Blogia
mQh

continúan amenazas contra activistas


Amnistía Internacional: Continúan amenazas a defensores de derechos humanos.: Amnistía Internacional. En su informe 2010 el organismo, además, destaca que comparado con el gobierno Uribe el de Santos adoptó una "postura menos hostil hacia los defensores y defensoras de DD.HH.".
Colombia. Para Amnistía Internacional la situación en Colombia para la población civil, las comunidades rurales y urbanas, así como para los defensores de derechos humanos, aunque mejoró, sigue siendo preocupante.
En su informe 2010, el más reciente, Amnistía Internacional revela que comparada con el gobierno anterior la administración de Juan Manuel Santos adoptó una "postura menos hostil hacia los defensores y defensoras de derechos humanos". Sin embargo, éstos siguen siendo blanco de amenazas y víctimas de homicidios, principalmente a manos de grupos paramilitares.
"En 2010 murieron de forma violenta al menos 14 defensores de derechos humanos. La Escuela Nacional Sindical informó que, en el mismo periodo, 51 miembros de sindicatos habían sido objeto de homicidio", señala el informe.
Lo que resalta Amnistía Internacional es desalentador. La población civil, en particular, los miembros de comunidades rurales y urbanas, sigue sufriendo la peor parte del conflicto que vive el país. Y en eso, según Amnistía Internacional, la gran responsabilidad recae sobre los grupos paramilitares, guerrilleros y fuerzas de seguridad.
El texto cita a la Organización Nacional Indígena (ONIC) y el registro que ésta hace. Durante el 2010 murieron de forma violenta al menos 122 indígenas. La radiografía de la situación del país reflejada por Amnistía habla también de las ejecuciones extrajudiciales.
Y es que, aunque en menores proporciones que en años anteriores, también se tuvo noticias de éstas. Además, señala, los progresos de las investigaciones penales de la Fiscalía General de la Nación sobre más de 2.300 de estos homicidios cometidos desde 1985 siguen siendo lentos.
En lo que tiene que ver con los grupos guerrilleros, Amnistía pone en evidencia que las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), siguieron perpetrando abusos graves contra los derechos humanos y violaciones del Derecho Internacional Humanitario, como homicidios ilegítimos, toma de rehenes y reclutamiento de menores de edad.
Según cifras del gobierno -señala el informe-, en 2010 murieron de forma violenta 35 miembros de las fuerzas de seguridad y un civil y 363 personas resultaron heridas por minas antipersona utilizadas sobre todo por las FARC.
El secuestro aumentó. En 2010 hubo 282, frente a 213 en 2009. La mayoría fueron atribuidos a bandas de delincuentes, pero los grupos guerrilleros fueron responsables de la mayor parte de los secuestros relacionados con el conflicto.
Para Amnistía Internacional el proceso de Justicia y Paz "siguió incumpliendo las normas internacionales sobre el derecho de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación, aunque sí salieron a la luz algunos datos sobre violaciones de derechos humanos", mientras -señala- los grupos paramilitares siguieron matando a civiles, amenazando y matando a defensores de derechos humanos y dirigentes sociales, reclutando a menores de edad y realizando actos de ‘limpieza social’", muestra el informe.
Y va más allá cuando dice que esos grupos se siguieron expandiendo y mejoraron su organización.
14 de mayo de 2011
12 de mayo de 2011
©semana

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres