Blogia
mQh

robo de bebés fue sistemático


Carlotto: "Hubo un plan sistemático para el robo de bebés".
Argentina. La titular de Abuelas de Plaza de Mayo reanudó esta mañana su testimonio en el juicio oral y público contra los represores Jorge Rafael Videla, Reynaldo Bignone y Jorge 'el Tigre' Acosta, entre otros. Carlotto relató la forma en la que le fue entregado el cuerpo de su hija, afirmó que la apropiación de bebés era "una práctica permanente y siniestra" y manifestó que "no queremos revancha, solamente justicia para que se escriba la historia con toda la verdad".

Tal como lo hizo el 30 de marzo último cuando comenzó su testimonio, Carlotto recordó que el ex jefe de la policía bonaerense Ramón Camps, en declaraciones periodísticas reconoció que "yo mandé matar cinco mil subversivos, pero ningún niño" que "eran entregados a otras familias para que los eduquen, porque si se los dábamos a sus abuelos iban salir subversivos".
También declaró que un recurso de "habeas corpus" que había presentado por su hija Laura recibió como respuesta judicial que "no se encuentra detenida y se desconoce su paradero" y ese mensaje le fue entregado "dos días después de haberla enterrado".
Carlotto relató que vio por última vez a su hija el 1 de agosto de 1977 y que el 31 de diciembre de ese año recibió una carta anónima en la que le decían que Laura estaba detenida bajo la órbita de las fuerzas de seguridad. Agregó que una compañera de cautiverio de su hija le contó en abril de 1987 que Laura estaba detenida en el centro clandestino "La Cacha", en la localidad platense de Olmos, y que tenía un embarazo de seis meses.
A través de una hermana del ex dictador Reinaldo Bignone, logró entrevistarse en 1977 con él para pedirle por su hija y su marido, que estuvo secuestrado entre el 1 y el 25 de agosto de ese año. Carlotto relató que a mediados de diciembre de 1977 tuvo una segunda reunión con Bignone en la que le dijo al dictador que si su hija "ya está muerta, devuélvanme el cuerpo".
La titular de Abuelas declaró que junto a su esposo recibió una citación de la comisaría de Isidro Casanova, en la provincia de Buenos Aires, donde la convocaban "por un tema que oportunamente se le notificará" y concurrieron esperanzados de que "Laura y su bebé estaban ahí".
Carlotto refirió que en el lugar le dijeron que "lamentaban informarle" que su hija –por entonces de 23 años- "estaba fallecida" junto a otro joven, y que la intimaron a retirar el cuerpo "antes de las 12 de la noche" pues caso contrario sería "enterrada como NN". "Yo no suelo elevar el volumen de mi voz, pero en ese momento no pude más y le grité ‘¡Asesino!’ y le señalé el crucifijo que tenía en la pared y le dije ‘¡El los va a juzgar, asesinos!’", tras lo cual retiró el cadáver de su hija que estaba en "una furgoneta de una empresa fúnebre" cuyo conductor le advirtió que "estaba cansado de retirar cuerpos que se inhumaban como NN".
Recordó que sus familiares le pidieron que no participase, en la comisaría, del reconocimiento del cadáver de Laura pues "estaba irreconocible" por lo que decidieron velarla a cajón cerrado y recién pudo "ver sus huesitos" cuando el Equipo de Antropología Forense lo exhumó. Esos profesionales constataron que la joven había sido asesinada cuando estaba "tirada en el suelo" mediante balazos disparados "desde una distancia no superior a los 30 centímetros" y que, efectivamente, había dado a luz una criatura dos meses antes del crimen.
El robo del nieto de Carlotto es uno de los 34 casos de apropiación de menores que se están juzgando. Los bebés nacieron en los centros de detención y exterminio ESMA, Campo de Mayo, Pozo de Banfield, La Cacha, Comisaría 5ta. de La Plata, El Vesubio, El Olimpo y Automotores Orletti. También llegan a juicio las apropiaciones de los diputados Victoria Donda y Juan Cabandié y de la nieta de María Chorobik de Mariani, fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo.
Junto a los dictadores Videla y Bignone también están acusados el ex jefe de inteligencia de la ESMA Jorge 'el Tigre' Acosta, el médico Jorge Luis Magnacco, a cargo de los partos en ese lugar; el ex general Santiago Riveros, el ex prefecto Jorge Antonio Azic y los ex almirantes Rubén Franco y Antonio Vañek, que se negaron a declarar.
Videla se negó a declarar -mediante una videoconferencia porque está internado por una fractura múltiple en un brazo-, ya que consideró que está "condenado de antemano".
11 de abril de 2011
©página 12

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres