Blogia
mQh

policías violan a chica


Dos policías en disponibilidad, acusados de violar a una chica.
Buenos Aires, Argentina. La Justicia investiga a dos policías de General Rodríguez, sospechados de llevar a una chica de 16 años en un patrullero a un hotel, donde la habrían violado y amenazado con matarla.
Una jueza de General Rodríguez investiga a dos bonaerenses, puestos ayer en disponibilidad por la jefatura de la fuerza, por la presunta violación de una adolescente. Según denunció la chica, de 16 años, los dos, vestidos con sus uniformes, sus placas, con el arma reglamentaria y dentro de un patrullero oficial, la habrían introducido en el motel El y Tú, ubicado en la colectora del Acceso Oeste a la altura de General Rodríguez. De acuerdo con el testimonio, cada uno la forzó durante media hora. Después, volvieron al patrullero, amenazaron a la joven y la arrojaron cerca de la escuela, siempre según manifestó la chica en su testimonio. Ella le contó lo que le había sucedido a una amiga y se desvaneció en la clase. La atendieron y, ya con su madre, concurrieron a la comisaría 1ª para presentar una denuncia. Pero en la comisaría vio a los dos policías y, aterrorizada, inventó otra historia: dijo que dos muchachos en un Volkswagen rojo la habían atacado. Cuando la Justicia quiso averiguar descubrió que, en el hotel, el encargado no registró el paso del VW rojo, pero sí el de un patrullero. Cuando los dos policías fueron citados a declarar, aceptaron haber concurrido con la chica, pero alegaron relaciones consentidas. Ahora son investigados por Asuntos Internos y fueron desafectados del servicio, apartados de sus cargos, sin arma ni uniforme, sin goce de sueldo. Pero libres.
Dudosa la lógica de la prevención policial en General Rodríguez. A la chica, de 16 años, le tocó sufrirla. El lunes 28 pasado, alrededor de las 6.30 de la mañana, dos policías de la 1ª de General Rodríguez (según el periódico local La Hoja, uno de ellos es teniente y se apellidan Rojas y Díaz, ambos de unos 40 años) se habrían acercado a la chica, a una cuadra de su casa. Según el testimonio de ella en la causa, uno de ellos la tomó de un brazo y la subió al asiento trasero del patrullero.
La adolescente relató, según señaló la jueza, que en el mismo móvil policial y con la chica aterrada dentro pasaron por la comisaría donde bajó uno de ellos para buscar "una tarjetita amarilla", que después se interpretó como una tarjeta de un pase gratuito.
De allí se encaminaron en el patrullero al motel ubicado en la colectora y Acceso Oeste, en General Rodríguez. La chica, presa del pánico, quiso llamar a la madre desde su celular, pero –según contó la víctima– los policías advirtieron el movimiento y detuvieron el auto, le arrancaron el aparato y la mochila y continuaron viaje. Con el auto policial entraron en el estacionamiento del motel. Y ocuparon la habitación 6. De acuerdo con el testimonio de la adolescente, cada uno abusó de ella media hora, mientras dejaban a la vista su arma, apoyada como quien no quiere la cosa sobre la mesa de luz.
La jueza reveló que después le habrían advertido que "si decía algo aparecería en una zanja". La volvieron al asiento trasero del patrullero y la abandonaron cerca de la escuela. El hecho saltó a la luz porque la chica, visiblemente shockeada, en la escuela le dijo a una amiga lo que le había pasado. Después, se desmayó. La asistieron y ya con su madre contó a medias una historia. Cuando la madre la acompañó a la comisaría 1ª a hacer la denuncia, la chica se topó con los dos mismos uniformes, las mismas placas, las mismas armas y los dos preventores dentro. Y en lugar del relato original, denunció que había sido atacada por dos muchachos de unos 20 años que la subieron a un Volkswagen rojo y la llevaron hasta el motel donde la violaron.
El caso fue tomado por la jueza de Menores de Mercedes, Mirta Liliana Guarino. Una de las primeras pistas que buscó fue el El y Tú. Pero allí se encontró con una sorpresa: el encargado del motel no vio ni tenía registrado el paso de ningún VW rojo. En cambio, dijo haber visto dos policías en un patrullero.
Después se supo que los dos uniformados le habían comentado a su jefe que después de realizar un operativo concurrieron al motel y que la chica era novia de uno de ellos. Ante la Justicia, aceptaron haber estado en el motel, pero declararon que mantuvieron "sexo consentido" con la chica. Es más, agregaron, uno de ellos "andaba de novio con ella" y ya había tenido "sexo en varias ocasiones". La jueza no encontró nada que sostuviera la historia de noviazgo de los policías. Fueron ordenadas pericias de ADN y recolección de otras pruebas y testimonios.
Entretanto, los dos policías fueron desafectados del servicio, una medida que implica el retiro del arma, la placa, el uniforme y el sueldo, mientras Asuntos Internos los investiga. Si se comprueba el delito, deberían ser exonerados. El fiscal Adrián Landini, por el momento, no pidió la detención: aguarda resultados de pericias, aunque existen argumentos suficientes en contra de los dos policías.

2 de junio de 2007
©página 12
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres