Blogia
mQh

obispo demoníaco pide exterminio


[Marcelo Rodríguez R.] Critica postura por sobre población canina. Obispo Bastres: "A los perros sin dueño hay que sacrificarlos". Según el prelado, parece que "en estos momentos un can tiene más derechos que una persona".
Punta Arenas, Chile. Ante la denuncia formulada por La Prensa Austral debido a la gran cantidad de perros callejeros que asedian el centro de Punta Arenas, en especial la Plaza de Armas, el obispo Bernardo Bastres hizo una serie de declaraciones en directa alusión a cómo el gobierno está manejando este problema.
En primer lugar, monseñor Bastres sostiene que el tema primordial en esta discusión es que pareciera que "en estos momentos un perro tiene más derechos que una persona", reaccionando así, a las declaraciones de algunas autoridades locales, que sostienen que la solución para este problema estaría en manos de los parlamentarios.
Bastres asegura que el actual gobierno estaría "dictando normas sobre la vida humana y legislando por los perros", en directa alusión a las medidas implementadas por el Ministerio de Salud, referidas a la pastilla del día después, y las políticas de control de fertilidad. Opina que "esto sería inconsecuente, ya que los temas que tienen que ver con la vida de las personas merecen ser avalados y discutidos en el Congreso, porque tienen que ver con la regulación de la natalidad del país, pero no así los derechos de un animal", aseguró.
El prelado recordó también que los obispos levantaron la voz cuando el gobierno dictó la norma de entrega del Postinor II, la que el Ministerio de Salud justificó como una "norma de bien común", pero, comparándola con la excesiva presencia de canes callejeros, Bastres opina que "aquí tenemos un tremendo problema con los perros. Sin embargo, ahora dicen que hay que esperar una ley para reaccionar. Es decir, en la práctica nos están diciendo que un perro es más importante que regular la vida de un ser humano".
Bastres criticó duramente que se tenga que legislar para controlar la sobrepoblación canina. A su juicio, se estarían "cambiando los valores, ya que se norma sobre la vida humana y se hacen leyes para los perros".
También el obispo señaló que "en Magallanes estamos perdiendo las proporciones con el tema de los perros; ahora quieren ponerle un monumento a ‘Chocolate' y con el permiso del alcalde".
En cuanto a cuál sería la solución pertinente para los perros, propone que "el ministerio (de Salud) debería sacar una norma, y por el bien de la comunidad, los perros que no tengan dueño se deberían sacrificar".
Finalmente el obispo asegura que "van a pasar diez años hasta que salga una ley sobre los perros".

Concejales
La sobre población canina es un tema que ha sido debatido largamente en diversas oportunidades. Pero siempre las soluciones han topado con el impedimento legal para aplicar eutanasia.
Al interior del Concejo Municipal el asunto ha sido analizado y cada concejal tiene su postura. Aunque algunas más drásticas y críticas que otras, todas apuntan a la esterilización y eutanasia como salida definitiva al problema, que complica no sólo a los turistas, sino que también a la comunidad magallánica.
Emilio Boccazzi es el más crítico de la labor de las autoridades en esta materia. Derechamente habla de incapacidad tanto de parte del alcalde como de las autoridades de salud. A su juicio, la falta de un instrumento legal para aplicar un programa de control de la población canina es sólo una excusa.
Si bien se realiza una campaña de esterilización, ésta tiene un impacto muy bajo. Por eso, él es partidario de una campaña de esterilización masiva de hembras y en este punto debe ser el gobierno regional, que concurra con los dineros. Propuso que así como el año pasado se usaron los Programas de Mejoramiento Urbano de Emergencia se haga un programa de control canino en similares características. De esta forma se acaba con el problema de fondo y se distribuyen la cantidad de recursos necesarios para terminar con las jaurías.
Vicente Karelovic también es radical en su postura. El problema es grave, por eso es necesario una solución radical. Por una parte se debe buscar la forma de contar con recursos para la mantención de un canil, pero además de eso se debe aplicar eutanasia. El otro camino es presionar a la representación parlamentaria para que creen los instrumentos legales para combatir este problema.
Óscar Bravo indicó que esta pelea en contra de los perros vagos la viene dando hace mucho tiempo. Inspectores sanitarios que representen a Salud y el municipio y que con dardos con anestesia recojan a los perros vagos, los que deberían ser mantenidos en un canil por 10 o 15 días a la espera de que algún dueño se haga responsable. Pasado este plazo se sacrifica al perro. Esa es su solución.

Amenaza
"Uno quiere a los perros, pero esto se está transformando en una amenaza para la sociedad".
Roberto Sahr indica que si él fuera alcalde contrataría un veterinario a tiempo completo. De esta forma llevaría adelante una campaña de esterilización de hembras y machos. Además buscaría la asesoría del Colegio de Veterinarios. Por último, en el caso de los perros peligrosos o enfermos el camino es el sacrificio y en estos casos hay marco legal para actuar.
La Contraloría dictaminó la orden de ilegalidad sobre la captura de perros vagos, luego que la organización Udda interpusiera una consulta al organismo contralor.
Dicha agrupación de defensa de los animales, presidida por Valeria Muñoz, ejecuta un operativo de esterilización de canes y felinos a $15.000. Las horas están copadas hasta marzo.

24 de enero de 2008
©prensa austral
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

emma -

Que lo sacrifiquen a el !!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres