Blogia
mQh

protestas de parejas homosexuales


Parejas homosexuales protestan en agencias matrimoniales en Estados Unidos.
[Lisa Leff y Verena Dobnik] San Francisco, Estados Unidos. Parejas homosexuales que quieren casarse se manifestaron frente a las ventanillas de permisos matrimoniales el jueves en todo el país para exigir un derecho del que no gozan en 48 estados, como parte de una protesta anual que asumió una renovada urgencia tras los recientes reveses electorales.
En San Francisco, donde los matrimonios homosexuales fueron legales durante casi cinco meses el año pasado antes de que los votantes de California aprobaran su prohibición, muchas de las parejas que llegaron al ayuntamiento ya se habían casado pero querían expresar su gratitud y mostrar que todavía están peleando.
"Todos nuestros matrimonio están bajo la nube de la Propuesta 8", dijo Stuart Gaffney, 45, refiriéndose al referéndum que prohibió el matrimonio homosexual en California. "La igualdad es un tema inconcluso en California".
En Las Vegas, las parejas se reunieron frente al registro civil en el centro de la ciudad con letreros que decían ‘No odiéis mi amor’ y ‘El amor no admite leyes’. En Nueva York los activistas llevaban letreros que decían ‘Recién descasado’. Pero cuando pidieron permisos para casarse, debieron retirarse con las manos vacías en ambas ciudades.
"Nos podemos casar en Massachusetts o en Connecticut, pero esperaremos un rato y veremos qué pasa en Nueva York", dijo Matt Flanders, 37, de Brooklyn, después de que él y su pareja, Will Jennings, 29, participaran en la protesta en Manhattan. "Es una cuestión de principios. Este es nuestro hogar y deberíamos poder casarnos donde vivimos, donde viven nuestros amigos".
La protesta en vísperas del Día de los Enamorados, parte del duodécimo Día de la Libertad para Casarse, fueron consideradas especialmente importantes este año porque se lo celebró después de la aprobación de la Propuesta 8 en noviembre. La medida ha generado protestas, demandas judiciales e interrogantes sobre la dirección del movimiento por los derechos homosexuales.
"Un montón de gente está muy resuelta y lamenta haber sido demasiado complaciente o silenciosa antes, así que existe el compromiso de que esto no puede seguir ocurriendo y hacer algo", dijo Evan Wolfson, abogado de derechos humanos que concibió el Día de la Libertad para Casarse. "En ese sentido, California fue muy importante y un llamado a tomar conciencia".
Actualmente, el matrimonio homosexual sólo es legal en Massachusetts y Connecticut, mientras que treinta estados prohíben el matrimonio homosexual en sus constituciones. Activistas de derechos homosexuales están presionando a legisladores en Nueva Jersey, Nueva York y Vermont para que aprueben proyectos de ley que legalicen en esos estados el matrimonio homosexual.
Jennifer Pizer, directora del proyecto matrimonio de la organización en pro de los derechos homosexuales Lambda Legal, dijo que el decepcionante resultado de la elección en California ha impulsado la iniciativa en otras partes del país.
La Cámara de Representantes de Hawai, por ejemplo, aprobó el jueves por 33 a 17 votos el proyecto que permite las uniones civiles homosexuales. El proyecto será ahora visto por el Comité Judicial del Senado, donde los votos se dividen entre seis senadores, uno de los cuales aún no está decidido. Un empate en la votación congelaría la ley sobre las uniones civiles homosexuales durante un año.
En Utah, donde una enmienda constitucional aprobada por los votantes en 2004 prohíbe las uniones homosexuales, cinco parejas homosexuales y lesbianas pidieron el jueves permisos para casarse en Salt Lake City. La funcionaria Sherrie Swensen dijo que recordaba sólo una pareja homosexual que hubiese pedido el permiso en los últimos dieciocho años.
En Maine y Minnesota el jueves, decenas de partidarios del matrimonio homosexual se reunieron frente al capitolio para exigir leyes que legalicen el matrimonio homosexual en esos estados. Bajo un letrero en blanco y negro con las palabras ‘Legalicemos el amor’, los legisladores de Minnesota prometieron apoyar el proyecto.
El senador del estado Scott Dibble, demócrata de Minneapolis que es uno de los pocos representantes homosexuales de la legislatura, dijo que los problemas económicos del país mostraban la necesidad de que las parejas se apoyen unas a otras. Pero las parejas homosexuales no pueden acceder a los beneficios del matrimonio que pudiera hacer las cosas más fáciles, dijo.
"Aquellos con familias fuertes son los que podrán depender unos de otros", dijo Dibble. "¿Así que por qué nuestro propio gobierno está tratando de que eso ocurra? ¿Por qué quiere el gobierno impedir que cuidemos unos de otros?"
Troy Smith, 41, y su pareja en los últimos seis años, Justin Gibson, estaban entre las quince parejas que esperaban con turistas frente al registro civil en el centro de Las Vegas. Smith, coordinador de una capilla de matrimonios local, dijo que hace frente constantemente a la realidad de la prohibición constitucional de Nevada que pesa sobre el matrimonio homosexual.
"Lo vendo todos los días, pero no puedo comprarme a mí mismo", dijo, agregando que a menudo ve a parejas corriendo hacia el altar después de haberse conocido apenas unas horas. "Simplemente me rompe el corazón. No es justo".
Se espera que la Corte Suprema de California vea los alegatos orales este próximo mes sobre si mantener la Propuesta 8 y sobre la validez de los estimados dieciocho mil matrimonios homosexuales celebrados entre junio y noviembre. La corte podría resolver tan pronto como junio.

Marriage Equality USA http://www.marriageequality.org
Join the Impact http://jointheimpact.com

Elizabeth Dunbar en St. Paul, Minn., Kathleen Hennessey en Las Vegas y Rette Speight en Salt Lake City contribuyeron a este reportaje.

14 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
©pocono record
cc traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

nike shox saya -

Patience is most bitter, yet most sweet the fruit it birth
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres