Blogia
mQh

entran y salen de tribunales


Megacausa: indagaron a ex juez de menores y a un coronel. Vera Candioti y el coronel Pavón declararon ayer ante Rodríguez por la supresión de identidad de Carolina Guallane, sobreviviente de la masacre de su familia biológica. El juez les concedió la eximición de prisión.
[Juan Carlos Tizziani] Argentina. El juez federal Reinaldo Rodríguez indagó ayer al ex juez de Menores, Luis Vera Candioti y al coronel Carlos Enrique Pavón en la megacausa que investiga medio centenar de crímenes de lesa humanidad y en la que ambos están imputados como supuestos partícipes de la "supresión, sustracción y ocultamiento de identidad" de una niña de un año y medio que fue la única sobreviviente a la masacre de su familia biológica, en febrero de 1977. Recién veinte años después, María Carolina Guallane, pudo saber que su verdadero nombre era Paula Cortassa, que su padre biológico, Enrique Cortassa, estaba desaparecido y su madre, Blanca Zapata, había agonizado dos semanas con un tiro en la cabeza en el hospital José María Cullen, donde dio a luz un bebé muerto. Ella pudo recuperar los restos de Blanca en 1998. Vera Candioti y Pavón salieron del Tribunal por la puerta por la que habían entrado porque el juez Rodríguez consideró que no hay riesgos que puedan burlar la acción de la justicia y les concedió la eximición de prisión.
Por el homicidio de los esposos Cortassa Zapata, el juez ya imputó a ocho detenidos en la megacausa. Seis son militares de alto rango: el ex jefe del Area 212, coronel Juan Orlando Rolón; su ex jefe de la plana mayor, coronel Adolfo Alvarez que es el único con pedido de captura ; el ex jefe del Distrito Militar, coronel Roberto Arrieta; el ex jefe del Destacamento de Inteligencia Militar 122, coronel Domingo Manuel Marcellini y sus segundos: los tenientes coroneles Jorge Roberto Diab y Domingo Morales. Los otros dos son comisarios: Mario José Facino y Juan Calixto Perizzotti. Los ocho más los indagados de ayer deberán responder también como presuntos "coautores de la supresión de identidad, sustracción y ocultamiento" de Carolina que es Paula.
Vera Candioti y Pavón ya habían declarado en la causa hace once años, en 1998, cuando la ex fiscal Griselda Tessio descubrió que era falsa una nota del Ejército que puso a Carolina y a otros dos niños a disposición del ex juez de Menores. Se trata de un oficio del Comando de Operaciones Tácticas (COT) del Area 212, firmado por Pavón el 4 de febrero de 1977 y recibido en el Juzgado de Menores el 8 de febrero. Lo curioso es que el ataque militar a la casa de la familia Cortassa, en calle Castelli 4531, ocurrió el 11 de febrero, siete días después de la fecha que figura en la nota del COT.
En su declaración testimonial, el 24 de setiembre de 1998, el coronel Pavón reconoció que él había redactado esa nota y la había firmado en su carácter de "auxiliar del COT y ayudante del comandante" del Área 212, coronel Rolón. "Yo redacto la nota conforme la información que me traían, desconozco de dónde provenían esos chicos. Yo sólo recibí una información y confeccioné la nota en esa fecha".
¿Y quién le pasó la información? preguntó Tessio.
Los que realizaron el operativo, pero no recuerdo quiénes fueron. Sinceramente no lo recuerdo, no puedo precisar si el procedimiento de calle Castelli fue anterior a esa fecha o no. No lo puedo precisar se atajó Pavón.
Ayer, el juez Rodríguez lo indagó sobre aquel episodio, ante la sospecha que planteó la Fiscalía en el requerimiento de instrucción, que todo tenía un fin: "ocultar la verdadera identidad de origen de Paula Cortassa".
Vera Candioti salió del Juzgado de Rodríguez alrededor del mediodía sin alertar a la ronda de periodistas que esperaba en las puerta. Pavón salió casi a las tres de la tarde. "No voy a hacer ninguna declaración", se atajó el coronel.
¿Qué pasó con esa orden del Ejército? preguntó Rosario/12. Y Pavón se remitió a su defensor. "Hablen con él", pidió.
El abogado José María Pavón Navarro dijo que la indagatoria se había cumplido "dentro de la gravedad de las actuaciones. Su señoría tomará las determinaciones en el tiempo que estime corresponder y las próximas medidas que disponga, por supuesto, nosotros vamos a estar atentos a cumplir con la requisitoria", explicó.

¿Cuál es la situación de su defendido?
Está afectado a la causa. Más que eso no le puedo decir porque es una causa de gravedad. Entonces, me imagino que el magistrado quiere mantener el dominio absoluto de las cosas y no que yo transmita lo que él es bien capaz de transmitir.

¿Usted le hizo algún pedido al juez?
No, no he hecho pedidos de ninguna naturaleza. El magistrado está velando en salvaguarda de las víctimas, los imputados y de la verdad. Es un hombre que tiene una trayectoria, no es necesario peticionarle cosas lo elogió.

10 de octubre de 2009
©página 12 
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres