Blogia
mQh

mujeres golpeadas


[Herbert Díaz] La dolorosa experiencia de ser una mujer golpeada. Casos de esposas maltratadas por sus parejas en Arica.
Orieta y Alicia no se conocen, pero ambas a lo largo de su vida han pasado situaciones similares. Físicamente no se parecen en absoluto. Una es de tez clara, usa anteojos y tiene rasgos más bien sureños. La otra es morena, nació en Salta Argentina, pero desde hace bastante tiempo que vive en Arica.
Estas dos mujeres tuvieron la mala fortuna de entregar gran parte de su vida a ex parejas que abusaban del consumo de alcohol, llegaban de madrugada haciendo escándalo y que lamentablemente fueron hijos de padres muy estrictos, mismo rigor que aplicaban con ellas cuando tenían diferencias.
Manotazos, patadas, empujones e insultos, fueron las maneras en que sus cónyuges demostraron durante años el descontento con ambas mujeres. Ellas, por temor a dejar a sus hijos sin un padre, no querían abandonar a estos hombres, pero el dolor de los golpes físicos y sicológicos diariamente las llevaron a renunciar a ese infierno, en que el respeto y el amor no formaban parte en absoluto de la vida de pareja.
Orieta duró 12 años con su ex. Tuvieron dos hijos, uno de 8 y otro de 10 años, quienes fueron fieles testigos de cómo su padre trataba a su mamá de 'puta', 'maraca', 'gorda' y 'vaca'. También estos niños vieron cómo su progenitor en reiteradas veces le tiraba el pelo a Orieta y la azotaba con las paredes, trato que incluso a ella le llevó a intentar matarlo en una ocasión, respondiendo a las agresiones, enterrándole un cuchillo en la cara a su conviviente.

Con Cuchillo

Esta mujer aún tiene las marcas de los golpes. Muestra una herida en la muñeca que su ex le hizo con un cuchillo. Ella parece haber superado esos momentos traumáticos, pues relata su testimonio con total naturalidad, ni siquiera llora cuando recuerda los duros episodios. Incluso muestra cierto orgullo por haber salido de los problemas que le provocó ese hombre que destruyó en cierta forma su vida.
- ¿Cómo se fueron desarrollando estos hechos de violencia?
- Fue hace muchos años, un día empezó a darme empujones, yo le decía no me gusta esto y él me empujaba. Generalmente escuchaba la música fuerte, él tomaba en la casa y hacía escándalo. Si yo quería agua él se enojaba porque quería vino, empezó a buscar problemas por cualquier cosa. Yo participaba mucho en reuniones de apoderados en el colegio y él se quejaba que lo dejaba botado. Era un hombre muy celoso y posesivo. Si hablaba con un apoderado, para él ellos eran mis amantes. Veía y creía cosas, se sometió a un tratamiento por alcoholismo pero no lo siguió.
- Eso iba acompañado de una humillación constante me imagino...
- Eran frecuentes las agresiones verbales. Que yo era una puta, una maraca, 'que te encontré botada muerta de hambre, que eres una vaca una obesa'. Esas cosas me gritaba en la cara.
- ¿Cuándo fue el peor momento de esa relación?
- Cuando decidí romper la relación, eso fue en septiembre de 2006, porque empecé a trabajar. Ahí yo no quise pasar con él las Fiestas Patrias, se enojó y me dijo que si lo hacía me tenía que ir de la casa, yo lo hice igual. Cuando volví a la casa me tenía toda rota mi ropa, empezamos a pelear, a discutir, él estaba bebido. Me quiso matar con un cuchillo, yo pesqué el cuchillo y se lo enterré en la cara. Tiene una cicatriz por eso, decidí en ese minuto que pude haberlo matado, pero algo me hizo reaccionar y pensé en mis hijos y que no tenía que pasar esa situación, eso me llevó a terminar la relación
- ¿Qué sucedió cuando lo dejó?
- Me fui a la casa de una amiga, si no fuera por ella no sé que hubiese hecho de mi vida. Pero empezó de nuevo en la calle, donde me insultaba en plena calle. Me decía puta, maraca.
Gritaba cosas íntimas de nosotros curado, además me agredía. Se intentó quemar a lo bonzo delante de mis hijos. En la noche nos tiraba piedras. Un día hizo violación de domicilio en la casa de mi amiga mientras ella trabajaba rompió puertas y ventanas, después llamé a Carabineros y olvídate fue algo súper espantoso.
- ¿Eran recurrentes esos hechos de violencia en la calle?
- Sí, una vez apareció por detrás y me tomó el pelo y me azotó con una pared. Empezó a patearme y golpearme, porque estaba enojado. Me decía perra maldita, estaba delante de los niños me paré y lo salí persiguiendo, él era cobarde porque me agredía y arrancaba. Casi me atropellan por perseguirlo.

La Historia de Alicia
Alicia duró 25 años casada. A partir del décimo año de matrimonio su marido le comenzó a pegar. Generalmente llegaba bajo los efectos del alcohol y de madrugada a pedirle que le preparara comida. Ella siempre se negó.
Probablemente, según relata, su ex pareja le asestaba golpes, porque su padre siempre le pegó a él desde niño.
- ¿Como fue la primera vez que la agredió?
- La primera vez me pegó súper fuerte, dos cachetadas, sentí que la cara no podía volverla al otro lado. Después me pegó otra, sentía la cara grande, después me pidió perdón y yo lo perdoné, se sintió mal, seguro donde saltó la sangre. Estábamos en una fiesta y me llevó a un lugar para pegarme porque sintió que lo estaba ridiculizando.
- ¿Por qué siguió aguantando esa conducta por parte de su marido?
- Uno empieza a perdonar y ellos dicen cosas, se portan bien, pero tarde o temprano aparecen de nuevo las agresiones. Eso le pasa a todas las personas que tienen este tipo de problemas. Mi abuela me decía que lo soportara porque a ella le pasaba lo mismo, pero mi mamá me alertó a que lo dejara. Aguantaba con tal de mantener la familia unida, aparte no podía trabajar, me sentía desamparada. Pasó un año en que soporté muchas cosas, siempre pensé que él iba a cambiar. Eso fue hasta que empecé a trabajar y me olvidé, porque no le pedía plata y yo mantenía la casa, pero él seguía ahí.
- ¿Cómo lo hizo para terminar con esa situación?
- Me separé de él pero vivimos cerca. Aún le tengo miedo, a veces no me da la plata para mantener a los niños y creo que me va a ir a hacer escándalo a mi casa. Todavía él es violento, incluso tuvo otra pareja a quien también le pegaba.

"Uno Siempre Tiene la Esperanza de Volver", Relató Alicia
- ¿Cómo se generaban las agresiones?
- El grita habla y habla, empieza la discusión yo siempre lo dejaba callado, pero a él le daba bronca eso y ahí empezaba a tirar cosas, a pegarme cachetadas o empujones. Ahí yo me corría y no seguía discutiendo. Lo mejor era quedarse callada. Aunque también le pegué hartas veces.
- Ahí me imagino que lo dejaba de querer...
- Es algo súper misterioso, porque uno siempre tiene la esperanza de volver y ahí uno piensa que todavía lo quiere. Uno recién deja de querer cuando se da cuenta que la situación no va a cambiar. Cuando perdí la esperanza me di cuenta que no lo quería. Ahora no creo en los hombres, cuando alguien me dice un piropo yo lo miro y me imagino que debe ser igual que mi marido. Hace tres años que no he estado con nadie porque me da miedo, siempre pienso que los hombres deben tener esa conducta.
- ¿Cuál fue el peor episodio?
- Una vez que me pegó en la calle, tenía la espalda morada por las patadas que me pegó y las humillaciones que me hace pasar cuando voy a buscar la plata, ahí me dan ganas de pegarle con un fierro en la cabeza.

El CEFAM
Orieta y Alicia fueron atendidas en el Centro de Atención la Mujer, Cefam, donde consiguieron dejar atrás la pesadilla que vivieron con sus parejas. Ahí se les brindó tratamiento sicológico, asesoría jurídica y social, a través de terapias individuales y grupales.
De acuerdo a lo informado por la coordinadora del Cefam, Lorena Acevedo, ahí las afectadas reciben un proceso terapéutico reparatorio.
Mensualmente ingresan alrededor de 26 casos. Al año son un total de 215 mujeres ariqueñas. Según Acevedo antes se pensaba que la característica común que tenían las afectadas era un perfil sicológico, pero ahora se dice que tiene que ver con un tema de género. "Cómo hemos sido socializadas las mujeres, que han sido educadas para criar, cuidar la familia. Por lo tanto ellas dan muchas oportunidades para que la familia no se destruya y los hijos no queden sin padres, los casos están dados por una socialización del género más que por un perfil sicológico".

2 de abril de 2007
©estrella de arica
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

6 comentarios

Herbert Diaz -

Escribí este reportaje hace algunos años, que bueno que aún esté disponible... Espero haya sido un aporte en contra de la violencia de género... Saludos.

fernanda -

me siento identificada con mujeres dezconosco mi pareja me pega pide perdon lo hago por q lo amo volvemos a lo mismo en menos d tres semanas vuelve a gopearme solo le pido q se vaya d mi casa q no lo haga mas y el insiste en quedarse tengo miedo d denunciarlo por q sinceramente me da mucha pena creo q esta enfermo pero si no se va me va a terminar matando anoche lo hizo mas violentamente me dio la cabeza contra el piso y me saltaba en el estomago pido ayuda a alguien q pueda aconsejarme gracias

jorge -

la mujer que se deja pegar por su pareja siempre sera golpeada

Alberto -

Al primer golpe debe romperse la relación antes deque se vuelva insoportable y haya daños mayores. Siempre pedirán perdon, para volver a lo mismo y cada vez será peor. Conozco miles de casos y el libreto es semejante. Si la mujer muestra indefensión y un amar enfermizo, el agresor se ensañará con ella.

MARIA -

mi caso es de haber sido golpeada,fisica,verbal,sexual
engañada la madre los hermanos me agredian, perdi algunos bebe por golpes por parte de su madre y hermanas.
bueno cuando nacio mi bebe me hice mas fuerte dije que no queria eso para mis hijos y un dia me enfrente a todos ellos. tengo una niña de la violacion de el.
solo digo que si puede una mujer poner un alto cuando esto empieza yo me quiero soy muy inportante, pensar que esos niños no pidieron nacer,y tenemos que darles, aunque poco pero calidad amor comprencion, y nosotras darnos animo, salir del entorno en que no esta haciendo daño como una manzana dañada en medio de otras la escojemos verdad entonses la sacamos para que las otras manzanas no se contajien, si damos una oportunidad si 1y 2 pero la 3 no?
porque se le ara costumbre
y el se va acostumbrando
es mucho depende de nosotas,soy madre y padre ayudo a mis padres economicamente y ellos cuidan de mis niños mientras yo trabajo y estudio. pero el despues de tantos años se arrepiente y en ocaciones la dijo a mama que queria volver conmigo pero yo no quiero.






ROCIO BLAS BARRANCO -

Tengo 5 mese de casada una semana de que vivo con mi esposo pero es muy violento se tranforma me avento me cacheteo y me dijo cosas feas yo no pude defenderme y me iba a ir pero regrese porq lo quiero mucho y no quiero separarme de el es muiy rapido despues como simpre hacen, me pidio desculpas y me dijo q le echaramos ganas y q los dos pusieramos de nuestra parte para q no vuelva a pasar, debo creerle o mejor dejarlo de una vez o con lo que me dijo debemos intenrarlo ? el problema es que lo amo mucho y tenemos un bebito de 3 meses
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres