Blogia
mQh

dictamen no justifica exterminio


columna de lísperguer
Nota en El Mercurio señala malestar edilicio por incapacidad de exterminar a perros de la calle.

Enervan las incorrecciones e imprecisiones que salpican esta nota. El dictamen de Contraloría no autoriza a las municipalidades a retirar perros de la calle con el objeto de ser sacrificados y la medida se aplica solamente a perros con enfermedades incurables y dolorosas -vale decir, en casos excepcionales.
El ministro (s) Jorge Díaz está equivocado en que el dictamen o la ley permite la eliminación de perros callejeros sanos como método de control de población. Esta es una interpretación errónea, no justificada, del dictamen, que autoriza solamente a retirar perros enfermos terminales, atropellados irrecuperables o muy peligrosos. En ningún caso como método de control de la población, que ha sido rechazado explícitamente tanto por la Comisión de Salud del Senado como por el ministro del Interior, Hinzpeter.
Lo que muchos animalistas reprocharon en el dictamen de Contraloría es que no se especifica ninguna forma de fiscalización de las municipalidades, de modo tal que los veterinarios que determinan el estado sanitario de un perro callejero son los mismos que deberán sacrificarlos. Con el dictamen, es demasiado fácil justificar lo injustificable: el sacrificio arbitrario de mascotas sanas que, con un buen programa de adopciones, podrían encontrar familias humanas adoptivas. Tampoco debe olvidarse que la mayoría de los perros de la calle son en realidad perros perdidos.
lísperguer

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres