Blogia
mQh

onu aprueba tribunal para sudán


[Nick Wadhams] Naciones Unidas han aprobado resolución sobre sospechosos de crímenes de guerra en Sudán. A cambio de concesiones, Estados Unidos suspende el veto.
Naciones Unidas. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó anoche una resolución para procesar a sudaneses sospechosos de crímenes de guerra en el Tribunal Criminal Internacional, después de que Estados Unidos revirtiera su posición y accediera a no usar su derecho a veto.
Estados Unidos obtuvo importantes concesiones, incluyendo las garantías que exigía para que los estadounidenses que trabajan en Sudán no sean entregados ni al Tribunal Criminal Internacional ni a los tribunales de otros países si eran acusados de crímenes en Sudán.
Mientras observaba el secretario general Kofi Annan, el consejo votó 11-0 con 4 abstenciones -Estados Unidos, Argelia, Brasil y China.
"Esta resolución marca un cambio decisivo, ya que envía un mensaje más allá de Darfur a todos esos culpables de crímenes contra la humanidad y de crímenes de guerra que han creído demasiado a menudo que están más allá del brazo de la justicia", dijo el embajador francés ante Naciones Unidas, Jean-Marc de la Sablière.
La embajadora interina de Estados Unidos ante Naciones Unidas dijo que Estados Unidos todavía "objeta en lo fundamental" a la corte, pero estaba resuelto a hacer algo sobre Sudán.
"Es importante que la comunidad internacional hable con una sola voz para ayudar a fomentar responsabilidades efectivas", dijo Patterson.
Incluso con concesiones legales, la decisión de Estados Unidos de no vetar fue un cambio importante. El presidente Bush se ha opuesto activamente al tribunal, y los diplomáticos norteamericanos han dicho repetidas veces que se oponían a cualquier variación que presentara el caso de Sudán ante el tribunal.
El miércoles funcionarios del gobierno de Bush dijeron que considerarían dejar de lado sus objeciones para usar el Tribunal Criminal Internacional para juzgar a sospechosos sudaneses a camio de las garantías legales que obtuvo para sus ciudadanos. Pero la amenaza de un veto estadounidense estuvo presente cuando los diplomáticos buscaron un lenguaje aceptable para todos.
Francia, Reino Unido y otros siete países miembros del Consejo de Seguridad han ratificado los estatutos del Tribunal Penal Internacional, y otros dos han firmado y se espera que los ratifiquen. En total, participan 98 países en el tratado y 139 son signatarios.
El documento es el último de tres resoluciones del Consejo de Seguridad con el objetivo de ejercer presión sobre Sudán para que termine la crisis en Darfur, donde el número de muertos en el conflicto entre milicias respaldadas por el gobierno y rebeldes en Darfur se calcula que ha alcanzado las 180.000 personas.
Una resolución refuerza el embargo de armas e impone el congelamiento de capitales y prohibición de viajar de los que se oponen a los esfuerzos de paz. La otra enviará 10.000 tropas en misión de paz de Naciones Unidas para supervisar el acuerdo de paz entre el gobierno y los rebeldes sureños que terminó con 21 años de guerra civil. El consejo espera que la resolución también ayudará a Darfur a avanzar en el camino de la paz.
Un veto a la tercera resolución pudo haber sido políticamente perjudicial y torpe debido a que el proceso de los sospechosos de crímenes de guerra habría quedado en el limbo y debido a que Estados Unidos era el principal partidario de acusar a funcionarios sudaneses de genocidio en Darfur.
El gobierno de Bush quería un tribunal africano para juzgar a los acusados de crímenes de guerra, pero la propuesta de Estados Unidos contaba con poco apoyo.
La decisión de Estados Unidos de permitir que el tribunal procese a los responsables de crímenes de guerra podría agriar a los conservadores para quienes el tribunal es un cuerpo sin responsabilidad que no puede ser confiado. Entre los opositores se encuentra John Bolton, subsecretario de estado para el control de armas y la seguridad internacional y nominado para ser el próximo embajador estadounidense ante Naciones Unidas.
El borrador refiere los casos de Darfur desde el 1 de julio de 2002, al Tribunal Criminal Internacional. Esa fue la recomendación de una comisión de Naciones Unidas que concluyó en enero que en la región occidental de Sudán se habían cometido crímenes contra la humanidad -pero no genocidio.
Las negociaciones finales giraron sobre el lenguaje del párrafo sexto de la resolución, que dice que los ciudadanos de países que no han ratificado el tratado que establece el tribunal sólo pueden ser procesados por sus tribunales nacionales. Varios diplomáticos dijeron que lo objetaron porque el temido párrafo seis debilitaba seriamente al tribunal criminal.

1 de abril de 2005
6 de abril de 2005
©boston globe
©traducción mQh
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres