Blogia
mQh

notoria ausencia de una policía


El comisario a cargo del Programa de Protección de Testigos, Omar Odriozola, relató por qué no había custodia en la casa de Josefina González y Federico Reynares en el momento del atentado, aunque negó que haya habido zona liberada.
Argentina. Una causa penal por incumplimiento de deberes de funcionario público, un sumario administrativo y uno interno de la Secretaría de Seguridad son algunas de las medidas en el marco de la investigación a la custodia de la querellante de la ex causa Feced, Josefina González, y su esposo, Federico Reynares, tras la irrupción en su casa del miércoles pasado. Al mismo tiempo, la abogada del matrimonio, Gabriela Durruty, adelantó que pedirán que las actuaciones se remitan a la Justicia Federal. El comisario a cargo de la Unidad Especial, Omar Odriozola, dijo que el miércoles 30 de diciembre "se produjo el relevo y la empleada que tenía que estar en el domicilio se sintió descompuesta. Por eso, se dirigió a la estación de servicio distante a un par de cuadras, y en ese tiempo sucedieron los hechos". El funcionario desestimó que haya habido zona liberada para la intimidación. Sin embargo, Josefina calculó que los intrusos estuvieron en su casa durante de una hora. En tanto, el ministro de Seguridad Alvaro Gaviola admitió que hubo "fallas en la custodia" y agregó que hasta ahora "el Programa de Protección de Testigos había funcionado bien y había sido elogiado por los organismos de derechos humanos".
El penúltimo día del año 2009, cuando el matrimonio llegó a su casa se encontró con el desastre: "Revolvieron cajones y papeles de la habitación y el escritorio", comentó ayer Federico Reynares, quien recordó el mensaje macabro del pañuelo de las mil marchas de Abuelas de Plaza de Mayo, "manchado con algo que parecía ser sangre", en la puerta de la casa. Josefina agregó que tocaron sus fotos tipo collage, en la que está ella puesta junto a sus padres, que están desaparecidos. Josefina fue secuestrada con sólo cinco meses de edad junto a su hermana y su madre.
La investigación de la provincia se centra en el motivo de la ausencia de la custodia en el domicilio de la pareja en el momento de la intimidación, cuando la orden era concreta: "Durante las 24 horas".
"Todos los caminos apuntan a que hubo un incumplimiento de los agentes que debían estar en el lugar", dijo el titular del programa, Oscar Blando, durante la conferencia de prensa que brindaron ayer Josefina y Federico. El blanco elegido por los atacantes, además, fue estratégico: la pareja trabaja en la fiscalía federal que elevó a juicio la megacausa por crímenes de lesa humanidad. Blando resaltó que los atentados "no son hechos aislados".
De la conferencia de ayer participó la secretaria de Derechos Humanos de la provincia, Rosa Acosta. Y Blando señaló que el ministro de Justicia, Héctor Superti, envió una misiva en la que también repudia el atentado y subraya la necesidad de investigación. Blando aseguró que "todo lo que esté al alcance del Estado provincial, será realizado: es un compromiso".
Por su parte, la abogada del matrimonio amenazado adelantó que tomarán otras medidas, "más allá de la evaluación que hizo la policía de la provincia". Durruty consideró que "al tratarse de un hecho de tentativa de robo o violación de domicilio, lo que vamos a plantear es la inmediata remisión de las actuaciones a la Justicia Federal, porque hay responsabilidades del orden de lo político y otras penales que deben ser investigadas por la Justicia Federal. No podemos permitir que eso sea investigado por la justicia provincial, de la cual depende la misma policía que no cumplió sus funciones".
Al ser consultado sobre quién debía controlar el trabajo de los agentes de custodia, el comisario Odriozola deslindó: "Hay varios niveles de oficiales, yo tengo a cargo toda la provincia y tengo un responsable en cada uno de esos lugares, porque no puedo estar controlando todos los puestos, sino que superviso a los responsables de cada lugar". Y aseguró que la investigación incluye a ese funcionario.
Sobre el final de la conferencia, Josefina apuntó a seguir trabajando por verdad y justicia, al tiempo que aseguró que no lograron intimidarla. "Hay que levantarse y seguir. Tenemos que comprometernos a que no nos asusten, porque fuimos y somos un montón, no tengamos miedo, porque ahí es donde perdemos todos", dijo la querellante de la ex causa Feced.

7 de enero de 2010
©página 12 
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres