Blogia
mQh

eua tiene 46.2 millones de pobres


Las últimas estadísticas entregan un panorama devastador para Estados Unidos: 46.2 millones de personas (de un total de 308 millones) viven en la pobreza. (NYT)
Las últimas cifras de la Oficina del Censo muestran los devastadores costes de la recesión y por qué poner a trabajar de nuevo a los estadounidenses debe ser la principal prioridad de Washington.
La oficina informó el martes que el número de personas que viven en la pobreza aumentó con 2.6 millones de personas entre 2009 y 2010, para llegar a 46.2 millones. Eso equivale al escandaloso porcentaje del 15.1 por ciento, el más alto desde 1993.
La clase media también está sufriendo. El año pasado, el ingreso de una familia estadounidense típica cayó en un 2.3 por ciento a 49 mil 445 dólares -la tercera baja anual consecutiva-, rematando una década perdida de ingresos estancados. El ingreso medio familiar anual cayó a su nivel más bajo desde 1996 -tres mil 800 dólares menos que en su punto álgido en 1999.
Las cifras sobre la pobreza son todavía más sombrías para las minorías. De acuerdo a la oficina, el 26.6 por ciento de las familias hispanas y el 27.4 por ciento de las familias negras estaban el año pasado por debajo de la línea de la pobreza, en comparación con el trece por ciento de las familias blancas. Casi un tercio de las familias encabezadas por una madre soltera estaba por debajo de la línea de la pobreza, mientras que el 22 por ciento de los niños vivían en la pobreza.
Los niveles de pobreza son incluso los peores en la historia. El gobierno considera que una familia de cuatro miembros es pobre si en 2010 ganaba menos de 22 mil 314 dólares -cerca del 30 por ciento del ingreso familiar medio. La línea de pobreza original, introducida en los años sesenta, consistía en casi un 50 por ciento de ingresos medios. Usando esa fórmula, el 22 por ciento de los estadounidenses son ahora pobres, casi el mismo porcentaje que hace medio siglo.
Estas cifras deberían empujar a Washington a tratar la verdadera crisis económica. El déficit también debe ser tratado. Pero ahora mismo el problema es que hay muy poco trabajo, no que el gobierno esté gastando mucho. En realidad, los programas de la red de seguridad -tan a menudo ridiculizada por los republicanos- es todo lo que hay para impedir que millones de personas caigan en la más completa desesperación. Los cupones de alimentación ayudaron a alimentar en 2010 a 40 millones de familias estadounidenses, 50 por ciento más que en 2007. Cortar esos gastos ahora sólo dejaría a más personas sin trabajo y empujaría a más familias por debajo de la línea de pobreza.
Demoró demasiado, pero ahora el presidente Obama está tomando la iniciativa. Sus nuevas propuestas para extender el seguro de desempleo para millones de personas, invertir en obras públicas y dar incentivos a los empleadores que contraten a más personal debería resultar en más empleos y ayudar a los desempleados a llegar a fin de mes. Los republicanos en el Congreso, como era previsible, se están quejando de los costes y de los mayores impuestos que deberían pagar los más ricos.
Con 14 millones de estadounidenses en el paro y 46 millones viviendo en la pobreza, el verdadero coste humano de una política de obstrucción e inacción es innegable e inexcusable.
17 de septiembre de 2011
13 de septiembre de 2011
©new york times
cc traducción c. lísperguer

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres