Blogia
mQh

dudas sobre acusación de terrorismo


[John Crewdson] Fiscalía considera acto de terrorismo que un joven musulmán redacte su testamento.
Londres, Gran Bretaña. Tiene 17 años, y es el hijo de una familia musulmana india que emigró hace años a Gran Bretaña. Su abogado lo describe como un "joven fuerte y estable", lo que está bien, porque ahora tiene un montón de problemas.
Según la ley británica no se puede publicar su nombre debido a su edad. Pero documentos públicos atestan que es el más joven de los quince o algo así que han sido acusados hasta el momento en lo que Scotland Yard llama una conspiración para cometer "asesinatos en masa a una escala inimaginable", haciendo explotar aviones de pasajeros en ruta a Estados Unidos.
El adolescente no está acusado de colaborar con el supuesto plan de atentado, sino de "posesión de artículos que podrían ser utilizados en actos terroristas". Entre los artículos habría documentos que la policía describe como "cartas de suicidio" firmadas por otros jóvenes que estaban dispuestos a morir.
"No son cartas suicidas, de ninguna manera", replica su abogado Gareth Peirce, cuya solicitud de fianza fue rechazada el martes por un juez de Londres. "Son sencillamente testamentos. Llamarlos cartas suicidas es muy desafortunado".
Los testamentos, agrega Peirce, "datan todos de 1995" cuando su cliente tenía seis años. Dice que los documentos parecen haber sido redactados por británicos musulmanes que partían a pelear juntos a otros musulmanes en Bosnia hace más de diez años, "lo que no era un delito".
Los cargos contra el joven -junto con la libertad de cinco sospechosos y la incapacidad, hasta el momento, de formular formalmente cargos contra otros cinco de los 25 detenidos hace más de tres semanas- sugiere que la policía británica puede haber cometido errores al arrestar a individuos que sabían poco o nada del presunto plan para hacer explotar aviones de pasajeros.
La supuesta trama han sido retratada como otro atentado potencialmente del tipo del 11 de septiembre de 2001, o peor. Algunos de los que han visto las evidencias de la fiscalía dicen que varios de los acusados parecen haber contemplado la ejecución de atentados con bomba en aviones de pasajeros.

Crece el Escepticismo
Pero sobre algunas de las afirmaciones y acusaciones iniciales de la policía continúa creciendo el escepticismo, lo que hace recordar a algunos británicos otros recientes ejemplos en que la policía inicialmente exageró la seriedad de presuntos planes para cometer atentados terroristas, como la detención hace dos años de ocho hombres acusados de planear un atentado con bomba en un estadio donde juega el famoso equipo de fútbol Manchester United. Los sospechosos fueron dejados en libertad rápidamente y la acusación contra ellos se ha evaporado desde entonces.
En gran parte, el escepticismo ha sido alimentado por la reluctancia de la policía a describir más extensamente las evidencias en que se basan las graves advertencias de que un atentado había sido "altamente probable".
Pero dos abogados de la defensa que han examinado algunas de las evidencias presentadas por los fiscales en vistas cerradas del tribunal dicen que hay sólidas evidencias de que un grupo de los acusados estaba planeando introducir químicos líquidos -con los que se puede fabricar un explosivo relativamente inestable- a bordo de aviones de pasajeros transatlánticos.
Uno de los abogados de la defensa, que habló a condición de conservar el anonimato debido a que podría ser sancionado por desacato al tribunal, calificó las evidencias de "en realidad muy sólidas".
Los dos abogados dijeron que no habían visto evidencias que vinculen a los detenidos con una conspiración terrorista, y un abogado calificó la acción de la policía el 9 y 10 de agosto como "redadas indiscriminadas".
Según Peirce, los documentos en el caso del joven fueron encontrados por la policía en una caja en la casa de la madre del joven, donde fueron aparentemente dejados por su padre, desde entonces divorciado, que en el pasado dirigía una organización de caridad en Londres, que recogía ropas y medicamentos para los musulmanes bosnios.
La caja, dijo Peirce, también contenía otro de los artículos apuntados en la acusación contra su cliente: un burdo mapa de Afganistán -dibujado hace años, dice Peirce, por el hermano menor del niño. "¡Es un mapa de niños!"
Un tercer ítem mencionado por la policía, recuperado de la misma caja, es un libro que los detectives dicen que contiene instrucciones para hacer bombas. Peirce dice que el libro está lleno de dibujos de circuitos eléctricos que podrían contener información útil para hacer una bomba, aunque no el tipo de bomba de los que se sospecha que los acusados trataron de hacer.
"Yo vi un libro que tenía diagramas", dice Peirce. "Él dice que se parecía a los libros de estudio de la escuela. Lo que yo dije ante el tribunal era que esta acusación sólo puede haber sido hecha por personas que lo ven todo bajo el prisma del ‘terrorismo'", dijo Peirce después de la vista sobre la fianza.
La única conexión del joven de 17 años con el presunto plan terrorista, sostiene Peirce, es que algunos de los otros sospechoso en el caso trabajaron en la organización benéfica ahora no existente de su padre, que dijo que se llamaba Islamic Medical Aid.
También se han planteado preguntas sobre los cargos contra Umair y Mehran Hussain, dos hermanos con educación universitaria en sus veinte que vivieron en la zona de Walthamstow, de fuerte presencia musulmana paquistaní el nordeste de Londres, donde se criaron ocho de los acusados.
Su padre, Fazal Hussain, que trabajó en una fábrica de calzados para pagar la educación universitaria de sus hijos, fue descrito por un amigo de la familia como "destrozado" por las detenciones.
Umair y Mehran Hussain han sido los dos acusados de ocultar a la policía información sobre un posible acto terrorista, una acusación mucho menos grave que la de conspiración para asesinar y cometer un acto terrorista, de lo que se ha acusado a once de los otros acusados.

Testamento Supuestamente Ocultado
La información que fue presuntamente ocultada, de acuerdo a una fuente que ha visto las evidencias de la fiscalía, es un testamento musulmán firmado "hace casi un año" por un tercer hermano, Nabeel Hussain, que fue acusado el martes de conspiración para cometer actos terroristas y asesinatos.
Umair y Mehran Hussain no son acusados de participar en el supuesto plan terrorista, y ni siquiera de haber sabido algo sobre él, dijo la fuente, sino simplemente de no haber informado a la policía sobre el testamento de Nabeel.
La tesis de la fiscalía de que el testamento tiene que ver con el terrorismo, dijo esta persona, se basa en una cita del Corán que incluye en el texto. Los abogados de Nabeel dijeron que han acudido a académicos del Corán que testificarán que la cita no tiene nada que ver con el terrorismo.
Los musulmanes dicen que en la redacción de un testamento no hay significados ideológicos.
No es probable que se hagan públicas todas las evidencias en el caso, a menos que se formulen acusaciones y se llegue a un juicio, cosa que según los abogados puede tomar todavía dos años.

jcrewdson@tribune.com

31 de agosto de 2006
©chicago tribune
©traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres