Blogia
mQh

todavía buscan a doctor nazi


El doctor de campo de concentración, Aribert Heim, encabeza lista de los diez nazis más buscados.
[David Rising] Baden-Baden, Alemania. El ex doctor de las SS Aribert Heim encabeza la lista dada a conocer el miércoles de los criminales de guerra nazis más buscados . Era un hombre tan bestial que los testigos lo recuerdan como lo peor que vieron, aunque estuvo sólo dos meses en el campo de concentración Mauthausen.
Heim tendría hoy 93 años, pero "tenemos buenas razones para creer que todavía vive", dijo Efraim Zuroff por teléfono desde Jerusalén. Zuroff es el principal cazador de nazis del Centro Simon Wiesenthal, que publicó la lista.
Sin embargo, pese a una recompensa de 485 mil dólares por la detención de Heim ofrecida por el centro con Alemania y Austria, el doctor nazi ha logrado eludir su captura durante décadas.
Es el único de cientos de criminales de guerra nazis que según el centro todavía se encuentra fugitivo.
Después de Heim, en la lista del centro se encuentran: John Demjanjuk, cuya extradición se ha pedido a Estados Unidos, que dice que fue guardia en varios campos de exterminio y trabajos forzados; Sandor Kepiro, un húngaro acusado de participación en el asesinato de más de mil civiles en Serbia; Milivoj Asner, jefe de la policía croata en tiempos de guerra, que vive ahora en Austria y está acusado de participar activamente en la deportación hacia campos de exterminio de cientos de serbios, judíos y gitanos; y Soeren Kam, ex SS buscado por Dinamarca por el asesinato de un periodista en 1943. Su extradición a Alemania fue bloqueada en 2007 por un tribunal bávaro que resolvió que no había suficientes evidencias para acusarlo de homicidio.
Pero la naturaleza de los crímenes de Heim lo catapultaron al primer lugar de la lista.
Karl Lotter, un prisionero que trabajaba en el hospital del campo de concentración Mauthausen, no tuvo problemas en recordar la primera vez que vio a Heim matar a un hombre.
Fue en 1941, y un judío de dieciocho años había sido enviado a la clínica porque tenía un pie hinchado. Heim le preguntó algunas cosas y porque estaba en tan buena forma. El joven le dijo que había sido jugador de fútbol y nadador.
Luego, en lugar de tratar el pie del prisionero, Heim lo anestesió, lo abrió, lo castró, le sacó primero un riñón y luego el otro, dijo Lotter. La cabeza de la víctima fue separada del tronco y hervida, de modo que Heim pudiera mostrarla.
"Quería esa cabeza porque tenía los dientes perfectos", dijo Lotter, un prisionero político no judío, en una declaración ocho años después que fue incluida en una orden de detención austriaca contra Heim de 1950 recuperada por la Associated Press. "De todos los doctores del campo de Mauthausen, Heim era el más terrible".
Pero Heim logró evitar que se lo procesara, esta vez porque su expediente en Alemania, en posesión de los estadounidenses, omitió misteriosamente su período en Mauthausen.
La cacería de Heim ha llevado a los detectives del estado alemán de Baden-Wuerttemberg a todo el mundo. Además de su país natal, Austria, y la vecina Alemania donde se asentó después de la guerra, ha sido señalado en Uruguay en 1998, España, Suiza y Chile en 2005, y Brasil en 2006, dijo Heinz Heister, juez presidente del tribunal de Baden-Baden donde Heim fue procesado en ausencia por cientos de cargos de homicidio en 1979.
Nacido el 28 de junio en Radkersburg, Austria, Heim se unió al partido nazi local en 1935, tres años antes de que Austria fuera anexada sin que ofreciera resistencia por Alemania.
Más tarde se incorporó a las Waffen SS y fue asignado a Mauthausen, un campo de concentración cerca de Linz, Austria, como doctor del campo en octubre y noviembre de 1941.
Mientras estuvo allá, dijeron testigos, trabajó estrechamente con el farmacéutico de las SS, Erich Wasicky en espantosos experimentos, como inyectar varias soluciones en el corazón de prisioneros judíos para determinar con qué morían más rápidamente.
Pero aunque Wasicky fue llevado a juicio por el Tribunal Militar estadounidense en 1946 y sentenciado a muerte, junto con otros miembros del cuerpo médico del campo y comandantes, Heim, que era un prisionero de guerra de los norteamericanos, no estaba entre ellos.
El expediente de Heim en el Centro de Documentación de Berlín, entonces un depósito de documentos de la era nazi administrado por Estados Unidos, fue aparentemente alterado para borrar toda mención de Mauthausen, de acuerdo a la acusación alemana de 1979, obtenida por la Associated Press. En lugar de eso, para el periodo en que se sabe que estuvo en el campo de concentración, fue ubicado en otra misión de las SS.
Esto "no es correcto", dice la acusación. "Es posible que mediante la manipulación de los datos su breve destinación en el campo de concentración haya sido ocultada".
No hay ningún indicio sobre quiénes pudieran ser los responsables.
El expediente de la inteligencia del ejército norteamericano sobre Heim podría arrojar algunas luces sobre sus actividades en tiempos de guerra y posguerra, y se encuentra entre los cientos de miles de documentos trasladados a los Archivos Nacionales de Estados Unidos. Pero debido al formato electrónico del ejército el personal sólo ha podido acceder a la mitad de ellos, y estos no incluyen el expediente solicitado por la AP.
Eli Rosenbaum, director de la Oficina de Investigaciones Especiales, dedicada a la cacería de los nazis, del ministerio de Justicia, se negó a hacer comentarios.
"No creo que el señor Rosembaum pueda agregar algo apropiado", dijo la portavoz del ministerio de Justicia Laura Sweeney en un e-mail.
Sin embargo, Heim era relativamente bien conocido por haber sido un jugador nacional de hockey en Austria antes de la guerra, y por los numerosos testigos de su estadía en Mauthausen.
En 1950 las autoridades austriacas enviaron a las estadounidenses en Alemania una orden de detención y estas accedieron inicialmente a entregarlo, pero luego dijeron a los austriacos, en una carta del 21 de diciembre de 1950, que fue obtenida por la AP, que no podían ubicarlo.
No está claro qué ocurrió después, pero en 1958 Heim se sintió suficientemente seguro como para comprar un edificio de departamentos de 42 unidades en Berlín, inscribiéndolo con su propio nombre con un domicilio en Mannheim, de acuerdo a los documentos de la compra obtenidos por la AP. Luego se mudó a una ciudad balneario cercana de Baden-Baden y abrió una clínica ginecológica -también bajo su nombre, dijo Heister.
En 1961 las alertadas autoridades alemanas empezaron una nueva investigación, pero cuando finalmente se disponían a detenerlo en septiembre de 1962, Heim ya había escapado -aparentemente tras haber sido informado de su inminente detención.
Heim continuó viviendo de los alquileres de los departamentos en Berlín hasta que en 1979 el edificio fue confiscado por las autoridades alemanas.
Prueba de que está todavía vivo puede ser el hecho de que nadie ha reclamado su herencia. Heim tuvo dos hijos en Alemania y una hija que vivió en Chile, de la que se desconoce su actual paradero.
Ruediger Heim, uno de los hijos, no quiso hacer comentarios cuando le llamamos a su villa en Baden-Baden.
"Todo lo que puedo decir es que se ha dicho que tengo contactos con mi padre y eso es absolutamente falso", dijo. "El resto son especulaciones y no voy a entrar en eso".

Randy Herschaft contribuyó a este reportaje desde Nueva York y Washington, D.C.

Operation Last Chance: http://www.operationlastchance.org

Ministerio de Justicia de Austria: http://tinyurl.com/4q9x9x

6 de junio de 2008
30 de abril de 2008
©fwdailynews
cc traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres