Blogia
mQh

juicios deben continuar


En algunos círculos hay incertidumbre sobre lo que hará el nuevo gobierno con los procesos por crímenes cometidos en la dictadura. Un emblemático abogado del Programa de DDHH del Ministerio del Interior ya renunció a su puesto. "Me opongo a decir que de aquí en adelante todos los caminos para obtener más verdad y más justicia están cerrados", dice María Luisa Sepúlveda al respecto.
[Inbal Landau] Santiago, Chile. En su oficina, la asesora presidencial en derechos humanos cuenta que está ordenando sus cosas para retirarse. Su labor acaba el 10 de marzo, día en que la Concertación dejará de ser gobierno y Sebastián Piñera heredará, junto al mando, la labor realizada por el oficialismo en pos de esclarecer los delitos militares del pasado. No se sabe de qué modo abordará el nuevo gobierno esta materia, sin embargo existe una institucionalidad y leyes que no pueden soslayarse, explica Sepúlveda, quien además es la presidenta provisoria del Museo de la Memoria.

¿Qué significado tiene para Chile la creación del Museo de la Memoria?
La memoria es necesaria para construir la identidad del país. No podemos olvidar lo que nos pasó entre el ’73 y el ’90, para poder reforzar nuestra democracia, nuestra institucionalidad y nuestro compromiso con los derechos humanos. Ese es el sentido del museo.

¿Qué opina de que la derecha esté pidiendo la incorporación del período de Allende, como la causa de lo que sucedió después?
Podría discutirse el porqué llegamos a la crisis a la que llegamos, pero nada la justifica. Y mientras más se plantea la necesidad de que las causas se expliciten en el museo, yo me convenzo de que eso podría llevar a un equívoco, a malentenderse en el sentido de que las causas podrían justificar lo que pasó. No hay ninguna causa de ninguna índole que justifique las violaciones de los derechos humanos. Y como sociedad tenemos que ponernos de acuerdo, porque si no, relativizamos todo. Si para algunas situaciones es posible hacer desaparecer a la gente, matar, torturar... ¿en qué queda esto? El museo va a tener espacio para reflexionar. Si se quieren hacer seminarios, discusiones académicas, investigaciones... pero de ahí a poner las causas para entender lo que pasó en violación de derechos humanos, creo que no cabe.

¿Qué opina de la creación del Instituto de Derechos Humanos (IDH) y cuánta relevancia va a tener realmente siendo que no puede querellarse por sucesos anteriores a su creación?
El solo hecho de que exista el instituto es un aporte al reforzamiento de la cultura del respeto de los derechos humanos en Chile. Su sentido es la preocupación por el presente y el futuro. Tiene que velar para que existan todas las condiciones para que no se violen los derechos humanos, para que se eduque y se prevenga. Tiene que encargarse no sólo de las medidas punitivas. La preocupación que tú me planteas se resolvió reforzando por ley el Programa de DDHH del Ministerio del Interior para poder continuar con lo que es el establecimiento de la justicia y la verdad de las más graves violaciones de los derechos humanos y ampliando el universo de causas en las que puede tener competencia. Antes le competían sólo los detenidos desaparecidos y la entrega de restos, y hoy día también los ejecutados políticos.

Usted habla del Programa de DDHH, sin embargo su equipo está sufriendo cambios como la renuncia del abogado Boris Paredes, por desconfianza hacia las nuevas autoridades...
Quisiera que ese equipo que tiene experiencia en el tema pudiera tener continuidad. ¿Cuáles van a ser las medidas que va a tomar la autoridad entrante?, no tengo idea. Es un programa que está cumpliendo con su tarea, que es representar a las víctimas para obtener más verdad y justicia. Aquí el borrón y cuenta nueva, como nos dijo la Presidenta, no puede ser. (...) El tema está presente porque no hemos terminado de resolver lo esencial: en su gran mayoría los detenidos desaparecidos siguen sin poder ser ubicados y no se ha podido establecer en muchos de los casos las circunstancias en que desaparecieron. Tampoco se ha podido establecer justicia. No creo que haya un acuerdo de la sociedad chilena ni de la clase política de promover un punto final. Acá no hay ninguna condición para eso. Sería nefasto para la sociedad y para el reforzamiento de la democracia.

Sin embargo, Jovino Novoa sugirió el cierre de los procesos contra militares...
Espero que sea una posición minoritaria. No veo razones para promover un cierre, un punto final, una amnistía... Espero que los juicios sigan, que los tribunales puedan hacer su trabajo, que no tengan presiones de ningún tipo para hacerlo. Hoy día hay muchas más cuotas de verdad que las que había antes del año 2000. Espero que eso siga avanzando.

¿Qué cree que podrán hacer las fundaciones y la Concertación desde la oposición?
Los derechos humanos son un tema del país y nosotros tenemos que lograr que cada día haya más personas que sientan un compromiso con él. Esa es la finalidad del Museo de la Memoria, su misión (...) Tenemos que seguir haciendo todos los esfuerzos, desde donde estemos, fundaciones u otras instancias, para seguir defendiendo y comprometiendo a más personas en esta noble tarea que es la defensa de los derechos humanos.

¿Cree que las políticas de gobierno van a continuar en esta materia?
Tenemos que hacer todos los esfuerzos de nuestra parte para que sigan las políticas que en estos últimos años han sido positivas y provechosas para el tema de los derechos humanos. Durante este último gobierno se ratificaron muchos convenios, se aprobaron convenciones, se creó el IDH, el mismo Museo de la Memoria; ahora se están reabriendo las comisiones Valech y Rettig, porque habían casos que no se habían calificado antes. Me opongo a decir que de aquí en adelante todos los caminos para obtener más verdad, más justicia, para reforzar la institucionalidad y para hacer más prevención de derechos humanos están cerrados.

¿Qué tareas quedan pendientes en el puesto que usted ocupa?
La primera tarea de esta comisión fue coordinar todos los esfuerzos para poder llegar a la identificación de los detenidos desaparecidos. Estamos en proceso ahí. Esta semana se avanzó en la causa del Fuerte Arteaga. En los próximos días se entregan las pericias que tienen que ver con Lonquén, están también las de Paine que tendrán que entregarse, se empezó el esclarecimiento de los casos del Patio 29. Eso sigue en curso y tenemos una responsabilidad colectiva de que eso termine y termine bien. Hay un número importante de casos en que todavía los informes periciales o de laboratorios no están totalmente concluidos, pero que en los próximos días y meses van a ser entregados a los tribunales y (las nuevas autoridades) tienen que seguir haciendo esa tarea. Ahí tiene un rol importantísimo el SML y también el Programa de DDHH del Ministerio del Interior.

¿La Concertación va a tener que fiscalizar y velar por que el nuevo gobierno continúe con lo ya hecho?
Todos los que creemos en los derechos humanos tenemos que hacer un esfuerzo doble porque esto suceda, porque es distinto estar trabajando en el tema desde una instancia de gobierno que desde fuera de ella. Pero creo que van a tener que seguir existiendo instancias de gobierno. El INP va a tener que seguir entregando pensiones a las víctimas según lo establece la ley. El IDH tiene que continuar con su tarea de identificar a los detenidos desaparecidos. Se ha creado una estructura, una institucionalidad en el SML con gente competente, con procedimientos que permiten que eso continúe. El Programa de DDHH del Ministerio del Interior tiene hoy día un refuerzo por ley que está relacionado con la obtención de justicia en las más graves violaciones de los derechos humanos. La justicia tiene un sinnúmero de procesos abiertos hoy día, más de 300, que está investigando. Entonces diría que el proceso va a continuar. Yo no voy a continuar en esta tarea desde este puesto. La podré continuar desde otro lugar.

¿Desde qué lugar será?
Estoy en la fundación del Museo de la Memoria como presidenta provisoria. Soy vicepresidenta de la nueva comisión calificadora, porque la ley estableció que fuéramos los que habíamos pertenecido a la Comisión Valech y la Presidenta me solicitó que fuera una de las representantes que ella podía nombrar para el IDH. Tengo espacios donde seguir haciendo un aporte en este tema, pero también quisiera que a esta tarea se sumaran otras personas.

31 de enero de 2010
©la nación 
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres