Blogia
mQh

regalo de las madres


Hebe de Bonafini homenajea a CFK en el Día de la Mujer. La Asociación Madres de Plaza de Mayo realizará hoy, a partir de las 11, frente a la Casa Rosada, una celebración en la que agasajará a la Presidenta con un "presente sorpresa".
[Adrián Pérez] Argentina. "Néstor nos devolvió la patria el día que bajó el cuadro de Videla, y ella nos la devuelve todos los días, porque nos habíamos quedado sin patria", dijo Hebe de Bonafini, titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, desde el salón de actos del Espacio Cultural Nuestros Hijos (Ecunhi) que funciona en la ex ESMA, en la previa de las celebraciones por el Día Internacional de la Mujer. A partir de las 11 el festejo se trasladará a la Casa de Gobierno, donde las madres van a homenajear a la presidenta Cristina Fernández con la entrega de un regalo sorpresa. "Aunque tengo más años que el magiclik, igual sigo encendiendo fuego", sostuvo Bonafini, en diálogo con Página/12. Y como síntesis del encuentro, donde no faltó música y poesía, destacó que "cada mujer se representa a sí misma".

¿Tiene un significado especial este homenaje a la Presidenta?
Sí, porque desde hace muchos años a esta parte ella ha sido la mujer más importante que dio el país. Nuestro regalo es visual, pero todavía no puedo adelantarte nada porque es una sorpresa. No importa que ella no esté para recibirlo. Lo que nos importa es dejarle el regalo en la Casa de Gobierno.

¿Qué balance hace del discurso de Cristina Fernández durante la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso?
Fue impecable porque habló de todo y bien, como suele hacerlo. Se preparó, estudió cifras. Anuncios como la Asignación universal para las mujeres embarazadas a partir de los tres meses son sumamente importantes. Néstor nos devolvió la patria el día que bajó el cuadro de Videla (en el Colegio Militar de la Nación) y ella nos la devuelve todos los días, porque, con los milicos, nos habíamos quedado sin patria. Con todos los anuncios y las cosas concretas que Cristina lleva adelante nos sentimos dueños de esta patria. Y no hay muchos pueblos que se sientan dueños de su patria.

Si bien no se oficializó su candidatura, el colectivo Las Cristinas, que usted encabeza, salió a apoyar a Cristina Fernández.
Esto de haber formado Las Cristinas fue para apoyarla, para difundir los discursos y defenderla frente a los ataques del enemigo. En este sentido, lo tomamos como un medio de formación política.

¿Habló con ella sobre su candidatura?
No. Y tampoco le pregunto nada porque no quiero presionarla. Sí hablamos mucho sobre lo que hacemos las madres, sobre la vida misma.

Usted le dijo a la Presidenta: "No solamente te necesitan tus hijos, también te necesitamos nosotros".
Es un poco egoísta, pero en realidad es así porque la necesitamos todos. Ella está llevando muy bien este barco, y eso es muy difícil. Es importante que esté apoyada por Nilda Garré, una mujer decidida.

A propósito, ¿cómo evalúa la decisión política de designar a Nilda Garré al frente del flamante Ministerio de Seguridad?
Me pareció genial, porque, además de ser muy decidida, Nilda es una persona con muchas agallas. La quiero, la amo. Se necesita mucha valentía para materializar las transformaciones que impulsó desde el Ministerio de Defensa. Creo que como hizo con el Ejército, donde cambió los planes de estudio, va a poder llevar adelante las modificaciones que quiere implementar en el Ministerio de Seguridad. No va a echar a cualquiera, porque sí. Lo está haciendo muy bien. Si bien esto es un poco más difícil, confío mucho en ella y en Cristina Caamaño.

¿Qué otras iniciativas pensaron, desde Las Cristinas, más allá de difundir y apoyar el proyecto que encarna el actual gobierno?
Vamos a ver si podemos presentarnos como fiscales en las próximas elecciones presidenciales.

En las habituales marchas de las Madres, usted aseguró el jueves pasado que la Plaza de Mayo "nos mantiene vivas, fuertes y coherentes".
Tenés que vernos cuando subimos a las combis, con bastón. Nos agarran de las manos. Pero cuando llegamos a la plaza, cuando bajamos, todas largan los bastones y se aferran al cartel, parecen nuevas. Yo soy la que tengo que decir basta, por el sol y el calor. Entonces nos sentamos un ratito a la sombra. Pero si fuera por ellas siguen caminando.

Días atrás amenazaron a la directora de una escuela, donde los maestros hablan con sus alumnos sobre lo que pasó durante la dictadura.
Tendrían que haber salido a la calle para demostrarle a esa gente que no le tienen miedo. El miedo es peor que una cárcel, no tiene rejas pero te aprisiona. A esa mujer hay que acompañarla. Hay que responder con marchas, reuniones y una adhesión popular. Habría que premiar a esa directora, que a pesar de todo siguió enseñando sobre lo que pasó en la dictadura.
9 de marzo de 2011
8 de marzo de 2011
©página 12

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres