Blogia
mQh

poli condenado por asesinato


Condenan al policía que mató a una vendedora ambulante.
[Carlos Rodríguez] Argentina. El asesinato de Sonia Colman (44) ocurrió el 23 de diciembre de 2007, vísperas de Nochebuena, a la hora de la siesta, cuando vendía accesorios para parrillas a los automovilistas que pasaban por el cruce de la ruta 26 con la calle Valentín Gómez, en la localidad bonaerense de Del Viso. Fue alcanzada por un perdigón de escopeta 12.70, tipo Itaka. El que disparó fue el suboficial de la Policía Bonaerense Oscar Benítez (44), quien estaba persiguiendo a unos supuestos delincuentes que nada tenían que ver con la víctima. Ayer Benítez fue condenado a ocho años y medio de prisión por "homicidio simple" y el Tribunal Oral 3 de San Isidro ordenó su inmediata detención. "Cuando te matan a un ser querido, toda condena parece poco. Ocho años y medio es poco, teniendo en cuenta que el máximo por homicidio simple es de 25 años, pero nosotros empezamos de tan abajo, con una calificación de homicidio culposo, que estoy medianamente satisfecho. No puedo decir contento, sólo medianamente satisfecho", le dijo a Página/12 Antonio Espasa, el viudo de Sonia Colman.
"El proceso tuvo cuatro fiscales, tres de los cuales dijeron que era un homicidio culposo, sin intención de matar, y hasta que fue un ‘accidente’", recordó Espasa. Recién en el juicio oral, el fiscal Carlos Scapolán anticipó a los jueces que iba a acusar por "homicidio simple". En su alegato final pidió nueve años de cárcel para Benítez. La abogada querellante, María del Carmen Verdú, consideró que el fallo "es un escándalo, porque tenía que haberse aplicado la reforma de 2003 del artículo 80/9 del Código Penal, que establece la pena de prisión perpetua para los policías que cometen homicidio".
Ese punto del Código dice que debe aplicarse la perpetua cuando se haya "abusado de su función o cargo" por tratarse de un "miembro integrante de las fuerzas de seguridad, policiales o del servicio penitenciario". Verdú dijo que "la reforma fue incorporada al Código junto con la que estableció la perpetua para el que mate a un policía, para decir que acá se respetan los derechos humanos, pero casi nunca es aplicada por los jueces contra un miembro de esa fuerza". La abogada precisó que "siempre se pone como excusa que el policía que mata no estaba realizando ‘un acto de servicio’. No fue el caso de Benítez, que estaba en un patrullero y uniformado".
La semana próxima se difundirán los fundamentos. Benítez se hizo presente ayer en la sede de los tribunales de San Isidro, pero optó por quedarse en una oficina contigua.
6 de septiembre de 2011
©página 12
 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres