Blogia
mQh

amenazan a sacerdote


Sacerdote atribuye amenazas a alianza de agentes del Estado con paras. Las intimidaciones están en unos grafitos que han aparecido desde el pasado 22 de abril en la capital colombiana.
Colombia. El jesuita colombiano Javier Giraldo consideró hoy que las nuevas amenazas de muerte que ha recibido hacen parte de una serie de acciones contra defensores de los derechos humanos y comunidades vulnerables en las que es evidente la coordinación entre agencias del Estado y grupos paramilitares.
En todas ellas "es evidente la coordinación entre organismos de seguridad, fuerzas armadas del Estado y grupos paramilitares", sostuvo el sacerdote en respuesta a una declaración previa del gobierno sobre las intimidaciones de las que él ha sido víctima.
En un comunicado divulgado hace dos días, el vicepresidente colombiano, Francisco Santos, rechazó las amenazas contra Giraldo e instó a las autoridades judiciales a que investiguen el origen y responsabilidad de ellas.
Las intimidaciones están en unos grafitos que han aparecido desde el pasado 22 de abril en la capital colombiana.
Uno de ellos invita a una "acción nacional" en "contra del cura marxista", mientras que otra dice que "Javier Giraldo" es igual a "muerte".
Giraldo está vinculado con el Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep), de su orden religiosa, y también acompaña experiencias como la de la Comunidad de Paz de San José de Apartadó (noroeste), conformada por antiguos desplazados que en 1997 se declararon neutrales ante el conflicto armado interno.
En su réplica, el jesuita criticó que el vicepresidente Santos no haya hecho mención de unas "calumnias elaboradas en las Brigadas XVII y XV del Ejército" como factor previo a "la campaña difamatoria y amenazante que se expresa en los grafitos".
Son calumnias en la que "se trata de hacer aparecer a las comunidades de paz de Urabá y zonas humanitarias del bajo Atrato como apoyos o expresiones de la insurgencia, método muy característico de este gobierno para estigmatizar a quienes luego quiere destruir", rechazó Giraldo.
El sacerdote dijo que Santos también omitió referirse a los atentados y amenazas, secuestros e intentos de secuestro, ataques y chantajes a líderes de las mismas comunidades y sus acompañantes, entre ellos religiosos.
Son asentamientos de afrodescendientes y mestizos que reclaman los territorios colectivos que les han sido usurpados por empresarios agropecuarios apoyados por el gobierno, las fuerzas de seguridad y los paramilitares, resaltó Giraldo.

En este sentido observó que la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, que acompaña a estas comunidades, considera de "elemental justicia" apoyarlas en sus reclamos territoriales.
Los paramilitares implicados "revelan una fuerza y una expansión muy grande y no están en extinción como lo afirma el señor vicepresidente", apuntó el religioso.

6 de mayo de 2010
5 de mayo de 2010
©semana
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres