Blogia
mQh

chacal se refugia en clínica geriátrica


Arellano Stark ‘refugiado’ en clínica geriátrica. El condenado general (r) fue notificado de su pena de seis años de presidio, sin embargo permanece en un centro para el adulto mayor y no en el Penal Punta Peuco.
[Jorge Escalante] Santiago, Chile. Una peculiar situación judicial vive en estos momentos el general (r) Sergio Arellano Stark quien se bien fue notificado de una condena por el caso de desaparecidos de Linares se ha virtualmente atrincherado en una clínica geriátrica.
Cuando la Policía de Investigaciones concurrió hoy a notificar al ex uniformado se encontró con la sorpresa que ya no estaba en su residencia particular sino que en la Clínica Geriátrica Villa Soleare  ubicada en calle Río Maule esquina Paul Harris.
Ante este panorama,  el ministro a cargo del proceso Victor Montiglio optó por trasladarse hasta este recinto y notificarlo de su condena a seis años de  presidio por el episodio Linares -San Javier de la denominada Caravana de la Muerte.
De inmediato la defensa del ex oficial -a cargo de su sobrino Claudio Arellano Parker- indicó que la medida fue adoptada por el estado mental de su representado,  asegurando que se encuentra con sus facultades perturbadas por lo que no podría ser llevado a un penal.
Para el abogado querellante en el proceso Hugo Gutiérrez estos argumentos por si solo no son válidos y detalló que el tribunal debe ordenar su detención y posterior traslado a Punta Peuco y luego efectuar los exámenes mentales para revisar los dichos de la defensa.
Y siguiendo el ejemplo  de Arellano Stark el otro condenado en la causa el  entonces al fiscal militar, Carlos Romero Muñoz,  que también enfrenta una sanción de seis años de presidio, se trasladó al Hospital Militar para operarse de cáncer. Hasta este recinto llegó el magistrado quien lo notificó de su pena.
La condena contra Arellano Stark es por el denominado episodio San Javier, por donde pasó la Caravana de la Muerte. En esa localidad fueron fusilados Teófilo Arce Tolosa, José Sepúlveda Baeza, Leopoldo González Norambuena y Segundo Sandoval Gómez, todos miembros del PS.  Los crímenes se cometieron el 2 de octubre de 1973. Arellano Stark y su comitiva llegaron a la Escuela de Artillería de Linares, donde instruyeron al coronel Gabriel del Río para ejecutar a los cuatro detenidos a lo cual el oficial se negó.

3 de noviembre de 2008
©la nación
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres