Blogia
mQh

nuevo fallo contra jefes de la dina


Suprema dicta nuevo fallo contra ex cúpula central de la Dina. El general (r) Manuel Contreras fue condenado a cinco años por la desaparición de un miembro del comité central del MIR. Los demás involucrados en el caso, en tanto, recibieron cuatro años.
Santiago, Chile. Los ministros de la segunda sala penal de la Corte Suprema Jaime Rodríguez, Hugo Dolmestch y Carlos Künsemüller dictaron la condena definitiva contra la ex cúpula de la desaparecida Dirección Nacional de Inteligencia (Dina) por el secuestro y posterior desaparición de Anselmo Radrigán Plaza, miembro del comité central del Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR), ocurrida desde el 12 de diciembre de 1974.
Esto con el voto en contra de los magistrados Nibaldo Segura y Rubén Ballesteros quienes fueron del parecer de prescribir la acción penal.
El máximo tribunal dictó cinco años de presidio para Manuel Contreras. En tanto el brigadier (R) Pedro Espinoza, Marcelo Moren Brito, Rolf Wederoth, Miguel Krassnoff y Baclay Zapata fueron condenados a cuatro años de cárcel. Todos recibieron el beneficio de la libertad vigilada.
El 19 de mayo de 2008, el ministro en visita Alejandro Solís -quien investigó esta desaparición- sentenció a Contreras a 15 años de cárcel y a 10 años al resto de los involucrados; penas que luego fueron confirmadas en abril del año pasado por la Tercera Sala de la Corte de Apelaciones.
La sustancial rebaja de condena realizada por la Suprema se debe a que la sala penal, en voto de mayoría, acogió la figura de la "media prescripción", que bajó los grados de las penalidades.

3 de agosto de 2010
©la tercera
rss


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

claudio lisperguer -

Los ciudadanos de a pie leemos en la prensa que el estado chileno ha suscrito todos los tratados internacionales concernientes a los ddhh, incluyendo los que prohíben aplicar amnistía o prescripción los autores de delitos en este ámbito. Se hace muy difícil comprender la conducta de estos jueces, que todavía siguen aplicando criterios que nuestro propio estado estima ilegales y que terminan invariablemente favoreciendo a los peores criminales que hemos conocido en nuestra historia. Su destitución depende del presidente de la república, que la puede solicitar a la CS por administración torcida de la justicia o prevaricación. Según el Pacto de Derechos Civiles y Políticos (1966) es indiferente si los estados nacionales hayan incorporado o no en sus legislaciones estos delitos. Son delitos, y retroactivamente, cuando constituyen violaciones del derecho internacional. Dan pena y rabia estos jueces pinochetistas y mediocres, y la complicidad del gobierno.

claudio lisperguer -

Chile ha ratificado todos los tratados internacionales pertinentes que convierten en ilegal la aplicación de la prescripción penal o media prescripción en los delitos de ddhh. Es indignante que el gobierno permita que nuestros propios jueces se pasen el derecho internacional por el sobaco.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres