Blogia
mQh

militares pinochetistas condenados


[Jorge Escalante] A seis años fue sentenciado el brigadier (R) Adolfo Born. General (R) Orozco condenado a 8 años por crimen de agente.
Santiago, Chile. El ex jefe de la Dirección de Inteligencia del Ejército (DINE) es el autor, lo mismo que Born Pineda, del secuestro y desaparición en 1978 del agente DINE, Guillermo Jorquera.
El ex jefe de la Dirección de Inteligencia del Ejército (DINE), general (R) Héctor Orozco, fue condenado a ocho años de presidio por la Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, como autor del secuestro y desaparición en 1978 del suboficial y agente de la DINE, Guillermo Jorquera Gutiérrez.
Por el mismo crimen la sala sentenció al ex agente DINE y ex jefe de seguridad de Copesa S.A., brigadier (R) Adolfo Born Pineda, a la pena de seis años.
Ambos habían sido sentenciados por la ministra Adriana Sottovía a la pena de cinco años y un día. Sin embargo, los ministros Lamberto Cisternas y Mauricio Silva, junto al abogado integrante Paul Warnier, acogieron argumentos del abogado querellante Nelson Caucoto, quien apeló para elevar las condenas. Caucoto manifestó en su alegato que Orozco no podía recibir igual sentencia que Born Pineda, pues en la investigación se estableció que Orozco -como jefe de la DINE- ordenó detener y hacer desaparecer a Jorquera.
Ambos se encuentran aún en libertad provisional, porque sus abogados Marcelo Cibié (Orozco) y Miguel Ángel Parra (Born), recurrieron a la Corte Suprema a través de un recurso de casación en el fondo y está pendiente esta resolución.
La historia de la desaparición del suboficial Jorquera es de película. El 23 de enero de 1978 intentó asilarse en la embajada de Venezuela pero lo detuvo carabineros que lo entregaron a la DINE. El encargado de retirar a Jorquera de la 14ª Comisaría de Santiago fue Born Pineda, conduciéndolo a la oficina de Orozco en el octavo piso del Ministerio de Defensa, actual edificio de las Fuerzas Armadas. Desde allí se perdió para siempre su rastro.
En 1976 la DINE instaló a Jorquera en el Ministerio de Relaciones Exteriores para operar en tareas de inteligencia y control del personal de esa repartición. El agente comenzó a adquirir una importante cuota de poder e información en la Cancillería, incluido la extensión de pasaportes falsos para misiones de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) en el exterior.
Jorquera conoció, entre otros asuntos, la trama clandestina y su respectiva documentación falsa para implementar el atentado en Washington al ex canciller Orlando Letelier en septiembre de 1976.
Antes de intentar ingresar a la embajada, Jorquera habló ese día con el agente del Comando Conjunto Otto Trujillo, confesándole que querían matarlo. "No quiero terminar como Guillermo Osorio", le dijo Jorquera a Trujillo según declaró éste en el proceso.
Osorio, funcionario de ese ministerio, fue quien entregó los pasaportes falsos a Michael Townley y Fernández Larios para salir al exterior a preparar el atentado a Orlando Letelier. Su cuerpo apareció ‘suicidado' en octubre de 1977, pero en realidad fue eliminado con gas sarín.

19 de octubre de 2007
©la nación
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres