Blogia
mQh

se suicidó hunter s. thompson


[Robert Weller] Se suicidó Hunter S. Thompson, el vividor escritor que se insertaba a sí mismo en sus reportajes sobre el bajo vientre de Estados Unidos y popularizó el periodismo en primera persona en libros como ‘Miedo y asco en Las Vegas'.
Aspen, Colorado, Estados Unidos. Thompson fue encontrado muerto el domingo en el área de su casa en Aspen con una herida de bala auto-infligida, dijeron agentes de policía. Tenía 67 años. La esposa de Thompson, Anita, había salido antes del incidente y no estaba en casa en ese momento.
Además del clásico de 1972 sobre la visita de Thompson a Las Vegas, también escribió ‘Fear and Loathing: On the Campaign Trail 72'. El personaje central de esas extensas y extravagantes sátiras era el "Dr. Thompson", un observador y participante alcohólico y cascarrabias.
Thompson es reconocidamente, junto a Tom Wolfe y Gay Talese, uno de los pioneros del nuevo periodismo -o, como lo llamó él, ‘periodismo gonzo'- en el que el escritor es él mismo una parte esencial de la historia.
Thompson, cuyos primeros escritos aparecieron en su mayor parte en la revista Rolling Stone, a menudo se retrataba a sí mismo como terriblemente intoxicado cuando escribía sobre figuras históricas como Jimmy Carter, Richard Nixon y Bill Clinton.
"La ficción se basa en la realidad a menos que seas un escritor de cuentos de hadas", dijo Thompson a la Associated Press en 2003. "Tienes que obtener tu conocimiento de la vida de otras partes. Tienes que conocer los materiales sobre los que escribes antes de poder alterarlos".
Thompson también escribió compilaciones como ‘Generation of Swine' y ‘Songs of the Doomed'. Su primera novela, ‘El diario del ron', escrita en 1959, fue publicada por primera vez en 1998.
Thompson era un icono de la contra-cultura durante la cúspide de la era de Watergate, y dijo una vez que Richard Nixon representaba "ese lado incurablemente oscuro, venal y violento del carácter norteamericano".
Thompson fue también el modelo del calvo ‘Uncle Duke', de Garry Trudeau, en la tira cómica ‘Doonesbury' y fue representado en la pantalla por Johnny Depp en una adaptación al cine de ‘Miedo y asco en Las Vegas'.
Esa libro, quizás el más famoso de Thompson, empieza así: "Estábamos cerca de Barstow al borde del desierto cuando las drogas comenzaron a controlar la situación".
Otros libros son ‘La gran caza del tiburón', ‘Los ángeles del infierno' y ‘The Proud Highway'. Su escrito más reciente fue: ‘Hey Rube: Blood Sport, the Bush Doctrine, and the Downward Spiral of Dumbness'.
"Puede haber muerto relativamente joven, pero lo compensó en calidad, sino en cantidad, durante su vida", dijo a la Associated Press por teléfono desde su casa en California del Sur Paul Krassner, el veterano periodista radical y uno de los antiguos editores de Thompson.
"A veces era difícil determinar si estaba provocando por las ganas de provocar o si sólo estaba borracho y colocado y estaba siendo irresponsable", bromeó Krassner, fundador de la publicación de izquierdas The Realist y co-fundador del partido Juventud Internacional (YIPPIE).
"Pero todos los editores que conozco, incluyendo a mí mismo, estábamos dispuestos a aceptar un cierto tipo de periodismo temperamental en los encargos de que cubriera una historia particular", dijo. "Estábamos dispuestos a arriesgarlo todo con su conducta irresponsable para compartir su talento con los lectores".
La propiedad del escritor en Woody Creek, no lejos de Aspen, era casi tan legendaria como Thompson. Estaba orgulloso de sus pavos reales y armas; en 2000, disparó e hirió levemente a su asistente cuando trataba de asustar a un oso de su propiedad.
Le sobrevive su hijo, Juan Thompson.
Nacido el 18 de julio de 1937, en Kentucky, Hunter Stocton Thompson sirvió dos años en la Fuerza Aérea, donde fue editor deportivo de un diario. Más tarde se transformó en un orgulloso miembro de la Asociación Nacional del Rifle y fue casi elegido sheriff en Aspen en 1970 bajo la bandera del Freak Power Party.
El auge de Thompson ocurrió en los años setenta, cuando su exagerada identidad era engullida por las revistas. Sus artículos eran de extensiones legendarias y así era también su apetito de aventuras y problemas; sus supuestas peleas con Jann Wenner, el editor de Rolling Stone, según se rumoreó en muchos casos, tenían que ver con infladas cuentas por historias que no llegó a escribir.
Era el contenido lo que hacía enarcar cejas y provocaba ira. Su libro sobre la campaña presidencial de 1972, sobre entre otros Edmund Muskie, Hubert Humphrey y Nixon, se hizo famoso por sus mordaces opiniones.
Trabajar para Muskie, Thompson escribió, "era algo parecido a ser encerrado en un vagón de carga rodante con una rata de agua salvaje de 100 kilos". Nixon y su familia de "muñecas Barbie" eran "la respuesta norteamericana al monstruoso mister Hyde. Representa al hombre-lobo que llevamos dentro".
¿Humphrey? De él, Thompson escribió: "No hay modo de entender lo superficial, despreciable y perdidamente deshonesto que es el viejo jamelgo de Hubert Humphrey si no lo sigues durante un rato".
Su enfoque le ganó el elogio de las masas y la aclamación de los críticos. Escribiendo para el New York Times en 1973, Christopher Lehmann-Haupt se preocupaba de que Thompson alguna vez "cayera en el buen gusto".
"Eso sería una vergüenza, porque aunque no ve a América como la Gandma Moses, o como nos las pintaban en clases de educación cívica, en su propia y loca manera había una profunda preocupación democrática por la sociedad", escribió. "Y es, a su propio modo, terriblemente refrescante".

John Rogers en Los Angeles contribuyó a este reportaje.

21 de febrero de 2005
©chicago tribune
©traducción mQh
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

JDaniel -

No conocía a Don Icono. El artículo es superinteresante. Lo mejor es que no veía a su país como en las clases de instrucción cívica, todos fuimos vacunados con esa mierda...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres