Blogia
mQh

un espía en la intendencia


Denuncian que un funcionario de la municipalidad de Hurlingham fue agente de inteligencia. Andrés Antonio Raiola se desempeña como representante del Ejecutivo en el Consejo para la Persona con Discapacidad y en el Plan Argentina Trabaja. Figura como agente civil durante la dictadura en los listados del Batallón 601 que fueron desclasificados.
[Victoria Ginzberg] Argentina. Andrés Antonio Raiola es empleado de la Municipalidad de Hurlingham. Se desempeña como representante del Ejecutivo en el Consejo para la Persona con Discapacidad y está ligado a la implementación del Plan Argentina Trabaja. El concejal Adrián Eslaiman, de Nuevo Encuentro, denunció ayer que ese funcionario fue miembro del Batallón 601 durante la última dictadura militar. El dato surge de los listados desclasificados a principios de este año. Allí figura Raiola como personal civil de inteligencia. Cumplía funciones, según el documento, como agente de apoyo y procesamiento.
Durante la sesión del Concejo Deliberante local de ayer, Eslaiman presentó un proyecto de declaración para repudiar la presencia de Raiola en el municipio y un pedido de informe en el que solicita que el intendente peronista Luis Emilio Acuña clarifique, entre otras cosas, en qué día, mes y año se produjo la incorporación a la plantilla de personal o fue contratado Raiola y cuáles fueron las aptitudes tenidas en cuenta para su designación. También se pregunta si la presencia del ex agente "debe ser interpretada en línea con la decisión explícita de negarse a crear en el ámbito municipal el área de Derechos Humanos y Políticas de la Memoria, que desarrollan la mayoría de los Ejecutivos municipales de la provincia, en consonancia con las políticas del gobierno nacional". Estuvo acompañado por representantes de organismos de derechos humanos, entre otros de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, la Comisión de Ex Detenidos y Desaparecidos de Mansión Seré, la Comisión de Derechos Humanos de Ituzaingó y la Comisión de Secuestrados y Desaparecidos de Campo de Mayo.
Cerca del intendente aseguraron que, luego de la denuncia del concejal de Nuevo Encuentro, el intendente Acuña pidió informes sobre el funcionario cuestionado. Alegaron que el empleado municipal habría sido "administrativo" del Batallón en "septiembre de 1983" y que trabaja en la intendencia desde 2006 "cubriendo el cupo por discapacidad". Agregaron que el hombre en cuestión "estaría tramitando su jubilación".
En los fundamentos de su proyecto, el concejal del partido que lidera Martín Sabbatella recordó que "el Batallón de Inteligencia 601 fue el núcleo central del plan sistemático de exterminio llevado a cabo por la dictadura militar: se especializaba en hacer inteligencia sobre todos aquellos grupos y personas que consideraba subversivos, utilizando técnicas de infiltración, seguimientos, secuestros, torturas y desaparición final mediante el asesinato de los cautivos y el ocultamiento o destrucción de sus cuerpos". Eslaiman señaló que "los agentes de apoyo y procesamiento eran los encargados de analizar y clasificar la información que era luego utilizada por los grupos de tareas para planificar los operativos de secuestro".
"Hurlingham es un triángulo rodeado por el Colegio Militar, Campo de Mayo y la Base Aérea de El Palomar. Aquí viven los médicos que hicieron los partos en Campo de Mayo, aquí Videla fue catequista, aquí hubo un pacto de silencio entre familias tradicionales y el poder político local. Desde que Hurlingham es partido lo gobernó, primero, un intendente que fue servicio de la SIDE durante la dictadura, Juan José Alvarez, y ahora uno que se denomina de centroderecha. Aquí jamás hubo un acto oficial por el 24 de marzo. Hay 69 desaparecidos y ni una sola placa, aunque sí hay una placa para Aramburu", dijo Eslaiman a Página/12.

15 de mayo de 2010
©página 12
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres