Blogia
mQh

regulan encadenamiento de perros


Gobernador de Nevada aprueba ley contra el encadenamiento de perros.
Nevada, Estados Unidos. El gobernador de Nevada, Jim Gibbons, aprobó el proyecto S.B. 132, que ahora es ley. Karen Goodman, vecina de Nevada, dirigió una iniciativa ciudadana a favor de esta ley para terminar con la cruel práctica de encadenar a los animales, y gracias a ella y sus llamadas, mensajes de correo electrónico y cartas a los legisladores y al gobernador, miles de perros tendrán ahora vidas mejores.
Nevada es ahora el tercer estado, junto con Texas y California, en limitar específicamente la cantidad de horas al día que los perros pueden estar amarrados o encadenados.
A partir del 1 de octubre de 2009, en Nevada los perros no podrán ser encadenados por más de catorce horas al día, y las sogas deben ser al menos de doce pulgadas de largo o, si se trata de una polea o carrillo, debe permitir que el perro se pueda mover al menos 3.6 metros en cualquier dirección.
Nevada se une a otros nueve estados en imponer restricciones a la sujeción o encadenamiento: California (Health & Safety Code Sec. 122335), Texas (Tex. Health & Safety Code Sec. 821.077), Connecticut, (Conn. Gen. Stat. § 22-350a), Tennessee (Tenn. Code §39-14-202), Delaware (7 Del. C. § 1704), Michigan (Mi. Comp. Laws § 750.50), Vermont (13 V.S.A. § 365), Maine (M.R.S. § 4015), y Carolina del Norte (N.C. Gen. Stat. §14-362.3).
La ley fue aprobada por 32 votos a favor y ocho en contra, en una histórica votación de la Asamblea de Nevada.
La sujeción por soga o cadena es cruel, y peligroso si ocurre durante períodos prolongados. El departamento de control animal apoyó la ley. Los perros que son encadenados durante períodos prolongados tienden a ser ignorados y pueden ser peligrosos, poniendo a prueba el control animal de sus recursos y poniendo en peligro a la comunidad.
La Asociación Americana de Médicos Veterinarios (AVMA) y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) también se oponen al encadenamiento de los perros durante periodos prolongados. Los Centros para el Control de Enfermedades dijo que es 2.8 veces más probable que un perro encadenado muerda a adultos; es cinco veces más probable que muerda a niños.
La S.B. 132 es un proyecto de ley de sentido común que permite que la gente amarre a sus perros mientras se encuentren en sus trabajos, para soltarlos durante periodos diarios en que necesitan socialización y ejercicios.
El proyecto S.B. 132 limita a catorce horas diarias el encadenamiento de los perros y restringe el uso de collares asfixiantes, de cadenas y de castigo para sujetar o encadenar a perros.
Las modificaciones aclaran que la soga, lazo, cadena u otros implementos de sujeción deben tener al menos 3.6 metros de largo. Los perros amarrados a objetos estacionarios deben tener sogas o cadenas que permiten que el perro se pueda mover al menos 3.6 metros. Los perros atados a carrillos o poleas debe poder moverse al menos 3.6 metros.
Además, la versión corregida del proyecto no especifica el tamaño de los caniles, pero sí establece que los lugares de encierro deben ser adecuados para el tamaño y raza del perro.

La ley no se aplicará a perros (1) mantenidos por veterinarios o en un albergue o refugio o temporalmente en un campamento o como parte de una operación de rescate; (2) que estén siendo adiestrados para cazar o utilizados en expediciones de caza durante la temporada de caza; (3) que estén participando en una feria, espectáculo, torneo o eventos similares; (4) que vivan en terrenos directamente relacionados con operaciones agrícolas activas si la soga o cadena es razonablemente necesaria para garantizar la seguridad del perro; (5) cuyos dueños se encuentren ocupados en tareas temporales no superiores a una hora.
Una "operación agrícola" quiere decir "toda actividad necesaria para los cultivos comerciales y las cosechas o la crianza de ganado y aves".
Antes de la votación en el Senado del estado, el proyecto de ley fue considerado por la Comisión de Recursos Naturales del Senado, que realizó una audiencia antes de aprobarlo. Durante la audiencia, los miembros de la comisión del Senado escucharon tanto a partidarios como a opositores de la S.B. 132.
Uno de los testigos fue el doctor Frank McMillan, un veterinario reconocido de gran experiencia, profesor de medicina clínica veterinaria, y renombrado autor de decenas de artículos de revistas y capítulos de libros, así como del libro de texto ‘Mental Health and Well-being in Animals’.
McMillan dijo a la comisión que "el término ‘dolor emocional’ ha estado con nosotros durante largo tiempo, pero sólo recientemente investigaciones en neurología han mostrado que no se trata de una figura de lenguaje y que el circuito cerebral de los animales está programado para inducir sentimientos emocionales que causan malestar. De hecho, los sistemas neurológicos que controlan la emoción de soledad están localizados en el cerebro junto a los circuitos que dan al dolor físico su sensación dolorosa. Ahora la evidencia sugiere que los sentimientos de soledad evolucionaron desde sentimientos más primitivos de dolor físico.
"Y aunque el sufrimiento físico recibe toda la atención, el hecho es que en los animales el sufrimiento emocional puede ser incluso más angustiante que el dolor físico. En el laboratorio, los investigadores han comparado la respuesta de los animales cuando se les obliga a elegir entre el dolor físico y el emocional. En un experimento que es particularmente relevante para el tema de los perros dejados solos y encadenados, los investigadores separaron a los perros de sus compañeros humanos y colocaron una rejilla de metal electrificada entre ellos. Los perros tenían una sola opción: soportar el dolor emocional de la soledad, o soportar el dolor físico de las descargas eléctricas para reunirse con sus compañeros humanos. ¿Qué eligieron? Prefirieron abrumadoramente cruzar la rejilla y sufrir las descargas eléctricas. Prefirieron sufrir el dolor físico para evitar el dolor emocional.
"La próxima vez que veas a un perro que vive sujeto a una cadena, debes saber que está sufriendo, por dentro, y que ese perro está encadenado a su propio dolor personal -hasta que alguien lo libere".
Los criadores de Nevada han decidido oponerse a la ley que eliminará el cruel encadenamiento de los perros. La Asociación Americana de Médicos Veterinarios de Nevada también anunció su oposición a la ley S.B. 132.

Algunas razones para prohibir o regular el encadenamiento de los perros.
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades-CDC
Es cinco veces más probable que los perros encadenados muerdan a niños, y tres veces más probable que muerdan a adultos.

Asociación Americana de Médicos Veterinarios
Muchos ataques fatales y mordidas de perros son provocadas por perros que han estado amarrados.

Consejo Nacional de Investigaciones Caninas
Casi el treinta por ciento de todos los ataques fatales son provocados por perros encadenados o enjaulados.

Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad contra los Animales-ASPCA
El 81 por ciento de los ataques fatales fueron cometidos por perros encadenados aislados.

Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell
Tanto los perros encadenados como enjaulados sufren de problemas de conducta similares.

Sociedad Protectora de Animales de Estados Unidos-HSUS
Los perros que son mantenidos continuamente fuera, encadenados o enjaulados, sufren del mismo aburrimiento, soledad y aislamiento que conducen a conductas agresivas.

Nicholas Dodman, doctor en medicina veterinaria de la Universidad Tufts
Encadenar a los perros los vuelve más agresivos. Son animales naturalmente sociales y la sujeción induce una ‘agresión impulsada por el aislamiento’ y crea un efecto ‘de chatarrería’. Básicamente se vuelven locos".

28 de junio de 2009
27 de mayo de 2009
©animal law coalition
cc traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres