Blogia
mQh

por el crimen del hijo del poeta


[Victoria Ginzberg] Marcelo Ariel Gelman fue secuestrado y asesinado en 1976. Concluida la instrucción en la causa que sigue el juez Rafecas, la querella solicitó que sean sometidos a juicio represores que se desempeñaban en el centro clandestino Orletti.
Argentina. El poeta Juan Gelman, a través de su abogado, Marcelo Buigo, pidió que cinco represores sean sometidos a juicio por el asesinato de su hijo. Marcelo Ariel Gelman fue secuestrado el 24 de agosto de 1976 y llevado al centro clandestino Automotores Orletti, que dependía de la SIDE y fue la sede del Plan Cóndor en Buenos Aires. Su cuerpo fue encontrado el 14 de octubre de ese año dentro de un tambor que había sido arrojado en el canal San Fernando, pero recién pudo ser identificado en 1989.
"No caben dudas que los imputados obraron con conocimiento y voluntad. En efecto, dadas las condiciones de detención, que se llevaron a cabo dentro del marco de la represión instaurada el 24 de marzo de 1976, sabían que actuaban sobre seguro, sin riesgo para ellos porque sabían que no existía la más remota posibilidad de alguna acción defensiva por parte de la víctima", señala Buigo en el escrito que presentó ante el juez federal Daniel Rafecas.
Los represores que irán a juicio por el caso del hijo del poeta son:

- Néstor Horacio Guillamondegui: entre el 1º de abril de 1975 y el 12 de septiembre de 1976 ocupó la jefatura del Departamento de Operaciones Tácticas I de la Dirección de Operaciones Informativas (OT 1) del cual dependía la OT 18, es decir, el centro clandestino Automotores Orletti.

- Rubén Víctor Visuara: sucedió a Guillamondegui en la jefatura del Departamento de Operaciones Tácticas I, del que dependía Orletti. Estaba en ese puesto el 9 de octubre de 1976, el día en que asesinaron a Marcelo Gelman, según se ha establecido en otro expediente judicial. El propio Visuara reconoció haber prestado servicios a la SIDE en 1976.

- Eduardo Rodolfo Cabanillas: se desempeñó desde el 5 de agosto de 1976 como uno de los jefes de Orletti. En su declaración indagatoria ante Rafecas, el represor negó todo vínculo con ese centro clandestino de detención. Pero no tuvo en cuenta lo que había dicho cuando fue interrogado casi 30 años antes en otra investigación. Fue en un tribunal militar que admitió haber sido "segundo jefe de la OT 18" (Orletti) y que su labor consistía en "realizar actividades especiales de inteligencia ordenadas por la SIDE". También reconoció tener a su cargo a un grupo de personas que hacían "operativos contra la subversión ordenados por la SIDE".

- Honorio Carlos Martínez Ruiz: era uno de los agentes que actuaba junto al fallecido Aníbal Gordon en Orletti. Su alias era Pájaro. Los testimonios de los sobrevivientes señalan que era uno de los hombres más cercanos a Gordon y que tuvo activa actuación en las torturas que sufrieron los secuestrados en el centro de la SIDE.

- Eduardo Alfredo Ruffo: su apodo era Zapato. Además de los testimonios de los sobrevivientes, este dato fue corroborado por Cabanillas, que también lo identificó como miembro del grupo que actuaba en "operativos contra la subversión". Según su legajo personal, perteneció a la SIDE desde el 1º de septiembre de 1970 hasta el 13 de febrero de 1978. El propio Rufo admitió en el sumario militar número 417 que trabajó para el organismo de inteligencia desde 1970 y que en 1976 su jefe era Visuara. Además, este represor aparece como fiador del contrato de locación del inmueble de Venancio Flores 3519/21, donde funcionó Automotores Orletti. Los ex detenidos de Orletti lo describieron como "una persona con capacidad de mando sobre el resto de los represores", "participante de las sesiones de tortura", "el nexo con los represores uruguayos" y "alguien que hacía de todo".

 

Orletti fue la base del Plan Cóndor en Buenos Aires, es decir, la coordinación represiva que establecieron en la década del ‘70 las dictaduras del Cono Sur. En el centro clandestino había tanto represores como víctimas uruguayas y de otras nacionalidades.
Marcelo Ariel Gelman fue secuestrado junto a su esposa María Claudia García Iruretagoyena de Gelman. Ambos estuvieron cautivos en Orletti pero la mujer, que estaba embarazada, fue luego llevada a Montevideo, donde dio a luz y su hija fue apropiada. La niña recuperó su identidad, pero su madre aún sigue desaparecida.

26 de noviembre de 2007
©página 12
rss


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres