Blogia
mQh

más represores a la cárcel


Presentación de la Secretaría de Derechos Humanos. Por la detención de Patti.
Nota madre:

Argentina. La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación pidió la detención del represor Luis Abelardo Patti, en el marco de la causa que investiga el secuestro y asesinato del ex diputado Diego Muñiz Barreto durante la última dictadura. La detención del ex comisario y de otras seis personas fue solicitada al juez federal de San Martín, Alberto Suárez Araujo.
Los demás involucrados son Juan Fernando Meneghini, Eduardo Isidro Arana, Antonio Francisco Molinari, Eduardo Espósito, Santiago Omar Riveros y Martín Rodríguez.
Muñiz Barreto y su secretario, Juan José Fernández, fueron detenidos ilegalmente por Luis Patti en Escobar, provincia de Buenos Aires, el 16 de febrero de 1977, señaló la Secretaría de Derechos Humanos en un comunicado. Los secuestrados pasaron por la comisaría de Escobar, fueron trasladados luego a la Unidad Regional Tigre y finalmente al centro clandestino de detención de Campo de Mayo, uno de los mayores campos de concentración y exterminio de la dictadura, junto a la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). De Campo de Mayo salieron el 5 de marzo de 1977 en un Fiat 128, adormecidos con una sustancia y arrojados con el vehículo a un arroyo cercano a la localidad de Raíces Oeste, departamento de Villaguay, en la provincia de Entre Ríos. Muñiz Barreto falleció, pero Fernández logró salir con vida y antes de partir al exilio dejó su testimonio sobre las circunstancias del secuestro y asesinato del ex diputado ante un escribano público.
El nombre de Patti figura denunciado desde un primer momento, según consta en la causa. Además, la familia de Muñiz Barreto lo mencionó en una presentación ante la Nunciatura Apostólica, y pocos días después el diario Buenos Aires Herald publicaba que había sido Patti quien detuvo al ex diputado de la Juventud Peronista. En esa época oficial subinspector de la Policía Bonaerense, Patti estaba asignado al servicio de calle de la comisaría de Escobar, cuyo jefe era Juan Fernando Meneghini, y era una pieza esencial de la trama represiva en la zona.
El pedido de la Secretaría de Derechos Humanos se suma al que efectuara la familia de Muñiz Barreto y está ahora a consideración del magistrado. Patti también se encuentra imputado por otras violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura, como la desaparición y muerte de Gastón Gonçalves y los asesinatos de Osvaldo Cambiasso y Eduardo Pereyra Rossi. En el esquema de la represión, la Unidad Regional de Tigre y la comisaría de Escobar operaban en la órbita de la Zona 4, que comandaba el general Santiago Omar Riveros, en el área 410, encabezada por Eduardo Espósito.

2 de noviembre de 2007
©página 12
rss


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres