Blogia
mQh

coronel de memoria frágil


El coronel González fue el primer interventor de la dictadura en Santa Fe y se niega a declarar. González fue indagado en dos causas investigan su articipación en el circuito represivo de Santa Fe. Una por la desaparición de Lucía Gómez y la otra por el martirio de María Mazzetti.
[Juan Carlos Tizziani] Santa Fe, Argentina. El primer interventor de la dictadura en Santa Fe y ex jefe del Area 212, coronel José María González, ratificó esta semana ante la justicia federal el pacto de silencio del terrorismo de estado. "Se negó a declarar y dice que desconoce los hechos", dijo a Rosario/12 una fuente que participó en dos indagatorias al golpista por crímenes de lesa humanidad. González ya estaba procesado por el asesinato de 22 militantes políticos, con sentencias firmes de la Cámara Federal de Rosario. Uno de los casos hasta fue elevado a juicio oral hace casi un año, pero el Tribunal Oral de Santa Fe que debe juzgarlo aún no definió la fecha para el comienzo del debate. Y ahora, se agregó el homicidio número 23. Mientras tanto, el militar que asaltó la Casa Gris la noche del 24 de marzo de 1976, destituyó al gobernador Carlos Sylvestre Begnis y usurpó el poder político de la provincia durante los primeros meses de la dictadura, seguirá bajo arresto domiciliario.
González fue indagado el miércoles en dos causas que investigan su responsabilidad en el circuito represivo de Santa Fe. En una, lo acusaron por la desaparición y el asesinato de Lucía Gómez, la última víctima de la masacre del camino de Las Moras, en cercanías de Coronda, en febrero de 1976, que el Equipo Argentino de Antropología Forense recién logró identificar el año pasado. Y en la otra, por el martirio de una militante de la Juventud Peronista, María Cecilia Mazzetti, en agosto de 1976. Pero en ambas se negó a declarar. "Dice que desconoce los hechos", afirmó una fuente consultada por este diario.
En realidad, González estaba citado a declarar el 10 de marzo, pero un artilugio le permitió demorar la indagatoria veinte días. El miércoles 30, llegó a los Tribunales Federales junto a tres acompañantes, entre ellos su abogado, quien en todo momento lo llamó "mi coronel". El vehículo estacionó cerca de la puerta del edificio, donde González se sorprendió ante el reportero de Rosario/12, pero bajó la vista y siguió su marcha. La foto que ilustra esta nota es la primera que se publica en 35 años, desde los tiempos en que gobernaba la provincia.
Las cuentas de González con la justicia son varias:

*En julio de 2008, el juez federal Nº 2 Francisco Miño lo procesó por el secuestro y homicidio de un militante del peronismo revolucionario, Mario Osvaldo Marini y la privación ilegal de la libertad de la esposa de éste, Ana María Cavadini, en diciembre de 1975. En mayo de 2010, elevó la causa a juicio, pero el Tribunal Oral de Santa Fe que debe juzgarlo aún no definió la fecha para iniciar el debate. González ya tiene 82 años.

*En noviembre de 2009, el juez federal Nº 1 Reinaldo Rodríguez lo procesó por el homicidio de 22 militantes políticos, asociación ilícita, privación ilegal de la libertad y tormentos en cuatro casos. El 30 de diciembre de 2010, la Cámara Federal de Rosario ratificó todos los cargos, aunque lo exculpó por un homicidio que no consideró probado.

Se trata de una causa acumulada que investiga, entre otros hechos, la masacre del camino de Las Moras. El juez Rodríguez ya había indagado a González por cuatro víctimas de ese crimen, así que el miércoles lo indagó por la última: "Luci" Gómez, una militante peronista "formoseña de nacimiento y chaqueña de adopción que estuvo 34 años como NN y recién fue identificada en setiembre de 2010. "Luci" cayó entre el 27 y 28 de febrero de 1976 junto a tres compañeras: Olga Teresita Sánchez, Graciela Siryi, María Cristina Mattioli y el esposo de esta última, Mario Luis Totterau. En marzo de 1976, pocos días antes del golpe, los restos de las cuatro mujeres aparecieron en una fosa común, en el camino a Larrechea, a mil metros de la autopista Santa Fe Rosario. Tenían las manos atadas y disparos en la cabeza. Los inhumaron como NN en el cementerio de Coronda, donde una investigación judicial los rescató en 1998 y comenzó a devolverles la identidad: primero, a Sánchez (el 15 de setiembre de 2004); después, a Mattioli (el 6 de setiembre de 2007) y a Siryi (en abril de 2008) y por último a Gómez (en setiembre de 2010). Totterau sigue desaparecido.
González era el jefe del Area 212 el 24 de marzo de 1976, cuando al mando de tropas golpistas copó la Casa de Gobierno, derrocó a Sylvestre Begnis y se convirtió en el primer interventor de la dictadura en la provincia, hasta abril de 1976, cuando lo sucedió el vicealmirante Jorge Aníbal Desimoni, ya fallecido. En esos meses, lo secundó un gabinete integrado por jefes militares de Santa Fe y Reconquista, entre ellos el coronel Reynaldo Tabernero, quien asumió como ministro de Gobierno y tiempo después se convirtió en subjefe de la Policía Bonaerense y segundo del general Ramón Camps.
3 de abril de 2011
©rosario 12

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres