Blogia
mQh

detienen a ex comandante de la fach


Ayer fue procesado por malversación de caudales públicos. General Vega se quedó con casi US$3 millones por compra de aviones Mirage. El ex comandante en jefe de la FACh quedó recluido en la Base Aérea El Bosque.
[Luis Narváez / Gabriel Angulo] Santiago, Chile. Una ironía, que no debe haber estado en los cálculos de la Fuerza Aérea, puso en prisión preventiva al ex comandante en jefe de la FACh, Ramón Vega, en el Grupo de Abastecimiento de la Base Aérea El Bosque.
Lo curioso es que estas instalaciones están a pocos metros de 10 de los 25 aviones Mirage 5, por los cuales hoy se le acusa de haberse quedado con casi tres millones de dólares.
Tal como lo adelantó La Nación Domingo en su última edición, el general en retiro fue sometido a proceso por el ministro en visita Omar Astudillo como autor del delito de malversación de caudales públicos, por un monto total de US$2.895.037.
En la práctica, esto significa que parte de los dineros que estaban destinados a pagar la adquisición de los 25 Mirage Elkan, fueron a parar a cuentas de familiares, ocultos en bancos extranjeros, para uso personal. En otros países, este delito recibe el nombre de peculado.
El fallo, del mismo modo, imputa a los generales retirados Jaime Estay, Florencio Dublé y al coronel (R) Luis Bolton, como cómplices del mismo delito.
Cada uno de ellos tuvo una participación en el proceso de informes técnicos anteriores a la compra de los cazabombarderos de fabricación francesa.
Luego del caso Riggs y los procesamientos contra Augusto Pinochet por delitos tributarios, Vega se transforma en el segundo comandante en jefe de una institución castrense en ser procesado y detenido por delitos de corrupción ajenos a materias de violaciones de los derechos humanos.
Además, se transforma en el uniformado de mayor rango en ser llevado a la justicia por este tipo de delitos, desde 1990.
El juez Astudillo citó a los abogados y a sus defendidos a distintas horas para notificarlos por separado. Los primeros en llegar, cerca de las 9 de la mañana fueron Bolton y Dublé. Posteriormente, a las 11, lo hizo Estay.

Pruebas
En las 30 carillas que componen la resolución del juez, el magistrado estableció que siendo jefe de la FACh, "fue el responsable de la administración y manejo de los recursos que el Estado destinara para la adquisición de material bélico; y, en fin, el proceso evidencia la realización de operaciones bancarias en beneficio de sus dos hijas, de su hijo (aún cuando esta última fue "reservada") y del cónyuge de una de sus hijas, relativas a dineros que derivan directamente o que no pueden sino provenir del precio pagado por Chile con motivo de la compra de los aviones Mirages y sus suministros complementarios, esto es, la cantidad total de dos millones ochocientos noventa y cinco mil treinta y siete coma noventa y tres dólares (US$2.895.037,93)".
Las pruebas que incluye el detalle del procesamiento corresponden a las piezas enviadas desde Bélgica, en noviembre de 2007, por la Procuraduría y el Primer Tribunal de Instrucción de Bruselas, donde se investigó por casi 10 años el pago de comisiones ilegales por el negocio realizado entre la empresa Sabca (Sociedad Anónima Belga de Construcción Aeronáutica), a través de sus intermediarios, con las autoridades de la FACh, encabezadas por Ramón Vega, entre 1992 y 1994.
Entre éstas se muestran registros de transferencias y comprobantes de depósitos que quedaron al descubierto luego que Estados Unidos y Suiza levantaran el secreto bancario respecto de las cuentas personales y asociadas del principal gestor del negocio, Carlos Honzik, entre otros.
La millonaria suma impugnada hoy por la justicia corresponde a la suma de los movimientos financieros que beneficiaron a Vega a través de sus tres hijos, Gustavo, Verónica y Rosa María Vega Pizarro, además del esposo de esta última, yerno de Vega, Bernardo Van Meer.

Las Cuentas
Así, se descubrió que Gustavo Vega Pizarro, hijo de Ramón Vega, mantuvo una cuenta en el Coutts and Co. de EEUU, similar a una bipersonal junto a su padre.
El 28 de marzo de 1996 se registró una transferencia de 441 mil dólares desde la cuenta personal que Carlos Honzik mantenía en el Coutts bajo la denominación de TABA a la cuenta de los Vega y con petición explícita de no mencionar el nombre.
En julio de ese mismo año, Honzik vuelve a realizar una transferencia, desde TABA, por 20 mil dólares hacia la cuenta que Rosa María Vega Pizarro, una de las hijas del general Vega, mantenía en el Midland Bank de Londres.
En marzo de 1998, Rosa María recibe dos depósitos por un total de 100 mil dólares en su cuenta, esta vez en el Coutts de Londres.
De todos los familiares, la suma más abultada corresponde a la que recibió Van Meer, un ciudadano holandés, nacionalizado británico, que fue el gestor en las sombras del negocio y cuya participación Vega siempre ha negado.
Este empresario tenía contactos con el general Jacques Lefebvre (se suicidó en 1995) de la empresa Europavia, entidad que ofrecía una cartera de clientes interesados en comprar los Mirage. Los dos, junto a Honzik (autorizados por Sabca), ofrecieron a Vega el negocio.
El propio Honzik transfiere un total de US$2.774.989 dólares en la cuenta de la Societ de Banques Suisses, de Zurich.
El juez Astudillo no ordenó embargar bienes en su resolución. Cada uno de los procesados tiene derecho apelar y solicitar su liberación. De hecho, el abogado de Vega, Luis Cifuentes, ya pidió la libertad bajo fianza. Sin embargo, aún quedan diligencias pendientes, por lo que se espera que les sea negada. Ninguno de los abogados tiene acceso al sumario.

Vidal Llama a No Confundir
Durante la mañana, el ministro secretario general de gobierno, Francisco Vidal, señaló que el gobierno tiene muy claro "que no hay que confundir la conducta de personas, con el prestigio de las instituciones", agregando que la "Fuerza Aérea de Chile es una institución de prestigio, de una larga historia de servicio al país y, en la eventualidad que haya un proceso de este tipo, lo que el gobierno le solicita a la opinión pública es que separe, lo que son conductas eventualmente irregulares de algunos oficiales, con el comportamiento ejemplar de la Fuerza Aérea de Chile".

Detenidos
Las dos hijas, el hijo, el yerno y la esposa del general (R) Ramón Vega son dueños de propiedades, autos lujosos y una fortuna que es difícil de explicar sin los antecedentes que maneja el juez Omar Astudillo, el mismo que en un año logró procesar a cuatro ex miembros de la FACh acusados de recibir coimas por la compra de los 25 aviones Mirage que en 1994 se compraron al gobierno de Bélgica.
La operación fue realizada mediante un decreto supremo (Nº 7ª, del 01 de marzo de 1994) del gobierno de Patricio Aylwin. Allí se autorizó a Vega efectuar la inversión correspondiente y suscribir contratos con la Fuerza Aérea de Bélgica, con la Sociedad Anónima de Construcciones Aeronáuticas y con el Generale Bank de Bélgica. Tras las negociaciones, en junio de 1994, se suscribió en Bruselas el denominado ‘Contrato de Compraventa de Sistema de Armas MIRSIP PLUS y Suministros complementarios’.
Con los cuatro involucrados procesados y detenidos en la Base Aérea El Bosque, ahora el magistrado tiene puestos los ojos en los hijos de Vega. De hecho, está pensando en viajar a Inglaterra y Estados Unidos para interrogar a los otros miembros de la familia.
También está en la mira del juez el yerno de Vega, Bernard Van Meer. El ciudano inglés, de origen holandés, se casó con las dos hijas de Vega, Rosa María y Verónica. Él sería uno de los que negoció secretamente para que la FACh recomendara comprar los aviones a la Fuerza Aérea de Bélgica.

Esquiva Llegada
Eludiendo la prensa que lo esperaba en las afueras del recinto y en un vehículo particular, el ex comandante en jefe de la Fuerza Aérea, el general (R) Ramón Vega, ingresó pasada la una de la tarde de ayer al comando de apoyo logístico de la FACh en la base aérea El Bosque.
Allí quedó en arresto preventivo tras ser notificado del procesamiento.
La FACh, a través de un escueto comunicado de prensa, señaló que seguirá colaborando con la justicia y que "se abstendrá de formular más declaraciones respecto de esta resolución".

General Dublé, Torturador
En el libro ‘Disparen a la bandada’ (Premio Altazor 2003) escrito por el periodista Fernando Villagrán, se registra la participación de Dublé en diversas detenciones e interrogatorios con tortura de sus compañeros de armas.
Un caso es el del capitán de bandada Carlos Carbacho: "Después de 12 horas lo desamarraron y sintió ese desgarrador dolor en los hombros mientras comenzaba el interrogatorio el comandante Ramón Cáceres. La capucha lo ahogaba y el cerebro se le embotaba provocándole repetidos desmayos. Luego de ese interrogatorio lo dejaron sentarse por un corto tiempo en una colchoneta y comenzó la tortura dura de corrientazos, colgamientos, golpes y simulacros de ejecución que, hasta su traslado a la Escuela de Aviación, el día 18 de octubre de 1973, le prodigaron Cáceres, Ceballos, Fuchloger, Mattig y su compañero de curso Florencio Dublé Pizarro".
En otros episodios, se registra la participación de Florencio Dublé en interrogatorios y torturas aplicadas, entre otros, al general (R) Sergio Poblete Garcés, al cabo 2º Osvaldo Cortés y al sargento 1º Belarmino Constanzo, algunos de los que junto al capitán Carbacho y un centenar de oficiales y suboficiales de la FACh fueron sometidos a un Consejo de Guerra caratulado: ‘CONTRA BACHELET Y OTROS’. (El general Bachelet murió en la cárcel pública luego de uno de los duros interrogatorios a que fue sometido en la AGA).

20 de enero de 2009
©la nación
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres