Blogia
mQh

murió janine pommy vega


Inquieta poetisa. Escribió ’Tracking the Serpent’, considerada como una versión feminista de ’En el camino’.
[William Grimes] Murió el 23 de diciembre en su casa en Willow, Nueva York, la poetiza e íntima de luminarias de la generación Beat como Allen Ginsberg y Peter Orlovsky, Janine Pommy Vega, cuya eterna búsqueda de transcendencia la llevó a San Francisco en los años sesenta y en un peregrinaje a sitios neolíticos de cultos matriarcales. Tenía 68 años.
Según informó su compañero, Andy Clausen, la causa de su muerte fue un ataque al corazón.
El curso de la vida de Vega quedó fijo cuando, siendo adolescente en Union City, Nueva Jersey, leyó ‘En el camino’ [On the road], de Jack Kerouac. "Todos los personajes tenían una intensidad que mi vida no tenía", escribió en su libro de memorias ‘Tracking the Serpent: Journeys Into Four Continents’, publicado por City Lights en 1997.
Después de leer un artículo sobre los Beats en una revista, ella y una amiga de la secundaria se encaminaron hacia la Cedar Tavern en Greenwich Village donde, casualmente, conocieron al poeta Gregory Corso y, a través de él, a Ginsberg y Orlovsky, que fue el primer amante de Vega.
El día después de egresar con las mejores notas de la secundaria en 1960, anunció a su madre: "Me voy a vivir con Allen Ginsberg y Peter Orlovsky en Greenwich Village", y se embarcó en su educación sentimental.
Trabajó como camarera en el Café Bizarre, escribió poesía experimental en la vena Beat, llevaba holgada ropa masculina y una gorra tejida, y se enamoró de un pintor peruano, Fernando Vega.
Vivieron como bohemios en París, donde ella pasaba el sombrero para un cantante callejero y trabajaba como modelo en la École des Beaux-Arts. Volvió a Estados Unidos después de que su marido muriera por una sobredosis de heroína en Ibiza.
City Lights, la librería y editorial en San Francisco, asociada con los Beats, publicó su primer libro de poesía, ‘Poems to Fernando’, en su serie Pocket Poets en 1968. Publicó más de una docena de libros de poesía mientras recorría el mundo en búsquedas espirituales que incluyeron expediciones a los Himalayas y dos años de vivir como ermitaño en la Isla del Sol en el Lago Titicaca en Bolivia. ‘Tracking the Serpent’, una especie de ‘En el camino’ feminista, llevó la crónica de sus visitas a sitios de poder matriarcal en el Amazonas, Nepal, Francia y Gran Bretaña en los años ochenta.

Janine Pommy nació el 5 de febrero de 1942 en Jersey City. Su padre trabajaba como repartidor de leche en la mañana y carpintero en la tarde.
 A mediados de los setenta empezó a dirigir seminarios sobre poesía en prisiones de Nueva York en el programa Incisions/Arts, del que se convirtió en directora en 1987. Antes de su muerte enseñaba en cárceles en Napanoch y Woodbourne como parte de la Bard Prison Initiative, un programa del Bard College que otorga diplomas de bachiller a los estudiantes reos.
Black Sparrow Press publicó su antología poética más reciente, ‘Mad Dogs of Trieste’ (2000) y ‘The Green Piano’ (2005).
Además de Clausen, le sobrevive un hermano, Bill Pommy, de Tijeras, Nuevo México.
8 de enero de 2011
2 de enero de 2011
©new york times
cc traducción mQh
rss


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres