Blogia
mQh

misterio en guatemala


Asesinato en Guatemala amenaza al gobierno y hace más profunda la división entre ricos y pobres.
[Juan Carlos Llorca] Ciudad de Guatemala. Las acusaciones grabadas de un abogado asesinado, de que el presidente lo quería matar, amenazan con derrocar al primer gobierno de izquierda en Guatemala en más de cincuenta años y han agudizado la división política entre ricos y pobres.
El abogado Rodrigo Rosenberg miró directamente a la cámara cuando pronosticó su muerte: "Si está viendo este mensaje, es porque fui asesinado por el presidente Álvaro Colom". Tres días después, fue ultimado a balazos cuando paseaba en bicicleta. El presidente Álvaro Colom dijo a la Associated Press que no estaba implicado en el crimen.
Las acusaciones de Rosenberg, 47, fueron distribuidas entre periodistas en un DVD durante su funeral el 11 de mayo, y provocó, en un país ya bastante polarizado, una avalancha de protestas y acusaciones de corrupción.
Los indios maya de Guatemala -pobres en su mayoría- apoyan abrumadoramente a Colom, un ingeniero industrial de modales suaves que ha elevado los impuestos a los ricos y construido escuelas y clínicas en comunidades pobres.
La élite -menos del diez por ciento de la población, que posee el 75 por ciento de la tierra- han luchado contra los planes del presidente de eliminar los resquicios fiscales que utilizan las empresas, criticado su incapacidad de reducir la delincuencia y quejado de que su esposa ejerce mucha influencia sobre el gobierno.
Encontraron un héroe en Rosenberg, un abogado de empresas con diplomas de Harvard y Cambridge que fue vicedecano de una universidad privada.
Decenas de miles de abogados, gerentes generales, médicos y otros guatemaltecos de clase alta -flanqueados a menudo por sus guardaespaldas- han marchado en Ciudad de Guatemala para exigir la renuncia de Colom mientras las autoridades investigan las acusaciones de que el presidente ordenó su asesinato para encubrir un caso de corrupción.
Han reunido 35 mil firmas pidiendo al Congreso que desafuere al presidente para poder procesarlo.
Habitantes de barriadas y campesinos han marchado en cantidades similares para defender a Colom, que ha pasado sus dieciocho meses en el poder concentrándose en la creación de empleos y en programas sociales, así como combatiendo el crimen organizado y la corrupción en la policía federal.
Colom ha dicho que no espera un golpe militar en un país que ha presenciado muchos, pero teme que sus rivales aprovechen el escándalo parta tratar de derrocarlo. Los analistas concuerdan en que el escándalo podría obligarlo a renunciar.
"Si sus opositores son capaces de generar suficiente frustración, o más bien ganarle en los gritos al resto de la sociedad guatemalteca, entonces creo que las cosas se podrían poner muy peliagudas para Colom", dice Heather Berkman, del Grupo Eurasia, una consultora de riesgo político de Nueva York.
"Verdad o mentira, las acusaciones contra Colom han dañado su credibilidad, y este es un presidente que ya hacía frente a un élite política muy poderosa".
Colom dice firmemente que no renunciará.
"Me tendrán que matar", dijo a la AP en una entrevista. "No permitiré que Guatemala pierda lo que ha estado esperando durante cincuenta años debido a un puñado de gente irresponsable".
Guatemala exhibe una de las tasas de homicidio más altas de América Latina. El año pasado fueron asesinadas más de seis mil personas. La mayoría de las víctimas son gente pobre ultimada en atracos a autobuses. Los delincuentes han atacado rara vez a figuras prominentes.
En el DVD, Rosenberg dice que fue atacado porque planeaba hacer públicas las evidencias de que el gobierno de Colom utilizó el banco de desarrollo rural de Guatemala, Banrural, para lavar dinero del tráfico de drogas y desviar fondos públicos hacia carteles de la droga a través de tapaderas asociadas a la primera dama, que supervisa decenas de programas sociales.
Cada vez más enfadado cuando hablaba mirando la cámara, Rosenberg declaró que los "narcos, asesinos y ladrones" se estaban apoderando del país.
Colom, el primer presidente de izquierda desde que la CIA organizara un golpe de estado que derrocó a Jacobo Arbenz en 1954, dijo que las acusaciones son parte de un elaborado plan para desestabilizar el país. Su ministro de Relaciones Exteriores sugirió que el escándalo podría haber sido montado por organizaciones criminales, proponiendo que bandas de narcotraficante pueden haber obligado a Rosenberg, bajo amenazas, a hacer el DVD.
"No hay nada que demuestre lo que dice en la grabación", dijo Colom.
Colom dijo que los dos hombres ayudaron a Rosenberg a hacer el video apoyaron asonadas golpistas en el pasado. En realidad, el video fue grabado en la oficina del periodista Mario David García, cuyo programa de noticias en la televisión nacional fue suspendido en 1988 cuando el presidente Vinicio Cerezo reveló que un grupo de coroneles renegados planeaban utilizarlo para anunciar un golpe de estado. Luis Mendizábal, amigo de Rosenberg que lo instó a hacer el video, admite haber cooperado con el golpe abortado.
Los amigos de Rosenberg dicen que el padre de cuatro hijos amaba lo suficiente a su país como para arriesgar la vida por él.
"Era un hombre que luchaba por causas justas", dijo Jorge Briz, ex ministro de relaciones exteriores.
La evidencia que menciona Rosenberg que probaría la corrupción en Banrural, aún no han salido a la superficie. El banco, de propiedad del estado, pequeñas empresas, organizaciones e individuos, maneja millones de dólares en ayuda oficial e internacional, incluyendo fondos de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y ofrece préstamos a guatemaltecos de escasos recursos.
Dirigentes empresariales están exigiendo una investigación independiente del banco, que ya está tambaleando por una fuga de quinientos millones de quetzales (unos 62 millones de dólares). Los clientes devolvieron en cuestión de días el ochenta por ciento del dinero, de acuerdo a un funcionario del banco, Sergei Walter.
"Los ganadores obvios cuando la gente retira sus ahorros de Banrural son los grandes bancos privados", dijo Gustavo Berganza, presidente de una organización de estudio de los medios que cree que al presidente le han tendido una trampa.
El fiscal general de Colom ha entregado la investigación del asesinato de Rosenberg y sus acusaciones de corrupción a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, una agencia de Naciones Unidas creada en 2007 para combatir la corrupción y el crimen organizado. También el FBI está colaborando con la petición de Colom.
Pero Carlos Castresana, director de la organización de Naciones Unidas, advierte que será difícil resolver el crimen en un sistema judicial tan inepto que no es capaz de juzgar más que el tres por ciento de los casos criminales.
"Todavía no tengo interceptaciones, no hay cárceles de máxima seguridad, apenas hay tribunales", dijo. "¿Cómo crees que voy a resolver el caso de Rosenberg, o cualquier otro?"

Julie Watson contribuyó a este reportaje, desde Ciudad de México.

2 de junio de 2009
28 de mayo de 2009
©fwdailynews
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres