Blogia
mQh

el mal fascista echó raíces en europa


columna de lísperguer
Abogado de terrorista noruego lo cree loco.

¿Demente, subnormal o las dos cosas a la vez? Sus creencias más estrambóticas son que la Unión Europea misma quiere islamizar Europa, que los árabes están invadiendo Europa, que las mujeres noruegas y europeas han allanado el camino de los musulmanes (duermen con el enemigo) y que todo esto obedece a un plan marxista. Entre sus fuentes de inspiración se encuentran los fundamentalistas cristianos de Estados Unidos y personajes como el mismísimo Conde Drácula, al que considera un héroe de la resistencia cristiana.
Imagino que su uniforme limpio y bien planchado sembrado de medallas de fantasía es igualmente un indicio de su deterioro mental, como un Toby que se volvió loco.
Lo más enervante es que él, y muchos otros en Europa, consideran que estas ideas bizarras e incoherentes, despojadas de los detalles ridículos, son en realidad correctas. Gobiernos como el de Sarkozy, Merkel, Wilders y Cameron han decretado el fin de la sociedad multicultural y buscan nuevas maneras de oprimir y humillar a sus minorías musulmanas y extranjeras, a las que culpan de sus problemas de seguridad y empleo. Gobiernos y sociedades que discuten libremente, amparándose en la libertad de expresión, sobre la necesidad de encerrar a los árabes en guetos, o expulsarlos a sus países de origen, o que encierran en cárceles a familias enteras durante años por no tener documentos de inmigración, no pueden sorprenderse que surjan bestias como el terrorista noruego. La tolerancia y complacencia con que se trata a la extrema derecha está en el origen de estos atroces atentados. Si Europa no abandona el camino del odio al extranjero, crímenes como estos volverán a ocurrir.
Como el noruego piensan decenas de miles de europeos que votan por la extrema derecha y la han llevado al poder en muchos países. La solución que ofrece el noruego es exterminar prácticamente a todo el mundo: a las mujeres por traidoras, a los disidentes por marxistas, a los árabes por diferentes. Las clases políticas que gobiernan Europa no van tan lejos: se contentan con encerrarlos (a extranjero ilegales, a extranjeros sospechosos) en cárceles para extranjeros, privarles de educación, deportarlos a sus países de origen, excluirlos de la seguridad social. El mal, oculto en la demencia o en el compromiso político, echó raíces en Europa. Su extirpación será una tarea titánica que hay que emprender cuanto antes.
lísperguer

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres