Blogia
mQh

presentan proyecto de barrio travesía


Emoción y gratitud con las Madres. Hebe de Bonafini presentó el Empalme. Del acto participaron los habitantes de la comunidad qom (toba) que habitan desde hace 30 años el asentamiento irregular. Allí se construirán 500 viviendas que serán levantadas por los propios moradores. La inversión es de la Nación.
Argentina. Emoción fue lo que sobró en el acto de presentación del Proyecto Barrio Travesía, que desarrollará la Fundación Madres de Plaza de Mayo en Juan José Paso y Travesía. Con Hebe de Bonafini como figura emblemática, estuvieron las autoridades municipales y nacionales pero el dato predominante fue la presencia de la comunidad qom. "Con esta iniciativa se cumple un sueño. Yo sé que esperaron mucho tiempo. Las madres sabemos que los pueblos originarios fueron siempre olvidados, también por nosotras. Perdón por eso", dijo Hebe y recibió un aplauso atronador. Más tarde, los rostros se inundaron de emoción cuando Celia Medina, de la comunidad qom, tomó la palabra para agradecer "a las madres y a todas las autoridades". "Cuando tuvimos que abandonar las tierras de nuestros ancestros en busca de un futuro encontramos marginalidad, pobreza y desinclusión. Pero hoy, muchos años después, y fruto de una larga lucha, los sueños de una vida mejor empiezan a concretarse. Gracias Madres, por ser la llave y el motor de nuestra esperanza".
De la presentación del proyecto de urbanización de Empalme Graneros participaron el intendente Miguel Lifschitz, junto al secretario de Obras Públicas y Planificación de la Nación, José Francisco López, y Hebe de Bonafini. El plan prevé la autoconstrucción de 500 viviendas para una parte de la comunidad Qom rosarina, que hace más de 30 años reside en el asentamiento irregular, donde ya se comenzó a preparar el terreno para la construcción de las primeras 265 viviendas. La inversión la hace el gobierno nacional, por 104 millones de pesos; mientras el Servicio Público de la Vivienda municipal tendrá a su cargo la supervisión y certificación de las obras, como así también la capacitación de hombres y mujeres qom que se encargarán de los trabajos de edificación. En tanto, la coordinación y dirección de obras será realizada por los equipos técnicos de la Fundación de Madres, que proyectó el barrio mediante la Misión Sueños Compartidos.
"Estamos felices de poder iniciar esta tarea en Rosario. Es por nuestra querida presidenta Cristina de Kirchner que podemos hacer realidad todo esto; pero el intendente también trabajó con todo su gabinete para lograrlo. Más allá de las diferencias políticas que podamos tener, a todos nos interesan ustedes", dijo Bonafini a los presentes. Y subió la apuesta: "Este es nuestro primer proyecto aquí, pero no será el único. La gente que sigue inundada, los compañeros que no tienen casa y están viviendo en la humedad, y los integrantes de otras comunidades, también merecen que construyamos para ellos. Nos comprometemos con eso, porque la Patria se hace construyendo".
En varias oportunidades, Hebe se encargó de remarcar que el plan presentado no debe ser llamado "plan de viviendas sociales". "Son viviendas como todos pretendemos, porque tenemos el derecho de tenerlas. Así que hay que luchar siempre por esos derechos", instó. "No sé cuántos millones dijeron que cuesta concretar este proyecto; pero la plata no es lo más importante, lo más importante es que López pague...", dijo en referencia al representante del Gobierno Nacional; y las risas se hicieron oír.
También estuvo presente el diputado nacional por Santa Fe, Agustín Rossi, quien agradeció "a Hebe por todo el esfuerzo y la militancia en la historia del país". Y resaltó: "Hoy estamos integrando a la trama urbana de Rosario a un sector de los pueblos originarios. Este es el lugar que merecen para tener sus viviendas", apuntó.
El acto de presentación se hizo bajo un sol radiante, que hacía resplandecer el colorido de las vestimentas de los niños que bailaron sus danzas tradicionales para el público y las autoridades presentes. Centenares de integrantes de la comunidad Qom -cuya denominación criolla es toba- se concentraron en Juan José Paso y Travesía, donde se anunció lo que esperaron durante más de 30 años. Los funcionarios locales y nacionales coincidieron en que se trata de la "reparación de una histórica deuda" con las entidades originarias asentadas en Rosario.
Por su parte, el intendente recordó que la iniciativa deriva de un convenio suscripto entre la municipalidad y la Fundación Madres Plaza de Mayo y aprobados por la secretaría de Obras Públicas de la Nación. "Este proyecto de urbanización surgió con la suma de muchas voluntades, sin especulación política, porque esta gente está aquí desde hace años; y la solución llegó de un lugar que no nos habíamos imaginado al principio: de la Fundación de las Madres de Plaza de Mayo", señaló Lifschitz.
Por su parte, López prometió que la de ayer, "no será la única visita que hará este Gobierno al barrio Travesía de Rosario". Además, el funcionario nacional explicó cómo serán los plazos de edificación. En la primera etapa se construirán 256 viviendas, el Centro de Atención Primaria, destacamento policial, la escuela, el polideportivo, el templo y un SUM. El tiempo estimado para esta etapa es de entre 18 y 20 meses. Estas obras se levantarán en el predio de 8 hectáreas entre Juan José Paso, Travesía, Almafuerte y las vías del ferrocarril Mitre, sobre un terreno fiscal y otros dos adquiridos por la Fundación Madres de Plaza de Mayo. En tanto, la segunda etapa será para edificar otras 244 viviendas, en terrenos a definir. Mirta Levin, secretaria de Planeamiento municipal, aseguró a este diario que "se está trabajando en esa búsqueda".

Informe de Lorena Panzerini.

9 de mayo de 2010
8 de mayo de 2010
©rosario 12
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres