Blogia
mQh

condenan a ex congresista


Corte Suprema condena al ex congresista Dixon Tapasco por parapolítica. La Sala Penal condenó a siete años y medio de prisón al ex representante de Caldas por sus nexos con el Bloque Central Bolívar de las Auc.
Colombia. En la sesión de este miércoles, la Sala Penal de la Corte condenó al ex representante a la Cámara del Partido Liberal por el delito de concierto para delinquir con paramilitares. La sentencia también incluye una multa de 6.500 salarios mínimos y una inhabilidad para ejercer funciones públicas por el mismo tiempo de la condena.
Para la Corte es claro que "el doctor Dixon Ferney Tapasco Triviño se concertó con la finalidad de promover un grupo armado al margen de la ley, pues con su concurso logró que las autodefensas posicionaran su proyecto político al garantizar sus fines electorales en el Norte del departamento de Caldas (en 2006)".
Según el Alto Tribunal, aunque Tapasco no se haya reunido con grupos paramilitares en Caldas, si incurrió en un delito puesto que  "como candidato y como líder de un sector importante del partido liberal" nunca desautorizó los pactos y reuniones que miembros del partido tuvieron con las autodefensas.
Para la Corte "no puede pasar desapercibido" el hecho que Tapasco aceptó "sin mayores discusiones" la inclusión del estudiante Juan Pablo Sánchez, candidato apoyado por ‘Ernesto Báez’, en la lista al Congreso del partido liberal en 2006.
Como parte de decisión, la Corte compulsó copias del caso a la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía para que estudie la posible exclusión de ‘Ernesto Báez’ del proceso de Justicia y Paz, puesto que "al haber actuado por fuera de los acuerdos con el gobierno y con el apoyo del Frente Cacique Pipintá de las AUC  (en época de desmovilización)… incurre en desacato a los pactos que se refiere la ley de Justicia y paz".
Para el Alto Tribunal el pacto de Tapasco con las Auc se dio justo después del asesinato de Óscar Gonzalez el 18 de marzo de 2005, representante a la Cámara cercano a Báez, quien, al ocurrir el homicidio, le pide a Alberto Guerrero, jefe militar del frente Cacique Pipintá, que organizara una reunión con Enrique Emilio Ángel Barco, Francisco Ferney Tapasco González y Dixon Ferney Tapasco Triviño, con el fin de convenir la participación de las autodefensas en el proceso electoral.
Es cuando Báez les informa que no permitiría que el movimiento de Oscar González Grisales desapareciera y que en lo que a las autodefensas concernía, en el municipio de Pácora y en otras zonas del norte del departamento de Caldas, la votación debía favorecer a Emilio Enrique Ángel.    
Según la investigación, Tapasco desobedeció la orden del jefe político de las Auc, por lo que éste último citó a una nueva reunión el 4 de febrero de 2006 a la que asistieron además de Ángel Barco, Eurídice Moreno, alias "Diana", Alberto Guerrero y Francisco Ferney Tapasco, y en la que el paramilitar ordenó que se respetaran los acuerdos de división electoral.
Pero este no fue el único acuerdo que llegaron los políticos de Caldas con las Auc. Según la investigación de la Fiscalía, en 2005 Dixon Ferney Tapasco Triviño, Alberto Guerrero y Enrique Emilio Ángel definieron la candidatura de Alberto Aníbal Echeverri a la alcaldía de Palestina en complicidad con las Auc.
En la sentencia la Corte también señala al padre de Tapasco, de mismo nombre, como protagonista de los pactos con las Auc. "Según lo ratificó Carlos Enrique Vélez, alias Víctor -; hechos todos que en su criterio permiten inferir el libre concurso de Dixon Ferney Tapasco en los pactos ilegales, pese a que "Báez" y Guerrero, lideres de la organización ilegal, con el fin de evadir cualquier responsabilidad, traten de explicar la presencia del padre del político enjuiciado en diferentes reuniones como una cuestión circunstancial", dice el fallo de la Corte.
Para el Alto Tribunal Ferney Tapasco González estaba actuando como director del Partido Liberal en Caldas y no como padre del representante a la Cámara, quien a su vez tuvo que estar enterado de los pactos que hicieron con Báez. 
Por último, indica la Corte, ’Báez’ señaló que Tapasco González les ofreció un renglón a la cámara a los estudiantes reunidos en Fipaz, quienes a pesar de que no vieron en principio con agrado la presencia y el ofrecimiento del político, terminaron por aceptar que Juan Pablo Sánchez hiciera parte de la lista del movimiento de Tapasco Triviño.
"Es posible aceptar que Dixon Ferney Tapasco Triviño no hubiera conocido y participado de esos pactos, pues si se asume que Ferney Tapasco era Director del Partido Liberal y su hijo candidato, lo menos que se debía esperar es que como Director del partido – no como padre –  enterase al candidato – no al hijo – de lo que había sucedido en la reunión de El Tambor, dado que el tema no era de poca monta en el entendido que tenía una incidencia directa en las aspiraciones del candidato y en la proyección del partido", dice la Corte.
Sánchez hoy es investigado por concierto para delinquir y se encuentra detenido a órdenes de la Corte Suprema de Justicia.

El Juicio contra Tapasco
El juicio de Tapasco inició el pasado 21 de julio, luego de que la Fiscalía lo sindicara de tener presuntos vínculos con el Frente Cacique Pipintá, al mando del desmovilizado ’Ernesto Báez’. Como parte de su defensa, el ex representante aseguró que en las campañas electorales de 2002 y 2006, no tuvo nexos ni participó en reuniones con paramilitares, y que incluso trató de evitar hacer proselitismo en zonas controladas por paramilitares.
No obstante, la Fiscalía sostuvo que Tapasco hizo campaña electoral en todos los municipios del departamento, con lo que reafirmó los argumentos con los que llevó al ex congresista caldense a juicio ante un juez especializado en Bogotá.
La Fiscalía recogió los argumentos de la investigación para acusar a Tapasco de tener nexos con el Frente Cacique Pipintá del Bloque Central Bolívar de las Auc. El fiscal del caso sostuvo que el político asistió a una reunión en la vereda El Tambor del municipio de La Merced en 2006, en la que también estuvieron el entonces jefe político de las Auc, ‘Ernesto Báez’, y el presidente del Directorio Liberal de Caldas y padre del ex congresista, Ferney Tapasco.
Según el fiscal, en esta reunión se acordó dividir la votación del norte del departamento entre Enrique Emilio Ángel Barco (ex congresista ya condenado por parapolítica) y Tapasco, e incluso que el primero debía recibir el apoyo de las personas que antes votaron por Óscar González, congresista asesinado en 2006.
Sin embargo, durante esta primera audiencia, el ex representante Tapasco se declaró inocente negando su participación en la reunión de El Tambor y alegando que en los periodos electorales de 2002 y 2006 para Congreso, sólo hizo campaña en los municipios del occidente de Caldas, donde no hubo presencia política ni militar de grupos paramilitares. 
Según Tapasco, los grupos paramilitares liderados por ‘Ernesto Báez’ ejercieron dominio solo en el norte del departamento, en donde por cuestiones ‘financieras’, él nunca hizo campaña.  También argumentó que el reparto de distritos electorales se hizo al interior del Partido Liberal al cual pertenecía, y que su campaña política tuvo escasa presencia en municipios del norte de Caldas como Pácora, en donde la presencia paramilitar aparentemente influenció los resultados electorales de 2006. 
De igual forma, el ex congresista negó su participación y la del grupo de juventudes liberales que lideró, en reuniones políticas realizadas por ‘Ernesto Báez’. Tapasco aseguró que a las reuniones a las que asistió ‘Báez’ participaron grupos vinculados a otras organizaciones políticas como FIPAZ (Fundación de Iniciativas Universitarias para la Paz). 
Tapasco dijo que durante su gestión como congresista rechazó el proyecto político y militar de los paramilitares, defendiendo en su momento ante el Congreso, una ponencia alternativa "menos flexible a lo que posteriormente se conocería como Ley de Justicia y Paz".

Dixon Tapasco y  la ‘Parapolítica’ en Caldas
Desde hace más de tres años la Corte Suprema de Justicia puso en su mira a Caldas por la parapolítica. En el norte las Autodefensas celebraron reuniones en El Tambor (La Merced) y en Arma (Aguadas), con presencia de los jefes del Frente Cacique Pipintá, encabezado por ’Ernesto Báez’, y miembros del Partido Liberal, a las que varios ’paras’ señalaron que había asistido Ferney Tapasco. En Villamaría hubo reuniones en el sector de Miraflores.
La investigación contra Tapasco fue iniciada por la Corte Suprema a partir de varios anónimos en los que se denunciaban vínculos de Tapasco y otros políticos de Caldas con el ex jefe paramilitar ’Ernesto Báez’. 
A principios de 2008, La Corte Suprema de Justicia acusó a Tapasco, como presunto autor del delito de concierto para delinquir agravado por tener vínculos con grupos paramilitares de la región.
Desde agosto del 2007 se conocía que la Corte Suprema adelantaba indagaciones preliminares para determinar la veracidad de denuncias sobre parapolítica en Caldas. La lista de investigados incluía a la senadora Adriana Gutiérrez, del Partido de la U; y a Dixon Ferney Tapasco y Enrique Emilio Ángel, del Partido Liberal quienes fueron detenidos el 25 de febrero del 2008.
El 4 de marzo de 2008, la Sala Penal de la Corte Suprema confirmó la medida de detención contra Tapasco. Tras escucharlo en indagatoria tomó la determinación y rechazó otorgarle el beneficio de detención domiciliaria. Unos meses después, Tapasco renunció a su curul, dejando la investigación en manos de la Fiscalía General. Desde entonces, el ex congresista ha cumplido 17 meses recluido en la cárcel La Picota en Bogotá.

Otros Testigos
Dos desmovilizados del Frente Cacique Pipintá de las autodefensas rindieron también testimonio en el juicio contra el ex representante Tapasco. Carlos Enrique Vélez alias ‘Víctor’, comandante militar del ‘Cacique Pipintá’ aseguró que nunca antes había visto a Dixon Tapasco, pero aclaró que sí tuvo conocimiento de los vínculos de Ferney Tapasco, padre de Dixon,  con los paramilitares de Caldas, y que todavía existen ‘asuntos pendientes’ que explicará en su momento ante los fiscales de Justicia y Paz que llevan su caso. 
Según sus declaraciones, ‘Víctor’  tuvo conocimiento de las relaciones entre Ferney Tapasco y las autodefensas de Caldas en el momento en que se dio la operación para asesinar al indígena Gabriel Ángel Cartagena.  Aunque no dio más detalles del hecho, el paramilitar aseguró que proporcionará toda la información del caso al fiscal de Derechos Humanos  y Derecho Internacional Humanitario que tiene a cargo esta investigación. 
De otro lado, Eurídice Cortes Velasco alias ‘Diana’, comisaria política del Frente Cacique Pipintá, declaró que presenció el momento en el que el comandante paramilitar ‘Alberto Guerrero’ habló por teléfono con Dixon Tapasco. Según  le dijo ‘Alberto Guerrero’ a ‘Diana’, en esa conversación Tapasco agradeció al ex jefe paramilitar por su ‘resurrección política y electoral’.  Aparentemente esto fue lo único que el comandante ‘Guerrero’ mencionó en ese momento con relación a la conversación con el ex representante Tapasco.

‘El Pacto de Caldas’
A diferencia de algunos departamentos en la Costa Atlántica en los que la toma del poder político por parte de los paramilitares hizo parte de su plan de expansión, en Caldas este hecho solo se fue a dar a partir del año 2003, cuando ’Ernesto Báez’ con una estrategia similar a la de ’Jorge 40’ en el Cesar y Magdalena, estableció distritos electorales y repartió los municipios a los candidatos cercanos a las Auc.
El frente Cacique Pipintá, comandado por Báez y Alberto Guerrero, empezó a influir en forma directa en la conformación de concejos municipales y alcaldías, dominio que se consolidó con las elecciones al Congreso de 2006, en las que algunos candidatos se reunieron con jefes de las Auc para formalizar su alianza y repartirse el monopolio electoral.
La primera reunión se realizó en el municipio de La Merced, en el sitio conocido como El Tambor, a la que presuntamente asistieron Dixon Ferney Tapasco y Emilio Enrique Ángel Barco. Allí se decidió junto con políticos la manera como se procedería para repartirse las elecciones, pero además se habló de la constitución de una organización de estudiantes de las universidades llamada Fipaz, en donde posteriormente fue elegido un representante de los estudiantes, Juan Pablo Sánchez, quien resultó siendo sobrino de Samuel Arturo Sánchez, abogado de Báez.
Según las confesiones de la comandante política de las Auc en ese departamento, Eurídice Cortés Velasco, y los ‘paras’ Luis Ariolfo, alias Cony, y Carlos Vélez, alias el Comandante Víctor Diana, se convino en ese encuentro que las autodefensas  financiarían la campaña de Enrique Emilio Ángel y lo comprometieron "a que si salía elegido debía darle unos tres meses al estudiante para que asistiera a la Cámara". Como resultado de esa alianza, los paramilitares se adueñaron de la alcaldía de Palestina luego de que se concertara una nueva reunión entre Báez, Alberto Guerrero y Enrique Emilio Ángel. 
La confesión de la comandante política de las autodefensas en Caldas develó cómo se sustrajeron enemigos electorales de los apadrinados por Báez y cómo se constreñía a la ciudadanía. Fue tanta la influencia que tuvo Emilio Enrique Ángel, que llegó a devolverle favores a los miembros de las Auc de la zona a través de los recursos de la Alcaldía de Salamina, entregándoles subsidios del Sisben. En la investigación de la Fiscalía se dice  que eran tan tos los favores que solicitaba Enrique Emilio, que llegaron a apodarlo "El intenso", pero además permitió esclarecer la cercanía que existía entre el senador Emilio Enrique Ángel y el ex jefe paramilitar ’Ernesto Báez’.

3 de febrero de 2010
©semana
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres