Blogia
mQh

piden permitir marihuana


Dos gobernadores piden a Estados Unidos que aligere normas sobre la marihuana para permitir su uso médico.
[Michael Cooper] El miércoles, los gobernadores de Washington y Rhode Island pidieron al gobierno federal reclasificar la marihuana como una droga con usos médicos aceptados, diciendo que el cambio es necesario para que estados como los suyos, que han despenalizado la marihuana para propósitos médicos, puedan regular la distribución segura de la droga sin correr el riesgo de una persecución federal.
La decisión de los gobernadores -Christine Gregoire, de Washington, demócrata, y Lincoln Chafee, de Rhode Island, un independiente que fue republicano- inyectó nuevo ímpetu político en el prologado debate sobre el estatus de la marihuana. Sus estados están entre los dieciséis que ahora permiten la marihuana médica, pero que han observado que los intentos de producir y distribuir la droga siguen siendo perseguidos por fiscales federales.
"La divergencia en leyes del estado y federales crea una situación donde no existe un sistema seguro y regulado para proveer a pacientes legítimos que puedan necesitar cannabis médico", escribieron el miércoles los gobernadores a Michele M. Leonhart, administradora del Servicio de Control de Drogas [Drug Enforcement Administration].
Actualmente la marihuana está clasificada por el gobierno federal como una substancia controlada Programa 1, la misma categoría en la que está la heroína y el LSD. Las drogas con esa clasificación, dice el gobierno, tienen un alto potencial de mal uso y no tienen "un uso médico aceptado actualmente para tratamientos en Estados Unidos".
Los gobernadores quieren que se reclasifique la marihuana como una substancia controlada Programa II, que la pondría en la misma categoría que drogas como la cocaína, el opio y la morfina. El gobierno federal dice que esas drogas tienen un fuerte potencial para su uso excesivo y la adicción, aunque también tienen "usos médicos aceptados y pueden ser recetadas, administradas u ofrecidas para su uso médico".
Esa clasificación allanaría el camino para que las farmacias expendieran marihuana, además de los dispensarios de marihuana que operan en una opaca zona legal en muchos estados.
"Lo que tenemos allá fuera en el terreno es caos", dijo el gobernador Gregoire en una entrevista. "Y en medio de todo este caos tenemos pacientes que realmente sienten que son tratados como delincuentes o puede haber participado en algunas actividades delictivas, y realmente son pacientes legítimos que quieren marihuana médica.
"Si nuestra gente realmente quiere marihuana medica, entonces tenemos que hacerlo bien, tenemos que hacerlo con seguridad, tenemos que hacerlo teniendo la salud en mente, y eso se hace mejor en un proceso que sabemos que funciona en este país, y eso es a través de la farmacia".
El estado de Washington aprobó en 1998 el uso médico de la marihuana, con un plebiscito en el que ganó el sesenta por ciento de los votos. Pero como muchos otros estados, Washington se encontró pronto en un área legal gris. La Legislatura trató de aclarar las cosas la primavera pasada, cuando aprobó un proyecto para legalizar y regular los dispensarios y los cultivadores de marihuana.
Pero el Ministerio de Justicia advirtió que el cultivo y distribución de marihuana violaba todavía la ley federal y dijo que "los funcionarios del estado que realizaban actividades ordenadas por propuestas legislativas en Washington, no deberían gozar de inmunidad". Gregoire, aunque simpatiza con los objetivos del proyecto, terminó vetando gran parte de este.
Pasó algo similar al otro lado del país, donde Rhode Island aprobó una ley autorizando los dispensarios de marihuana regulados por el estado. Este otoño el gobernador Chafee dijo que no proseguiría con el plan debido a que la fiscalía federal había advertido que los dispensarios podían ser perseguidos judicialmente.
Los defensores de la marihuana médica elogiaron la medida el miércoles, pero dijeron que los gobernadores no deberían esperar al gobierno federal antes de proseguir con las iniciativas en el estado. Los opositores dijeron que incluso si la marihuana fuera reclasificada, era improbable que las farmacias pudieran venderla, porque la droga es normalmente fumada y puede ser menos o más fuerte.
Recién en junio la DEA negó una petición para reclasificar la marihuana sobre la base de una revisión realizada algunos años antes. Pero Gregoire y Chafee dijeron que la actitud de la comunidad médica había cambiado desde que el gobierno hubiera revisado el caso por última vez.
En 2009 la Asociación Médica de Estados Unidos cambió su posición y pidió reclasificar la marihuana diciendo que la clasificación actual estaba limitando la investigación clínica.
Gregoire observó que muchos doctores creen que no tiene sentido poner la marihuana en una categoría más restringida que el opio o la morfina. "La gente muere por sobredosis de opiatos", dijo. "¿Ha muerto alguien por sobredosis de marihuana?"
2 de diciembre de 2011
30 de noviembre de 2011
©new york times
cc traducción c. lísperguer

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres