelara y en los últimos años, retomamos el camino que se había iniciado al comienzo de la democracia", apuntó. A partir de esa etapa, "se conocieron los detalles y los testimonios en su verdadera magnitud", señaló.
"En Rosario, pasó lo mismo con la conformación -entre el `95 y el `96- de la comisión que trabajó para la construcción del Museo de la Memoria, y después de dos años de trabajo con concejales de diferentes fuerzas políticas, se sancionó la ordenanza", recordó Lifschitz, quien agregó que más tarde, la provincia aprobó la recuperación del espacio de la casona. "Después tuvimos que esperar muchos años, y recién en marzo pasado pudimos recuperar las llaves del inmueble", donde funcionaba el bar Rock & Feller’s.
Durante la conferencia, presidida por el intendente, junto con el director de la institución, Rubén Chababo; el secretario de Cultura municipal, Horacio Ríos; y el secretario de Gobierno, Fernando Asegurado, se vivió un momento de emoción, que se apoderó de los presentes en el salón Carrasco del municipio.
Chababo recordó cuándo costó, durante ocho años, lograr lo que finalmente se mostrará el viernes: "Recuerdo mesas de negociación muy arduas", con funcionarios del gabinete municipal "con los ojos enrojecidos y temblando, ante la dificultad de poder poner en marcha el proyecto", dijo; al tiempo que destacó la "decisión política" del intendente.
Para Chababo, "el horizonte de la última dictadura debe existir como escenario para pensar los problemas del presente", porque el Museo de la Memoria "no es para brindar consuelo, sino para llamar a la reflexión". En ese sentido, aseguró que es un "muy buen momento" para inaugurar el espacio, porque "si se hubiera hecho en 2001, 2002 o 2003, con qué experiencia y fundamento se iba a sostener", preguntó el funcionario.
Por su parte, Ríos expresó que el Museo de la Memoria "dejó de ser una utopía". Y agregó que tiene el mismo compromiso "ahora en su traslado, que cuando comenzó a funcionar hace ocho años atrás".
14 de diciembre de 2010
©rosario
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres