Blogia
mQh

uribe quiere tapar espionaje


Afirman que denuncia de Colombia contra Caracas busca ‘tapar’ espionaje. El ex jefe del servicio secreto colombiano dijo que la denuncia de que guerrilleros de las Farc se ocultan en Venezuela es una "cortina de humo".
Colombia. El ex jefe del servicio secreto colombiano Ramiro Bejarano afirmó hoy que el presidente Alvaro Uribe debe responder por el espionaje de ese organismo a magistrados, políticos y periodistas, y que la actual crisis con Venezuela fue propiciada para ocultar la presunta responsabilidad del mandatario.
Bejarano dijo a la cadena radial RCN que cree que la denuncia del gobierno colombiano en el sentido de que guerrilleros se ocultan en Venezuela fue una "cortina de humo" frente a las declaraciones de un ex funcionario del servicio secreto que comprometen a Uribe.
Colombia hizo la denuncia ante la prensa el 15 de julio y el jueves pasado la formalizó en la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington, tras lo cual Venezuela respondió con la ruptura de las relaciones diplomáticas.
Según Bejarano, la controversia que se ha presentado en los últimos días entre los dos países hizo que la prensa no prestara atención a la indagatoria rendida por Fernando Tabares, un ex funcionario del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS, servicio secreto) que está preso por el caso.
Tabares, que fue jefe de inteligencia del organismo, mencionó a Uribe en una declaración que rindió en sesiones efectuadas entre el 9 y el 13 de julio. Se trata de la primera vez que el nombre del presidente es citado en este caso.
De acuerdo con Tabares, el secretario general de la Presidencia, Bernardo Moreno, les dijo en un desayuno a él y a la ex directora del DAS María del Pilar Hurtado que el jefe de Estado quería estar enterado de las actividades de varios personajes, entre ellos los dirigentes de la oposición Piedad Córdoba y Gustavo Petro y del periodista Daniel Coronell.
El ex funcionario dijo que el desayuno fue a comienzos de septiembre de 2007 y que Moreno fue informado por el DAS de que en el caso de los políticos esos seguimientos ya se estaban efectuando.
Tabares afirmó en una indagatoria anterior que Hurtado le dijo que los seguimientos debían hacerse "por requerimiento de la Casa de Nariño (sede de gobierno)", pero en su declaración de este mes mencionó directamente a Uribe.
Bejarano dijo que eso demuestra que el Presidente está involucrado y que tiene la responsabilidad política de lo ocurrido, pues a su entender hubo "una empresa criminal de desprestigio contra todo el que se opusiera a las políticas oficiales".
El espionaje se denunció en febrero de 2009, cuando una revista publicó declaraciones de ex funcionarios del DAS sobre escuchas ilegales y seguimientos a magistrados de la Corte Suprema, líderes de los partidos de oposición y periodistas.
La Fiscalía General abrió una investigación en contra de cuatro ex directores del DAS y llamó a declarar a altos funcionarios y ex funcionarios del gobierno.
El ente acusador de la justicia colombiana citó al viceministro de Defensa, Jorge Mario Eastman, y a los secretarios de Prensa y del Departamento Jurídico de la Presidencia, Cesar Mauricio Velásquez y Edmundo del Castillo, respectivamente, así como a José Obdulio Gaviria, ex asesor de Uribe.
Según se informó en su momento, el fiscal del caso decidirá tras escuchar a los cuatro citados si hay méritos o no para vincularlos penalmente al caso.
Hurtado ha afirmado que durante su gestión, entre agosto de 2007 y octubre de 2008, el servicio secreto hizo averiguaciones sobre actividades de magistrados del Supremo ante sospechas de penetración de dinero del narcotráfico en el tribunal.
La ex directora del DAS dijo que la petición fue hecha por el secretario Moreno, quien la próxima semana debe rendir declaración ante la Procuraduría General (Ministerio Público).
El DAS depende directamente de la Presidencia, aunque el gobierno asegura que no tiene nada que ver con el espionaje.

24 de julio de 2010
©la tercera
rss



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

claudio lisperguer -

A días de dejar la presidencia, Uribe provoca un gravísimo conflicto diplomático con la aparente intención de orientar el curso de la guerra de exterminio contra las guerrillas. Santos no ha caído en la trampa, desautorizándolo. Uribe no ha logrado proteger a ninguno de los más de 90 de sus compañeros de partido investigados por narcotráfico y nexos con paramilitares, su primo está preso, su hermano será investigado por dirigir un escuadrón paramilitar, todos sus ex jefes de inteligencia están siendo investigados, algunos de ellos por homicidio. Para coronar sus logros, hoy declaró Fernando Alonso Tabares, ex jefe de inteligencia del DAS, que las órdenes de espionaje ilegal de opositores provenían todas del presidente Uribe -lo que es motivo de destitución. Uribe actúa como alguien que siente el aliento en la nuca.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres